10 lecciones de un emprendedor

Foto: Reuters.

10 lecciones para un emprendedor con futuro, que salen de la experiencia personal del autor. Conócelas.

 

 

 

Al crecer una empresa hasta 500 empleados en menos de 3 años y levantar más de 30 millones de dólares en financiamiento, se aprende mucho. Se aprende aún más cuando el mercado cambia y tienes que reducir el tamaño de la compañía significativamente y manejarla con recursos limitados.  A continuación comparto algunas de las lecciones que aprendí:

 

1-     Elige bien a tus inversionistas

Los inversionistas que elijas van a ser tus socios mientras viva tu empresa. Busca inversionistas que compartan tu visión y que tengan objetivos de retorno alineados con los tuyos. No te enfoques sólo en la valuación y elige inversionistas que complementen tus conexiones, y que te puedan ayudar a conseguir clientes, proveedores o una ventaja competitiva.

 

2-     Elige bien a tus socios

Busca socios que complementen tus habilidades, a quienes respetes profesionalmente y con quienes compartas una visión similar para el futuro de la empresa. Trabajar con amigos no deja de ser una buena opción, siempre y cuando tengan roles y responsabilidades claras. Una buena idea es probar unos meses antes de comprometerse a tiempo completo con la iniciativa para asegurarse de que trabajen bien juntos.

 

3-     Elige bien a tus empleados

Los primeros empleados van a definir la cultura de la empresa. No tomes el camino fácil, y sólo contrata a gente que comparta tu visión y pasión por lo que la empresa puede ser. La personalidad tiende a ser más relevante que la experiencia formal; por supuesto que la experiencia es importante, pero en un emprendimiento necesitas gente versátil y dispuesta a adaptarse a distintas situaciones y cumplir varios roles a la vez. Si te equivocaste eligiendo a una persona, no tengas miedo de cambiar tu decisión.

 

4-     Elige bien tu modelo de negocios

Si bien hay empresas muy exitosas, como Facebook y Twitter, que crecieron muchísimo antes de tener un modelo de monetización claro, éstas son excepciones que pasan muy poco frecuentemente. Tener un modelo de negocios sostenible te va a permitir crecer de forma más segura, levantar dinero más fácilmente y flexibilidad para manejar tu empresa. Generar flujo de caja positivo te dará mucha opcionalidad como emprendedor.

 

5-     No tengas miedo de cambiar, pero no cambies todo el tiempo

La idea original que tengas no será necesariamente la forma final que tome tu empresa. Escucha a tus clientes (si estás en una empresa online, lee el feedback de tus usuarios todos los días), mide las principales métricas de tu negocio y adapta tu idea. Si bien el concepto de pivoting es bueno, tampoco cambies de idea toda las semanas. Enfócate en el objetivo principal que decidiste alcanzar con tu emprendimiento.

 

6-     Si tu empresa esta creciendo no significa que tienes que contratar gente a la misma velocidad

El crecimiento en número de clientes y/o ingresos no necesariamente tiene que estar acompañado de un crecimiento exponencial en personal. Mantén una barra alta para contratar más gente. Trata de estar involucrado en todas las decisiones finales de contratación. Si conoces gente que te parece que podría ser una buena adición para tu empresa, pero todavía no tienes un puesto para ellos, mantente en contacto y a medida que el proyecto tome forma podrás contratarlos.

 

7-     No lideres por consenso

Recuerda siempre que nadie está tan invertido en el proyecto como tú, por lo cual no tengas miedo de tomar decisiones. Esto no debe ser confundido con no escuchar las opiniones de tu equipo, inversionistas y mentores. Sin duda, tienes que estar preparado para escuchar y para cambiar de opinión, pero las decisiones por consenso por lo general no dejan a nadie conforme ni con responsabilidad final. Toma decisiones y sé responsable por el resultado de las mismas.

 

8-     No confundas levantar dinero por tracción

Muchas empresas publicitan haber levantado dinero. Si bien es un paso importante en la historia de una empresa, obtener financiamiento no garantiza nada. Cada dólar que levantas es un dólar que tiene que rendirle a los inversionistas. Considera levantar dinero como una responsabilidad y un medio para cumplir los objetivos de tu emprendimiento y no como un objetivo final.

 

9-     Elige algo que te divierta

Sin duda, es más fácil empezar algo en una industria donde tengas experiencia y conexiones. De cualquier forma, un emprendimiento significa muchísimo esfuerzo y largas horas de trabajo. Elige un área en la que tengas pasión, trabaja con gente que te inspire y trata de que tu emprendimiento tenga un fin social desde su lanzamiento, eso te va a ayudar a motivarte.

 

10-                        La suerte juega un rol

El éxito de tu emprendimiento no sólo depende de que la idea sea buena, sino también de la situación del mercado, factores macro-económicos y el rendimiento de la competencia, entre otros. Cuando las cosas vayan muy bien, no tomes todo el crédito, ya que también haz tenido suerte entre otros emprendedores trabajando duro y con buenas ideas. De igual forma, cuando las cosas no vayan tan bien, no pierdas foco y sigue creyendo en ti y tu equipo.

 

 

Contacto:

Email: matias@marbventures.com

Twitter: @matiasrecchia

Página: www.iguanafix.com, www.vostu.com,

Linkedin: http://www.linkedin.com/in/matiasmrecchia