Banco de Japón, más optimista sobre economía

Foto: Reuters

La economía de Japón está comenzando a recuperarse moderadamente, dijo el BOJ en un comunicado.

 

Reuters

TOKIO.- El Banco de Japón mantuvo su política monetaria estable el jueves y ofreció un panorama más optimista de la economía debido a las crecientes señales de que los efectos positivos de la debilidad del yen y las políticas pro inflación del Gobierno están aumentando.

En una revisión trimestral de sus estimaciones de crecimiento a largo plazo, el banco central no hizo grandes cambios a su proyección de que la inflación subyacente al consumidor se acelerará en los próximos años hasta cerca de 2% en el año de negocios a marzo del 2016.

Como muchos esperaban, el BOJ votó de forma unánime por mantener su promesa de incrementar la base monetaria, o efectivo y depósitos en el banco central, a un ritmo anual de 60 billones a 70 billones de yenes (600,000 millones a 700,000 millones de dólares).

“La economía de Japón está comenzando a recuperarse moderadamente”, dijo el BOJ en un comunicado, revisando al alza su evaluación por séptimo mes consecutivo. El mes pasado, dijo que la economía se estaba “recuperando”.

El miembro del directorio del BOJ Takahide Kiuchi propuso que el banco central hiciera de su meta de inflación de un 2% una meta de largo plazo en lugar de mediano plazo, y que se comprometa a una intensiva flexibilización en los próximos dos años.

Esto diferiría del actual compromiso del BOJ de alcanzar su meta de inflación en aproximadamente dos años.

La propuesta de Kiuchi fue rechazada en una votación 8-1.

El Gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, sostendrá una conferencia de prensa embargada desde las y se espera que sus comentarios se divulguen desde las.

El BOJ sorprendió a los mercados al ofrecer una intensa inyección de estímulo monetario en abril, prometiendo duplicar el suministro de dinero en dos años al aumentar las compras de bonos del Gobierno y activos de riesgo.

Al hacerlo, cambió su meta de política de la tasa de interés a la base monetaria, una medición amplia de la cantidad de dinero que el banco central inyecta a la economía.

El BOJ emite sus estimaciones económica y de precios a largo plazo en abril y octubre de cada año, y las revisa en enero y julio basándose en los últimos acontecimientos en la economía.