Actividad manufacturera en México crece ligeramente

Foto: Reuters

El índice del sector registró un avance marginal a 50.8 puntos desde 49.7 en julio, indicó HSBC.

 

El Índice del Sector Manufacturero Mexicano PMI de HSBC aumentó a 50.8 puntos en agosto desde 49.7 en julio, lo que impulsó a mantener la expectativa sobre que el crecimiento de la economía para el 2013, aunque de forma más moderada, señala la institución financiera a través de un comunicado.

El índice PMI reúne los resultados de cinco subíndices que realizan un seguimiento de los cambios en los nuevos pedidos, la producción, la ocupación laboral, los plazos de entrega de proveedores y las existencias de compras.

A pesar de que las condiciones en el sector manufacturero registraron un ligero crecimiento, la contracción en julio fue un factor determinante para la desaceleración en la actividad.

La producción y los nuevos pedidos avanzaron debido al aumento en la demanda y la subida de precios nacionales, sin embargo pese a que la tasa de expansión fue la más sólida en tres meses, se mantuvo por debajo del promedio.

Por el contrario, los precios de exportación cayeron por cuarto mes consecutivo.

En el rubro de precios, los costos de los insumos se aceleraron, en contraste con los precios de producción que tuvieron una ligera caída.

Las empresas aumentaron su producción por el incremento de la demanda de nuevos pedidos, no obstante, el incremento a la producción siguió la contracción registrada en julio.

Las existencias de productos terminados cayeron luego de dos meses consecutivos de acumulación y los pedidos de bienes siguieron en descenso.

Los insumos adquiridos por empresas de fabricación registraron el mayor avance registrado desde abril, en contraste con las existencias de compras que tuvieron cayeron al ritmo más rápido desde abril de 2011.

Por su parte, la ocupación laboral en el sector manufacturero registró un avance de un 8%, a modo general, la creación de empleos fue marginal y la segunda más débil en 19 meses.

La tasa de inflación se desaceleró en comparación con julio, sin embargo, por quinto mes consecutivo los fabricantes rebajaron sus precios de venta, a fin de poder concretar nuevas operaciones.