Banxico busca reforma para Ley de Derivados

Foto: Fernando Luna.

Existe un rezago entre la regulación mexicana y las normas internacionales para las operaciones con activos OTC, denuncia el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens.

 

México deberá incluir una regulación para las operaciones de derivados en su agenda de reformas, pues el país requiere homologar disposiciones en materia de operaciones con derivados OTC (over the counter).

En conferencia de prensa en el marco de la 76 Convención de la Asociación de Bancos de México, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, explicó que dado que en el mundo ha habido un desarrollo más amplio en las operaciones con este tipo de activos, por lo que es deseable una reforma para tener una ley de derivados acorde a las condiciones en el exterior.

“En México tenemos un desarrollo menos rápido del que se está llevando a cabo en países avanzados, pero la experiencia ha mostrado que es importante reforzar la regulación en materia de derivados, se han establecido estándares en regulación y supervisión, muchas de estas transacciones implican operaciones internacionales, sería deseable que México se ajustara a esta regulación internacional, estamos trabajando en esa dirección para que eventualmente se presente una iniciativa en esta materia”, adelantó.

Los derivados que se negocian en mercados no organizados se denominan derivados OTC (over the counter) y son aquellos en los que los sujetos que intervienen en la operación pactan el precio al inicio de la operación para un momento futuro que también se decide en el  momento de la firma del contrato. Se denominan, por ello, contratos a plazo.

La liquidación del contrato se realiza por diferencias, entre el precio de mercado y el precio  pactado en el contrato. La liquidación se realiza en la fecha o fechas de vencimiento.

Por ello, Carstens explicó que los ejes de esta reforma deberán estar relacionados con los contratos y las operaciones para el intercambio de estos valores en la bolsa, pues generalmente se trata de operaciones interbancarias.

“Creemos que es un buen momento, es un tema que puede incluirse en la agenda, procesaremos la iniciativa para meditarlo y platicarlo”.

Destacó que las reformas que implican cambios en el sector financiero permitirán que las buenas condiciones macroeconómicas permeen a los mexicanos a través de tasas de interés más bajas en sus financiamientos y bajos costos de operación, por lo que es importante que la agenda de reformas marche con celeridad.