Chipre golpea a la BMV

Foto: Reuters

El  mercado mexicano cerró este martes con un retroceso en el IPC. Europa encabeza nuevamente la lista de temores de los inversionistas.

 

Reuters

 

La bolsa mexicana cerró el martes con un retroceso de 1.28%, golpeada por la incertidumbre del mercado respecto a la crítica situación financiera de Chipre y sus repercusiones en la zona euro, en momentos en que el bloque trata de emerger de una crisis económica.

El índice líder IPC terminó en 42,060.61 puntos, anotando su peor nivel de cierre desde fines de noviembre.

La decisión de los inversionistas de alejarse de los activos de riesgo ante la incertidumbre sobre un plan de rescate financiero para Chipre devolvió al primer plano los problemas de deuda de la zona euro.

El Gobierno chipriota buscaba instaurar un polémico impuesto a los depósitos bancarios, que se considera necesario para asegurar un rescate financiero internacional, evitar el incumplimiento de pagos y un colapso bancario.

“Este tipo de medidas no se venía implementando y podrían sentar un precedente para nuevos rescates. Esto es lo que está generando preocupación”, dijo Carlos González, analista y estratega bursátil del grupo financiero Monex.

Alrededor del mediodía, la caída se veía acentuada también porque los inversionistas ajustaban sus portafolios al fuerte descenso observado el lunes en los ADR de firmas locales en Nueva York, como los de la cementera Cemex y la embotelladora y minorista Femsa, cuando la plaza mexicana permaneció cerrada por un feriado local.

“De alguna forma el mercado está reflejando parte de la caída que se observó ayer (lunes) en los mercados a nivel internacional”, agregó González.

En cuanto al tipo de cambio, la tensión proveniente de Europa había presionado al peso el lunes hasta un mínimo de 12.5430 por dólar, quebrando momentáneamente el límite más débil de su rango de corto plazo de 12.37 a 12.50 por dólar, pero expertos veían poco probable que la moneda replicara este mal desempeño el martes.

“El peso se mantiene como una de las divisas favoritas entre los inversionistas a pesar del mayor nerviosismo observado en los mercados”, destacó el grupo Banorte-IXE en un reporte sobre el mercado de cambios.