Baja inflación de EU en marzo

Foto: Reuters

Los precios al consumidor tuvieron su primera baja en cuatro meses, lo que daría margen a la Fed para continuar con su programa de estímulo.

 

Reuters

WASHINGTON.- Los precios al consumidor de Estados Unidos bajaron en marzo por primera vez en cuatro meses por un desplome en el costo de la gasolina, ofreciendo margen para que la Reserva Federal mantenga su estímulo monetario a fin de agilizar la reactivación económica.

El Departamento de Trabajo dijo que su índice de precios al consumidor bajó un 0,2 por ciento, descomprimiendo parte del incremento de 0,7 por ciento registrado en febrero.

Economistas encuestados por Reuters habían previsto una medición plana para el mes pasado.

En los 12 meses a marzo, los precios al consumidor crecieron el 1.5%, el menor incremento desde julio pasado. Los precios habían aumentado el 2.0% en febrero.

“En general, esto refleja un ambiente de demanda débil. No hay muchas presiones sobre los precios. Eso es bueno para que la Fed mantenga su política expansiva”, dijo Sam Bullard, economista de Wells Fargo en Charlotte, Carolina del Norte.

Descartando los rubros volátiles de energía y alimentos, los precios al consumidor subieron solo 0,1 por ciento tras avanzar 0.2% en febrero.

Eso implicó un incremento en los 12 meses a marzo de 1.9%. El llamado IPC subyacente había crecido 2.0% en febrero.

Los indicios de una inflación apagada podrían reforzar el caso a favor de que la Fed mantenga su política muy expansiva pese a las divisiones de los funcionarios por la continuación de las adquisiciones de activos.

Las minutas del encuentro de la Fed del 19 y el 20 de marzo publicadas la semana pasada reflejaron que el banco central se acerca a poner fin a sus compras de bonos hipotecarios y del Tesoro por 85,000 millones de dólares (mdd), que buscan deprimir el costo del crédito para alentar la creación de empleos.

Los indicadores sugirieron que el crecimiento se aceleró en el primer trimestre tras casi estancarse en los tres meses finales de 2012.

Pero, en una repetición de los dos años anteriores, la economía parece haber pisado un bache al final del trimestre enero-marzo. Los últimos datos, desde el mercado laboral hasta las ventas minoristas y las manufacturas, sugieren que el crecimiento económico se resintió hacia marzo.

La debilidad en gran medida se atribuye al ajuste fiscal del Gobierno, bajo la forma de menores ajustes salariales y profundos recortes del gasto público.

Un segundo informe, del Departamento de Comercio, dijo que los inicios de construcciones de casas subieron 7.0% el mes pasado a un ritmo anual de 1.04 millones de unidades, el mayor desde 2008.

No obstante, la subida de los inicios fue impulsada por el volátil sector de edificaciones para muchas familias, en tanto que los permisos de construcción futura se desplomaron 3.9%.

Eso sugirió una moderación de la actividad, tras un reporte del lunes que mostró un tercer mes seguido de declive en la confianza de los constructores en abril.

“El declive de los inicios de construcciones de casas para una sola familia y de los permisos es consistente con recientes indicios de que la recuperación inmobiliaria pierde algo de impulso”, dijo David Sloan, economista de 4Cast Ltd en Nueva York.