Cómo cambiar al “sistema” sin morir en el intento

Foto: Reuters.

Conoce los 7 consejos de un tuitero emprendedor para colapsar al sistema político-financiero actual.

 

 

Uno de los especialistas en social media más influyentes en México dio en días pasados una lección desde su cuenta de Twitter sobre cómo “cambiar al sistema” y no frustrarse en el intento. Esta es una clase de emprendimiento y determinación que pocos “activistas” y “revolucionarios” se atreven a tomar.

La noche del domingo en Twitter intentaba poner fin a un día que, en el contexto mexicano, estuvo rodeado de movilizaciones de inconformes a todo lo que el Gobierno propone. En esas condiciones, y después de bloqueos de cientos de personas a lo largo y ancho del DF, Twitter se volvía la arena de los clásicos “activistas de sillón”, esos que quieren cambiar al mundo a tuitazos y con hashtags pocas veces inteligentes.

Entre los chistes y noticias que a cada segundo aparecieron en mi Time Line, comencé a seguir una charla que Jorge Ávila (@jorgeavilam), especialista en redes sociales y emprendedor, sostuvo con un medianamente influyente tuitero “antisistema”, y que no citaré en este texto porque no es de interés mencionar su historia.

A Jorge Ávila lo he seguido de unos años a la fecha vía Twitter. Es un joven emprendedor que viaja por todo el país, dando capacitaciones y asesorías en materia de redes sociales, web y marketing digital. Lo he seguido al paso de mis cuentas de Twitter porque me parece un personaje que aporta valor al Time Line, muy profesional y empático.

Entre las actualizaciones informativas del saldo que dejó un día que colapsó a la capital de país, Jorge respondió al tuitero que lo cuestionaba —muy a su estilo— sobre los errores del sistema. Fue entonces que @jorgeavilam le respondió: “Ah, ‘el sistema’ todo es culpa del sistema. Mira, te voy a decir cómo acabar con el sistema”. Después, escribió: “Si tú consideras que ‘el sistema’ está mal… Les voy a decir cómo acabar con él. Ahí les va…”

Fue entonces cuando Jorge puntualizó en siete tuits lo que yo bauticé como “Acabar con el sistema y no terminar siendo un activista de sillón”, que a continuación reproduzco textualmente con la debida autorización de @jorgeavilam:

  1. En lo financiero. Simple, gana mucho dinero y no lo gastes. Eso colapsa el sistema.
  2. En los partidos. Hazte parte de uno y escala posiciones; cuando estés arriba, haz los cambios que quieras.
  3. En tu trabajo. Si no te gusta, renuncia y crea tu propia empresa con tus condiciones.
  4. En la educación. Métete a una biblioteca y aprende. Abre internet y aprende. Hay más conocimiento disponible del que puedes procesar.
  5. El país. Vete a otro, haz dinero allá y luego regresas a hacer el cambio que según tú no pudiste hacer aquí sin dinero.
  6. Influencias. Vete a una ciudad donde tú seas el influyente. Si es necesario, vete a un rancho. En tierra de ciegos, el tuerto es rey.
  7. En líderes. Si no encuentras un líder, conviértete tú en uno.

 

Después de ese séptimo tuit, Jorge agregó uno más que me pareció igual de valioso que los anteriores: “Si tengo mi empresa, es porque quise crear lo que no encontré allá afuera”.

Tal vez sin proponérselo, Jorge estaba dando a través de Twitter una clase de emprendimiento tan concreta y real que fue cuando decidí tomar sus ideas para armar parte de este post. Después compartió con los más de 170,000 followers que tiene en Twitter parte de su historia como estudiante y emprendedor.

Todo comenzó a cobrar sentido: el sentido de construir a pesar de las adversidades es una lección que Jorge ha aprendido y que no duda en compartir. “Mis primeras dos empresas tronaron. No fue hasta la tercera que pudimos mantenernos a flote. Triste es cerrar, pero q divertido es arrancar” (sic), siguió contando en la red social.

Para concluir este texto, porque la charla tuitera de @jorgeavilam del domingo se extendió mucho más, tomo otro par de tuits que lanzó ese rato, y creo que describen mejor a las personas que creen que el mundo está en contra de ellos: “Pero, por favor, ya supera lo de ‘el sistema’. Vas a vivir una vida amargado, echando culpas a terceros. Toma control de tu vida y haz algo”. El otro tuit: “Cada día me levanto a construir un mejor México. Buscando generar empleo. Amo a mi país, amo lo que hago”.

Grandes palabras de un joven que ha sabido lo que es querer ver a un México mejor, sin afectar a terceros ni echarle la culpa a un partido político o al gobierno.

Y tú, lector, ¿qué opinas?

 

Contacto:

Sígueme en twitter: @miguelcolunga1

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

  • wendy

    Por demas excelente la nota y es una realidad, dejar de quejarnos y poner manos a la obra , es la unica forma de superarse y tener un mejor pais. muchas palabras y poca accion.
    y excelente el Sr. Jorge Avila, muy directo a la razón.

