Cambly, el maestro virtual de inglés para latinoamericanos

Con la meta de tener aproximadamente 100, 000 estudiantes latinoamericanos en el próximo año, Cambly buscar ser el maestro de inglés virtual para la región a través de contenidos que sean específicos para los usuarios que contratan la aplicación y un modelo compartido para escuelas con dificultades en América Latina.

Foto: Reuters.

La aplicación para aprender inglés, Cambly, quiere ser una nueva opción para los estudiantes, profesionistas y todo tipo de personas en Latinoamérica que quieran aprender este idioma, pues la región está rezagada en esta materia.

Para muestra un botón: los países latinoamericanos están fuera de la lista de los 10 países que tienen un mayor dominio del  inglés.

Argentina, República Dominicana y Costa Rica son los países que mejor ranking dentro del EF EPI, que mide el dominio del idioma inglés entre 72 países. Estas naciones se ubican en los puestos 19, 23 y 38, respectivamente. Sin embargo, México y Colombia están en los lugares 43 y 49, respectivamente por lo que tienen un dominio bajo del idioma.

Puedes leer: Costarricenses, los que dominan más el inglés en Centroamérica

Esta situación quiere aprovecharla Cambly ya que buscar ser el maestro de inglés virtual para la región a través de contenidos que sean específicos para los usuarios que contratan la aplicación, además prevé llegar a tener 100,000 usuarios en la región en un año, comenta Karen Acosta, vocera de la aplicación en América Latina a Forbes.

Tras un año de operaciones, la aplicación ha aumentado el número de usuarios en un 50%, en países como México, Colombia, Chile y Perú, un panorama alentador en medio de un año económicamente complejo para los consumidores de la región, a raíz de fenómenos como la devaluación de las monedas locales frente al dólar.

Acosta indica que actualmente la aplicación tiene más de 150,000 usuarios en 130 países del mundo y América Latina representa el 20% de ese número.

Baja penetración en internet y tipo de cambio, principales desventajas

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta la aplicación es la baja penetración de internet en algunos lugares de América Latina.

A pesar de esta situación,  43.4% del total de los hogares latinoamericanos estaban conectados a internet en 2015, casi duplicando el valor de 2010, según el informe Estado de la banda ancha 2016, hecho por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

54.4% de los habitantes de América Latina y el Caribe usó Internet en 2015, 20 puntos porcentuales más que en 2010, lo que da cuenta de los importantes avances en el acceso y la asequibilidad al servicio registrados en la región en el último quinquenio, arroja el estudio.

Por lo que existe una amplia oportunidad de que Cambly pueda ser utilizada por más población de América Latina.

La devaluación de las monedas latinoamericanas es una dificultad a la que se enfrenta Cambly debido a que sus precios pueden subir y no pueden ser costeables por los usuarios, por lo que una estrategia de la empresa ha sido el comenzar a implementar promociones, dice Acosta.

Cumbly ha tenido que lidiar con una fuerte devaluación en países como México y Colombia, sin embargo eso no ha detenido a los usuarios en su impulso por usar el app y aprender inglés.

“En el caso de México, si las personas que tienen nuestro servicio ven un tipo de cambio de 21 pesos por dólar muy posiblemente dejen de utilizar la plataforma, por lo que Cambly decidió dar promociones para que ellos no se preocupen y puedan seguir estudiando”, explica la directiva de la firma.

La moneda mexicana cerró el 30 de diciembre de 2016 con una apreciación de 0.48%, pero en el balance anual sufrió una fuerte devaluación de 16.12% en la que influyó el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos y otros factores externos.

Planes a la medida

La vocera de Cambly en América Latina señala que uno de los diferenciadores con los que cuenta la aplicación respecto a otros sistemas es que el usuario puede contratar por minutos o planes, además de que puede enfocarse en los temas de su mayor interés.

“Los planes inician desde los 15 dólares o hasta los 300 dólares, pero a diferencia de los demás tu puedes ver con una mayor claridad la forma en que pagas y en la que estás utilizando tu tiempo”, destaca Acosta.

Cambly para llegar a los usuarios que no tienen el poder adquisitivo necesario para poder contar con el servicio, la firma tiene programas piloto en el que el precio del servicio baja hasta en 40%.

“Tenemos un modo por invitación que es Cambly Pool, este concepto radica en dar tres clases a la semana por media hora y se dan los lunes, miércoles y viernes”, explica.

Respecto a sus usuarios, Acosta explicó que  60% de nuestros usuarios son hombres, 40% restante mujeres, las carreras o actividades económicas más relacionadas con nuestros estudiantes o usuarios son, carreras afines con la tecnología, el marketing, las ventas, el desarrollo de software y la ingeniería.