Brasil, todo o nada

Foto: disfrutrabrasil.com


“No siento el dolor por la mitad, no soy tu medio amiga ni tu casi amor. O soy todo o soy nada. No soporto medios términos. Soy boba, pero no estúpida. Ingenua, pero no santa. Soy persona de risa fácil… ¡y lloro también!”

Clarice Lispector.

Esta semana, Brasil estuvo en boca de todos. Por un lado muchos lo recordarán por la eliminación de México en la Copa Confederaciones 2013, y por el otro, por las protestas multitudinarias que sucedieron en el país sudamericano, contra los aumentos por el oneroso gasto en los eventos deportivos que vienen en camino y por el descuido a otras aristas más inmediatas.

Brasil es un país vibrante, importante para el desarrollo de América Latina. En repetidas ocasiones ha sido el ejemplo de los alcances positivos de la izquierda y también como modelo económico, aunque esto último con menor fuerza en fechas recientes.

Su situación geográfica y riqueza histórica dan cuenta de un país que ha tenido que sobrellevar dictaduras, padecimientos sociopolíticos de su continente, así como momentos de verdadero caos social.

Brasil ha dado figuras culturales notables y fueron ampliamente reconocidos por tener por mucho tiempo el mejor futbol del mundo, su tradición negra y herencia portuguesa los vuelve un elemento aún más interesante para el resto de América Latina. El cliché asociado a Brasil incluye samba, chicas guapas, favelas peligrosas y una gastronomía rica en cortes y caipirinhas.

[youtube id=”mOJ-nxWDs1U” width=”620″ height=”360″]

Arto Linday, otro gran brasileño.

Pero Brasil suele ser eso y mucho más, culturalmente hablando. No sólo Lula da Silva, Xuxa o Pelé han puesto a los cariocas en el mapa. En Forbes México nos dimos a la tarea de hacer una selección de 5 grandes brasileños de los que hay que conocer su obra e historia, si queremos adentrarnos a la sede del próximo Mundial de Futbol 2014 y las Olimpiadas de 2016, desde otro punto de vista que no sea sólo deportivo.

1.- Cildo Meireles (arte contemporáneo).- Las piezas e instalaciones que genera este artista contemporáneo lo han convertido en uno de los personajes con mayor proyección internacional en el mundo cultural. Sus obras suelen tener una proximidad bastante humana, relevante para su contexto histórico (criticó abiertamente la dictadura brasileña de los sesenta) y uno de los grandes referentes conceptuales de Brasil, al lado del también enorme Helio Oiticica, quien es una suerte de complejo referente directo, anterior a Meireles.

Un cuarto de verdad rojo, o una habitación con talco y una vela adquieren tintes poéticos y de múltiple interpretación bajo el ojo del brasileño, quien también suele enfatizar la identificación del país carioca con la naturaleza, y la ahora sutil discriminación de Brasil en el mundo del arte contemporáneo.

[youtube id=”WYeTmo74iY8″ width=”620″ height=”360″]

2.- Os Mutantes (música).- Fue precisamente el ya mencionado Helio Oiticica quien, sin querer, con su obra Tropicália influenció al movimiento cultural de los sesenta, el Tropicalismo, que encabezaba Caetano Veloso, Gilberto Gil, Tom Zé y Gal Costa.

Os Mutantes es un grupo (y digo es, porque este año regresó con nuevo disco bajo el brazo) integrado por la dulce voz de Rita Lee, y la psicodelia rock de Arnaldo Baptista y Sergio Dias, un grupo seminal de un país que comenzaba a alzar la voz y a crear su propia identidad en plena efervescencia social de la segunda mitad de los sesenta. Temas como “Baby” “Mia Menina” y “Ando Meio Desligado” son prueba de su inventiva, jovialidad y genio creativo. Definitivamente otro rostro de Brasil al que estamos acostumbrados, ese lleno de samba, sonrisas y joga bonito.

3.- Clarice Lispector (literatura).- Pese a ser de origen ucraniano, Clarice Lispector vivió en Brasil desde los dos años. Su obra fue ganando relevancia con el tiempo, principalmente en el relato breve, aunque en la literatura para niños también tiene un lugar especial. La Pasión según G. H. (1964) sigue siendo considerada una de las obras literarias más importantes de Brasil, y Aprendizaje o El libro de los Placeres (1969) es una novela acerca del amor filial de lectura obligada, desde una perspectiva muy particular sobre el género femenino.

4.- Ayrton Senna (deportes).- Brasil es cuna de futbolistas entrañables y poderosos como el gran Pelé, Ronaldo, Didí, Romário, Roberto Carlos, Kaká, Rivaldo, o el mismísimo Ronaldinho. Pero la historia del corredor de carreras Ayrton Senna puso al país carioca dentro de los grandes de la Fórmula 1.

De cuna humilde y herencia religiosa, Senna logró la hazaña de ganar en tres ocasiones el Campeonato Mundial de la Fórmula 1 (en 1988, 1990 y 1991). Además tenía el handycap a su favor de ser un ejemplo para la juventud brasileña, de una personalidad afable, sumamente carismático, atractivo y altruista.

Su pronta partida en mayo de 1994 durante una carrera ameritaron tres días de luto en Brasil, su eterna rivalidad con el francés Alain Proust fue por todos conocida y su lugar como el mejor piloto de carreras que ha dado el país sudamericano continúa intacto hasta la fecha.

[youtube id=”MLglfWFyB-M” width=”620″ height=”360″]

5.- José Mojica Marins (cine).- El éxito comercial que tuvo José Mojica a principios de los sesenta con sus películas de terror, es inversamente proporcional al eco que ha tenido en la tradición cultural de su país, Pelé, Os Mutantes mismos o los integrantes del grupo Cansei de Ser Sexy le han rendido tributo en más de una entrevista, denotándolo como el creador y padre absoluto del cine del género de horror en un precario y aún un tanto silvestre Brasil, que aún no estaba preparado para el mítico Zé do Caixão, una suerte de superhombre tétrico y excéntrico que fue el azote de las instituciones morales y culturales de la época.

Un verdadero trasgresor estético y un pionero cinematográfico que apenas y trabajaba con escasos elementos de producción, José Mojica Marins se dedicó en la década de los ochenta un cine de bajo perfil y de tintes pornográficos, encasillado en el subgénero llamado “pornochanchada”, una mala suerte de películas, equivalentes a las sexycomedias que sucedieron al cine de ficheras en nuestro país. Sin embargo, quedan para la posteridad tres grandes películas de Mojica Marins: A Media Noche me Llevaré tu Alma (1963), Esta Noche Poseeré tu Cadaver (1967) y El extraño Mundo de Zé do Caixão (1968).

[youtube id=”nznbTrNetV0″ width=”620″ height=”360″]

 

  • Codex

    Brasil tiene otros valores, más sólidos: Candido Portinari en pintura, por ejemplo (y no Meireles, un instalacionista más: vi su exposición en el MUAC); Joao Guimaraes Rosa es un gigante, no así Clarice, escritora cumplidora y nada más. ¿Y por qué no está Oscar Niemeyer, el mayor arquitecto brasileño y uno de los gigantes del siglo XX en esta área? ¿Porque siempre militó en el Partido Comunista? ¿Y Heitor Villalobos en música? ¿Y Bourle-Marx en jardinería? ¿Y Paulo Freire en pedagogía? ¿Y Glauber Rocha en cine?