China desacelera tras fuga de capitales

Xi Jinping, presidente de China (Foto: Reuters)

La segunda mayor economía del mundo ha sufrido de salidas de capital desde el 2011, cuando comenzó a tambalearse  por un débil crecimiento de las exportaciones y la demanda doméstica. 

 

Reuters

 

China registró en julio salida de capitales por segundo mes consecutivo aunque a menor ritmo que en junio, según datos oficiales que sugieren que su  economía sigue alejando a algunos inversionistas.

El banco central chino y bancos comerciales vendieron en julio divisas por valor de 24,500 millones de yuanes (4,000 millones de dólares),  según cálculos de Reuter con base en datos divulgados el martes por el banco central. En junio los bancos habían vendido divisas por 41,200 millones de dólares.

La segunda mayor economía del mundo ha sufrido de salidas de capital esporádicas desde el 2011, cuando comenzó a tambalearse  por  un débil crecimiento de las exportaciones y la demanda doméstica. Eso frenó el entusiasmo de los inversionistas por activos chinos y llevó a algunos a abandonar el país.

Pero Li Huiyong, economista de Shenyin & Wanguo Securities en Shanghái, dijo que el menor ritmo de la salida de capitales en julio podría ser una señal de que los inversores están recuperando la confianza en China en momentos en que la economía muestra señales de estabilización.

Li advirtió, sin embargo, que los inversores podrían todavía salir de China en los próximos meses.

“China todavía enfrenta presión de las salidas de capital como otros mercados emergentes en Asia”, dijo. “La tendencia futura de los flujos de capital depende de los fundamentos de la economía china”, agregó.

La salida de capitales en julio ocurrió en un mes en que el yuan estuvo atrapado en un estrecho rango de operación. Desde entonces la moneda china se fortaleció hasta llegar a un máximo récord, aunque los operadores dicen que las ganancias pueden haber sido impulsadas por intervenciones del banco central.

La economía china corre peligro de sufrir en 2013 su mayor detrimento en más de dos décadas con un crecimiento de un 7.5%.  Sin embargo, alentadores datos sobre la producción de las fábricas en julio sugiere que la economía podría estarse estabilizando.