La televisión está (casi) muerta

House of Cards, de Netflix, pionera en el modelo.

El Teleguía está muerto y enterrado. El consumo on demand, los dispositivos móviles y el streaming le han dado la vuelta a la programación televisiva y abierto un gran mercado para empresas como Netflix, Amazon y YouTube.

 

Por Dorothy Pomerantz

 

Con programas como House of Cards y el regreso de Arrested Development, Netflix está cambiando agresivamente el modelo de la televisión. Olvídate de esperar una semana para el próximo episodio de tu programa favorito. Las series de Netflix son subidas en un solo paquete para que ni siquiera tengas que esperar un minuto para ver el siguiente episodio.

Según una reciente encuesta realizada por Edelman, el 88% de la gente encuestada en un estudio a nivel mundial dijo que quiere ver más de un episodio de sus programas favoritos a la vez.

Y además quieren poder hablar con sus amigos acerca de los espectáculos al instante. La mitad de los encuestados dijo que la mayor parte del tiempo ve la televisión mientras utiliza otro dispositivo. Los espectadores, especialmente en los mercados emergentes, hablan de ocio en las redes sociales tanto como hablan de sus amigos y son tienden más a ver algo nuevo sólo porque lo recomendó un amigo.

Bienvenido al nuevo mundo del consumo televisivo. Se trata de un cambio importante en la forma en que las cadenas de televisión han estructurado sus negocios durante las últimas décadas y una tendencia que favorece a nuevas empresas de contenidos, como Netflix, Amazon y YouTube, frente a los antiguos modelos.

Esto no es algo necesariamente nuevo para la mayoría de la gente de Hollywood. No hay una película o programa de televisión hoy en el mercado que no implique algún tipo de componente social, si se trata de un concurso en línea o contenido adicional o la integración completa con una de las mayores compañías tecnológicas del mundo.

Pero los fabricantes de contenidos se van a tener que ir aún más lejos si quieren atrapar a un mercado más joven, especialmente los televidentes en mercados emergentes como India, Brasil y China. Los espectadores están viendo cada vez más la televisión en sus teléfonos y tabletas.

“La gente está buscando engancharse más con su entretenimiento”, dice Gail Becker, presidente de Edelman para la región occidental de Estados Unidos, Canadá y América Latina. “Las compañías de entretenimiento tienen que saber que el deseo de compromiso está ahí.”

Y la gente está dispuesta a aceptar las recomendaciones de más que sólo sus amigos, está dispuesta a escuchar a las marcas que le gustan y dan confianza. Según la encuesta global, el mismo número de personas (56%) dijo que son más propensas a gastar dinero para una obra de entretenimiento basada en una conexión a una marca que a seguir los consejos de la crítica.

Lo que la gente busca en el entretenimiento está cambiando rápidamente. Ahora Hollywood sólo tiene que seguir el ritmo.