Emprender del fracaso: César Dabián

César Dabián. (Foto: Emprendiendo)

César Dabián, emprendedor mexicano; revolucionario alfabetizador de la educación financiera y empresarial en México, fundador de la marca Emprendiendo®, conferencista, articulista y experto en emprendedurismo. Con tan sólo con 35 años de edad, se tomó el juego muy en serio.

 

 

 

Emprendiendo® surge inicialmente para satisfacer una necesidad personal. En el año 2002, en México únicamente existían juegos de mesa comerciales y todos muy lejos de ser un juego de negocios serio, por lo que carecían de la realidad que pretendía encontrar, actualmente el monopolio es todo, menos un modelo de negocio que se desee difundir.

El reto de César era crear herramientas lúdicas que pudieran transmitir conocimientos, con las que se pudiera practicar de una manera lo más apegada posible a la realidad, pero sin arriesgar dinero de verdad, por lo que el proyecto de Emprendiendo® dio inicio el mismo día que lo pensó, se sentó en su escritorio y comenzó a trabajar en el.

Emprendiendo®, empresa mexicana de capital privado, ha dedicado más de 10 años a fomentar la cultura financiera y empresarial en niños y adultos, logrando perfeccionar la experiencia de aprender a emprender mediante divertidos e innovadores juegos y simuladores de negocios, físicos y online; productos altamente actualizados con contenidos de la más alta calidad, obteniendo el respaldo y soporte de empresas mexicanas y transnacionales como Café Punta del Cielo®, Steren®, Microsoft®, Lufthansa®, PayPal®, BBVA Bancomer®, Yahoo! ®, Peugeot®, Feher & Feher®, Meliá®, Adecco®, entre otras.

La esencia de Emprendiendo® es representar la pasión y el placer que encierra la libertad, es la seducción que ejerce sobre todos nosotros al hecho de trascender, ingenio que sobrepasa los límites impuestos por la sociedad, y a veces, por nuestros propios temores; es para quien ve la cultura emprendedora como un estilo de vida elegido por convicción.

De ser un simple juego de mesa, Emprendiendo® se convirtió en la línea lúdica de educación financiera y empresarial más vendida en América Latina, actualmente en más de 300 puntos de venta en la República Mexicana, incluyendo franquicias, almacenes y librerías de prestigio.

 

Hacer que las cosas sucedan

Después de varios meses de desarrollo, César aprovechó su empleo formal para financiar el proyecto, sin embargo no era suficiente dinero el que ganaba, por lo que tuvo que duplicar esfuerzos y trabajar en Emprendiendo® inclusive de madrugada. El esfuerzo rindió frutos cuando lo ascendieron como Director de Mercadotecnia, lo cual le permitió inyectar más recursos económicos al proyecto; un día después de su ascenso, contrató a las primeras dos vendedoras que colaboraron, Viridiana Villagómez y Victoria Romero, fueron ellas quienes lograron que hoy Emprendiendo® sea una realidad.

Su primer lección emprendedora fue delegar y tuvo que hacerlo de manera obligada por que tenía un empleo el cual debía cuidar para seguir financiando la operación de Emprendiendo®. Fue entonces que Viridiana y Victoria, visitaron a cerca de 400 empresas, de las cuales 380 dijeron que no pero lo importante fue que 20 empresas sí creyeron en ellos y en el proyecto, por lo que fueron suficientes sponsors para iniciar, las primeras marcas que creyeron en Emprendiendo® fueron Microsoft® y Steren®, mismas que continúan apoyando.

Como emprendedor de un proyecto social, la responsabilidad se duplicó, ya que construir una empresa en dónde lo que se promueve es el emprendimiento, es deber de la misma ser congruente con lo que promueve y con las acciones que se realizan en ella, por lo que el objetivo a lograr es que cada empleado contratado se convierta en empresario a corto plazo.

