Bolsas de Asia cierran estables, esperando a la Fed

Foto: Reuters

Bernanke probablemente tratará de usar su testimonio el miércoles y el jueves para calmar los nervios de los inversores preocupados.

 

Reuters

TOKIO.- Las bolsas asiáticas operaban estables el miércoles antes del testimonio ante el Congreso de Estados Unidos del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, que podría ofrecer claridad sobre cuando el banco central reducirá su estímulo, mientras que el dólar se alejaba desde un mínimo en tres semanas.

Bernanke probablemente tratará de usar su testimonio el miércoles y el jueves para calmar los nervios de los inversores preocupados por un futuro sin las compras mensuales de bonos de la Fed de 85,000 millones de dólares (mdd).

Sus comentarios la semana pasada respecto a que sería necesaria una política monetaria altamente acomodaticia en el futuro cercano confundieron a los inversionistas, que habían apostado a que la Reserva Federal reduciría el estímulo a partir de septiembre, haciendo caer al dólar e impulsando a las acciones globales.

“Probablemente no quiere tumbar los precios de las acciones. Así que tal vez quiera evitar ser demasiado duro”, dijo Koichi Takamatsu, gerente de divisas de Nomura Securities en Tokio.

El dólar sumaba un 0.2%, aunque no muy lejos de un mínimo en tres semanas que tocó el martes.

Los operadores dijeron que movimientos preventivos para reducir posiciones largas en dólares permitían un rebote si Bernanke no parece demasiado moderado. El discurso preparado de Bernanke para su comparecencia ante los legisladores.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón subía un 0.05%, con las acciones en Seúl avanzando un 1.1%.

En los mercados de materias primas, el oro perdía un 0.1%, tras ganar un 0.8% el martes, mientras que los precios del cobre caían un 0.5 %, por debajo de 7,000 dólares la tonelada, cediendo parte de la ganancia de un 1.2% de la sesión previa.

El crudo Brent de Londres bajaba un 0.3% por debajo de 108 dólares el barril, retrocediendo desde un máximo en tres meses y medio que tocó el martes.