Aumenta la producción mexicana de maíz

Foto: Reuters

El maíz se recupera de las caídas presentadas durante el 2011, a pesar del clima desfavorable. El 90% de la producción es para consumo de los mexicanos.

Reuters

 

La producción de maíz en México creció un 21%  el año pasado, a 21.35 millones de toneladas, en línea con la expectativa del Gobierno, dijo el jueves un funcionario agrícola de alto nivel, recuperándose de los peores niveles en una década que registró en el 2011.

México, un importante productor de maíz pero que también realiza fuertes importaciones del grano para cubrir sus necesidades, había revisado hacia finales del año pasado su expectativa de producción de maíz ligeramente a la baja, a 21.5 millones de toneladas, por factores climáticos.

El director general del Fomento a la Agricultura de la Secretaría de Agricultura, Jorge Kondo, dijo que la producción se había recuperado respecto al 2011.

“Sí hubo una caída fuerte (en 2011) porque fue un mal temporal y aparte hubo heladas y sequías en los distritos de riego. Tanto que ahorita, casi todo el norte que tiene presa, incluyendo Sinaloa, Sonora, las presas están casi secas”, dijo Kondo.

Esto llevará a Sinaloa, el mayor productor del ciclo otoño-invierno a reducir su producción a unas 3 millones de toneladas este año desde las 3.5 millones del 2012. El funcionario no dio expectativas sobre la cosecha total de maíz para este año.

México tiene dos ciclos en su año agrícola: el otoño-invierno, en el que se inicia la siembra en octubre y se cosecha en mayo/junio, y el primavera-verano, que inicia siembra en marzo y cosecha en noviembre/diciembre.

Del total de la producción mexicana de maíz alrededor del 90 % es maíz blanco, que se destina a consumo humano, y el resto es maíz amarillo para consumo pecuario.

Tendencia al sur

Debido a los cambios en el clima, que han intensificado las heladas e intensificado los efectos de las sequías en el norte del país, en el ciclo pasado México empujó su producción de maíz hacia el sur-sureste del país.

El reto es elevar el rendimiento por hectárea en esas zonas, que está en un promedio de 3 toneladas por hectárea, frente a las hasta 15 toneladas por hectárea que ha llegado a producir Sinaloa debido en parte al tipo de semilla que siembra.

Kondo dijo que se está preparando un programa para promover el uso de semilla de maíz de alto rendimiento en una área inicial de 200,000 hectáreas y aunque no tienen un estimado de en cuánto podría ayudar a elevar la producción, señaló que la idea es “dar brincos en la productividad”.