 

Ser emprendedor, un estilo de vida

A los 5 años de edad, desahuciaron a su madre, por lo que ella hizo todo lo posible por hacer de él una persona independiente, así que comenzó a vender todo lo que ella le daba, a partir de ese momento, aprendió que cada uno puede generar su propio ingreso.

Emprender le ha dado grandes satisfacciones y también dolorosas lecciones. Es lo que lo mantiene con la adrenalina siempre arriba, lo que le impide cerrar los ojos para descansar un poco más, para despertar y hacer lo que más le encanta: trabajar y disfrutar de la vida.

Para emprender necesitó una idea, un gran equipo que creyera en el proyecto, que fue integrado por colaboradores directos e importantes empresas que los apoyaron para lograrlo, pero sobre todo: un deseo indomable, mucha paciencia y coraje para trabajar todos los días, resistir el rechazo y superar la frustración.

 

El sabor de la bancarrota y del éxito

El fracaso siempre le supo a un sabor de aprendizaje, que por supuesto la mayoría de las veces y sobre todo en el mundo empresarial, el aprendizaje es doloroso. En su caso, la última bancarrota fue tan dolorosa, que lo único que le provocó fue un coraje tan grande que lo obligo a salir de ella y desear con toda su alma no volver a estar en esa situación jamás, por lo que únicamente ha probado a qué sabe el trabajo constante y perseverante con un sabor a satisfacción por saber que lo que hace puede ayudar a alguien más, por el momento dice aún no distinguir el sazón del éxito.

 

Nunca dejar de creer

Nunca perder la fe le hizo nunca ver obstáculos, siempre encontró retos por vencer, sin embargo, si tuviera que mencionar un obstáculo, tendría que decir que ese obstáculo era el mismo, aprendió que uno mismo puede ser su mejor amigo, pero también su peor enemigo, si así lo decide uno.

La situación más difícil que vivió ha sido recuperarse después de quebrar una empresa que le generaba hasta medio millón de pesos al día. Cuando lo perdió todo, también perdió su seguridad y estima, sólo esperó a sentirse fuerte y continuar, recuperarse personalmente le tomó casi 2 años.

Para César fue muy difícil iniciar Emprendiendo®, sin dinero, incluso para comer; era muy difícil concentrarse en el desarrollo del proyecto cuando en su mente sólo existía una cosa: una tremenda arrachera acompañada de papas, sin embargo, aprendió a obtener lo necesario para quitarse esa distracción, dedicándole muy poco tiempo de trabajo directo.

 

En sus propias palabras:

  • México, un país emprendedor. “Lo hemos sido desde épocas prehispánicas. En México el comercio ha sido parte de nuestra esencia, la Ciudad de México por ejemplo; la gran Tenochtitlán, se convirtió en una de las mayores ciudades de su época en todo el mundo, precisamente porque una de las actividades más importantes de su economía radicaba en el comercio, sin embargo, como país de emprendedores y gente de negocios, debemos mejorar la manera de hacerlo. Profesionalizar nuestra actividad es inminente para crecer como país y sustentar nuestros negocios en una economía sólida.”
  • Conocimientos, bien patrimonial. “Considero que las opciones de capitalización son tan amplias como la creatividad y depende directamente del modelo de negocio del que lo emprende. En mi caso, utilicé mis conocimientos como moneda de cambio y los intercambié por cursos, talleres, conferencias y un empleo bien remunerado.”
  • El mejor consejo es: “Dejar de pedir consejos y seguir nuestra intuición, lo más importante que he aprendido hasta hoy, es que los negocios no son una ciencia exacta, por tanto debemos estas atentos a cualquier señal que pueda dirigirnos hacia la meta, sin olvidar que todo plan puede cambiar, pero el objetivo debe estar tatuado en la misión de la empresa.”

