BCE recortaría tasa, aunque no ayude a la economía

Foto: Reuters

Expertos opinan que es tiempo de que el Banco Central de Europeo alivie la austeridad.

 

Reuters

LONDRES – El Banco Central Europeo recortaría las tasas de interés la semana próxima pero eso no servirá mucho para sacar a la economía de la zona euro de la recesión, mostró el jueves un sondeo de Reuters entre 76 economistas.

Una estrecha mayoría preveía una rebaja de tasas de 25 puntos básicos.

Pero una proporción mucho mayor, casi dos tercios, dijo que ahora es el momento para que el gobierno europeo alivie la austeridad.

Los resultados de la encuesta, recogida esta semana, siguen a unos datos económicos pobres que sugirieron que incluso la mayor economía de la zona euro, Alemania, comienza a retroceder.

Los responsables del BCE también dijeron a Reuters esta semana que cada vez hay más impulso en favor de medidas para ayudar a la Zona Euro, golpeada por la recesión.

Si bien la gran mayoría de los economistas dijo que recortar la principal tasa de refinanciación del BCE, desde el actual 0.75% a un nuevo mínimo de 0.5%, no tendría un impacto grande en la economía, al menos tendría un valor simbólico.

“Un recorte incluso de la tasa de refinanciación podría ser una señal importante”, dijo Kristian Toedtmann, economista de DekaBank en Frankfurt. “La promesa de mantener la política expansiva todo el tiempo que sea necesario podría tornarse más creíble”.

Un responsable del BCE, Joerg Asumussen, dijo el miércoles que el banco central considerará los datos entrantes antes de tomar una decisión acerca de las tasas de interés, aunque concedió que una rebaja solo tendría un impacto limitado.

Los recientes indicadores económicos pobres convencieron a 40 de un total de 62 economistas que la carga de la austeridad es demasiado grande actualmente, una visión a la que se oponen de manera férrea el BCE y la canciller alemana Angela Merkel.

El alivio de la austeridad “parece ser un trato hecho”, dijo Jean-Louis Mourier, economista de Aurel BGC.

“Salvo los funcionarios alemanes, todos en Europa parecen coincidir con las posiciones del FMI o la OCDE, de seguir el curso para reducir los déficits estructurales pero permitir que actúen los estabilizadores automáticos en caso de condiciones económicas adversas”, agregó.

Los otros 22 no estaban de acuerdo con la idea de que se debería reducir la presión sobre los gobiernos para que recorten las deudas.

“No pueden permitírselo, perderán la confianza de los mercados”, dijo Richard Barwell, un economista de RBS.