Cocina de Fórmula Uno

Foto: Cortesía

Tener un acercamiento a la cocina molecular no es una tarea difícil cuando sabes a qué sazón acudir.

 

Masaryk es una de las calles con grandes ofertas culinarias. Una de ella es la Cucina del Sole del chef alemán Mario Gamba. Con 16 años  exitosos en Munich (Alemania) y una estrella Michelin, Gamba comparte con México su “alta cocina mediterránea de autor”.

Acquarello es vivir una experiencia culinaria llevando a nuestros sentidos de viaje. Las pastas con la estrella del lugar, preparadas de forma muy delgada, dándole prioridad a los rellenos que explotan en la boca dejando una sensación muy grata de balsámico, higos y miel por decir algunos de los ingredientes con los que preparan estas delicadas pastas. Otro de los elementos presentes en la mayoría de sus platillos son  las espumas (propias de la cocina molecular) y la cocción de las carnes que en ningún momento tocan algún sartén o plancha ya que se preparan al alto vacío dejando lo mejor para los comensales en sabor y salud.

Si es la primera vez en este sitio, la opción es pedir el menú degustación Clásico Acquarello y así probar un poco de toda la oferta que tiene la cocina desde entradas, platos fuertes y postres. La bienvenida comienza con un Crème brûlée de foie gras seguido de un Fagottini relleno de parmesano; de entrada fría fue un roast beef Vitello Tonnato, cocido durante dos horas acompañado de espuma y mayonesa de atún con alcaparras.

Otro acierto de esa cena fueron los ravioles de nuez de castaña en espuma y crocante de parmesano, seguido de un sorbet de fresa sobre un gelée de Prosecco para darle paso a otros sabores en el paladar. La noche continuó con otros ravioles de chocolate en salsa de naranja y tarta de puro chocolate, la aventura no acaba en una noche hay que regresar y aventurarse con otros platillos del menú.

Para esta temporada en donde ya comienza el calorcito recomiendo de entrada la carne tártara de filete de res ,el consomé de langosta frío, de plato fuerte Y el salmón en una rica salsa de mantequilla al vino tinto y de postre el soufflé de Ricotta acompañado de sorbete de pera para compartir.

Acquarello es perfecto para ir a cenar entre semana ya sea en plan de negocios o para festejar alguna fecha especial. El personal es muy atento y la cava de vinos tiene una gran variedad de etiquetas.

 

Masaryk 298, Col. Polanco, México D.F

Tel.- 5281-8212

Cerrado los domingos

Más info en www.acquarello.com.mx

 

 

Contacto:

Fb: Raquel Pastel

@Raquel_Pastel

raquelpastel.blogspot.com