 

Los errores más comunes de un emprendedor

Para César Dabián, éstos son los eerores más comunes que cometen los emprendedores:

  1. Sobreestimar las ventas, subestimar los gastos y gastar alegremente
  2. Comentar ideas sin protección
  3. Confundir los gastos personales con los de la empresa
  4. No contar con suficientes fondos para el capital de trabajo de por lo menos 6 meses.
  5. Generar alianzas entre empresas con intereses opuestos
  6. Comenzar proyectos sin haber consolidad los anteriores
  7. No delegar, o no hacerlo a las personas adecuadas y sin supervisión.

 

Recomendaciones:

  • Un libro: Viva como un verdadero millonario, de Thomas J. Stanley, PH. D.
  • Cita: “Para lograr tu desarrollo, es necesario emprender y tomar acción ahora. Lo importante es decidir empezar y decidir continuar.”

 

 

Contacto:

Facebook: facebook.com/stephanielewiss

Twitter: @yameroenForbes

E-mail: stephanie.lewis@iqempresarial.com.mx

  • Aline

    Tengo el honor de haber conocido a César, su historia es inspiradora y me ha motivado a seguir mi propio camino en el mundo emprendedor. Siempre que me entero de algún artículo publicado por él o de algún miembro de su equipo de trabajo, no tardo en correr a leerlo, siempre son aleccionadores.
    Por otro lado si quiero comentar que éste artículo en especial esta muy mal redactado y no haría la mención si no me hubiera dejado la sensación de que por errores de puntuación y corrección de estilo, resta mérito a la historia en si. Ojalá tengan mas cuidado con esto.

    • Ernesto

      Gracias por compartir esta historia. Me hace pensar que sí se puede salir adelante a pesar de los contratiempos que nosotros los emprendedores encontramos al andar.

      • Ernesto, buenas tardes. Muchas gracias por tu comentario, me da mucho gusto que la historia te haya gustado, por supuesto que se puede salir adelante a pesar de los retos que nos impone la vida. Cada lunes les estaré platicando una historia sobre emprendimiento, espero tus comentarios. ¡Un abrazo! 🙂

    • Aline, buenas tardes. Comparto tu opinión, César es una persona extraordinaria que sabe inspirar y motivar a continuar con nuestro camino emprendedor; también lo conozco desde hace un par de años, lo admiro y hoy tuve el honor de contar su historia. Agradezco infinitamente tu comentario, pondremos más atención en los errores que mencionas. ¡Un abrazo!

  • Nadia

    Es una de las historias de éxito más increíbles que he tenido la oportunidad de leer. Felicito ampliamente a César por tener ese empuje, determinación y fe dignas de ser ejemplo para los que vamos empezando.

    Muchísimas Felicidades por todos los logros (ojalá César pudiera ver mi comentario) y por supuesto que me acabo de convertir en una fiel seguidora de este emprendedor incansable así como de su marca y productos realmente innovadores (estuve prácticamente dos horas revisando todo lo que hay), el fin de semana acudiré junto con mi familia a la tienda que mencionan se encuentra en WTC México para realizar compras interesantes y sobre todo inteligentes.

    Saludos y bendiciones!!

    • Hola Nadia. Dicen por ahí: Más vale tarde que nunca. Hoy he leído tu comentario y mis palabras no serán suficientes para agradecerte lo que me regalaste con él. Comentarios como el tuyo me inspiran aún más a seguir adelante, a no claudicar y reafirmar la misión de Emprendiendo.
      Te envío un saludo sincero y un abrazo emprendedor.
      Posdata: Ahora soy yo el que desea que algún día leas mi comentario.

  • Nadia, buenas noches. Muchas gracias por tu comentario, me da mucho gusto que la historia te haya gustado. Ojalá te puedas dar una vuelta pronto a WTC, sin embargo, también puedes realizar compras en línea. Le haré llegar tu comentario a César, nuevamente, mil gracias por tus palabras. Cada lunes estaré platicando sobre emprendedores y emprendimiento, espero tus comentarios. ¡Mucho éxito en tu camino emprendedor, abrazo!