6 de cada 10 millennials dejarán su trabajo en 2020

Es en la década de los veinte que los jóvenes realizan más compras desmedidas. (Foto: Reuters)
Es en la década de los veinte que los jóvenes realizan más compras desmedidas. (Foto: Reuters)

44% de los Millennials afirman, que si les dan a escoger, esperarían dejar a su empleador actual en los próximos dos años, según Deloitte.

La preocupación ante falta de desarrollo en capacidades de liderazgo y de su percepción sobre ser ignorados, son factores que orillan a los Millennials a cambiar de carrera en el corto plazo, indicó Deloitte.

Según una encuesta de la firma, el 6 de cada 10 Millennials dejará su trabajo en 2020, 44% de los Millennials afirman, que si les dan a escoger, esperarían dejar a su empleador actual en los próximos dos años.

El deseo de abandonar su actual empleo dentro de los próximos cinco años es mayor entre los Millennials en mercados emergentes (69%) que entre los de economías desarrolladas (61%), según Deloitte.

Los Millennials mantienen en alta estima a la empresa, el 73% sostienen que la empresa tiene un alto impacto en la sociedad en su conjunto.

El 63% de Millennials sienten que sus capacidades de liderazgo no han sido desarrolladas completamente, y un 71% piensan dejar su empleo en los próximos dos años.

“Los Millennials le conceden mayor importancia al propósito de una organización por encima del éxito económico, permaneciendo fieles a sus valores y a las oportunidades para su desarrollo profesional. Los líderes requieren demostrar cómo valoran estas prioridades, o sus organizaciones estarán en riesgo de perder una amplia parte de su personal”, Asevera Punit Renjen, CEO de Deloitte Mundial.

Estos resultados se obtuvieron a través de 7,700 encuestas a Millennials de 29 países entre septiembre y octubre de 2015.

Deloitte indicó que factores como el deseo de flexibilidad y diferencias de los valores corporativos, tienen influencia sobre la opinión y comportamiento.

“En la generación pasada, muchos profesionales cuidaban su relación de largo plazo con el empleador, y pocos habrían soñado con decirle ‘no’ a superiores que les pidieran realizar algún proyecto”, comentó.