  • Didi Co

    Creo que Jorge realmente ama lo que hace… a mí no me da por responder ese tipo de cuestionamientos (de activistas de sillón), es como seguirle el cuento al loco y bien decía mi madre: que haya un loco y no dos! =) SALUDOS! y como siempre, shido lo que escribes.

  • Definitivamente necesitamos de gente con empuje, el mexicano está muy acostumbrado a las mil quejas y cero propuestas, porque ¿por qué las voy a hacer yo si no me corresponde?

    Tiremos esos pensamientos pasivos que no sirven y que sí entorpecen (personal y profesionalmente).

    Saludos.

  • una forma bastante superficial, tonta, ingenua de ver las cosas.

    La demagogia pura hecha letras, pues bien sabemos que las condiciones en el país son sumamente diferentes y si bien él tuvo la oportunidad de nacer privilegiado, no todos tienen tantas opciones para salir de la opresión, el “sistema” al que él se refiere, está estructurado de forma que siempre exista gente sumida en la desigualdad y la pobreza, esa gente es la fuerza de presión que necesita “ese sistema” para que todo se mantenga estable.

    Las escuelas están diseñadas para crear técnicos que sirvan a los intereses de empresas como las que este señor irresponsable dice tener, aunque si vamos más lejos, él sólo ha vendido humo a empresas, no ha aportado al desarrollo de Internet, es uno más de los miles que se han subido al barco del “social media” y van por el mundo vociferando mentiras.

    Ojalá pudiera abrir más los ojos, para darse cuenta que el mundo no es sólo él y sus miles de seguidores (muchos de los cuales son falsos), no sólo es él dando conferencias de un tema que lleva 5 años con lo mismo y que no se ha reinventado.

    Con todo respeto (y sin ningún problema personal de por medio), los invito a ser más analistas en las cosas que publican, es tremendamente irresponsable que inviten a los jóvenes a ver su realidad de una manera tan cerrada, no todo es blanco o negro, vivimos una realidad que está exigiendo a jóvenes que sean conscientes de los problemas sociales y políticos, no sólo maquinas que no cuestionen al “sistema”.

    • Sergio Hiram

      Muy acertadas las observaciones de Yaotzin Nell Mejía
      El endiosamiento de lo individual, el tratar de que la sociedad o los individuos carguen con culpas es una acción de control. No avalo tampoco que la gente se queje por quejarse pero plantear el combatir el sistema como lo dice esa persona es pueril.

      He visto como hemos sido educados para ser empleados, para servir, con aparentes distintos estándares pero es lo mismo.. empleado de barrio empleado de angora… Romper con ese paradigma conlleva sin duda a ser una mente critica, analítica y que ponga en acción la confianza y la solidaridad.

      No hay un negocio o empresa que inicie solo y tenga buen puerto, es saber ser solidario, saber trabajar en equipo, asumirse en una brecha colaborativa…. el no trabajar por puro dinero, pues terminaras haciendo cualquier estupidez incluso atacar a tus hermanos de clase con tal de espantar los fantasmas de la carencia de dinero…

      Como combatir el sistema? No siendo parte sumisa de la servidumbre moderna, hacer propuestas autosustentables.

      Bien en fin un escrito fluido pero con una carga falaz, con razonamientos torcidos y con juicios medievales

  • Varito

    Su solución es irreal, algo así como primero hazte millonario luego ya con ese dinero mejora las cosas, NO PUES GRACIAS… La participación ciudadana es lo que hace a las potencias tener un contrapeso en contra de los abusos de poder, y las redes sociales son un medio para participar mínimo mostrando estar de acuerdo o en desacuerdo de una medida, y después leer a otros que opinan lo contrario o lo mismo que uno. En México específicamente, el abuso de poder es enorme y los medios satanizan a quien critique, nadie puede criticar al amo y quien lo hace es terrorista, vándalo o gente negativa cuando el negativo es quien abusa de otros originando protestas de los afectados. EN EUROPA HAY MUCHAS MANIFESTACIONES PORQUE ES GENTE DESPIERTA NO DEJADA QUE TRAEN A SUS GOBIERNOS AL SERVICIO DEL PUEBLO A BASE DE EXIGUÍRLE Y VIGILARLO en Mexico nuevas generaciones de observadores están surgiendo como la única esperanza a generar un contrapeso a los abusos. Si te molesta que la gente respingue cuando abusen de ella, MEJOR BUSCA TU IRTE A VIVIR A OTRO PAÍS ENTONCES.

  • Ivánn

    Yo tmb sigo a Jorge y tiene todo mi respeto pero qué clase de respuestas son esas, a un problema de implicaciones mucho más profundas que los mismos “antisistema” desconocen ?

    Entiendo el punto en cada una de sus “soluciones”, y hasta cierto punto son “verdad” y “aplicables”, pero no profundiza nada. No cuestiona absolutamente nada, ni si quiera veo yo que acepte las “fallas”, por decirlo de la manera más amable, del mismo sistema. Desde un principio los puntos emprendedores de Jorge son para cambiar una realidad INDIVIDUAL no todo un sistema, cómo no te diste cuenta de eso antes de escribir este post? analiza bien los resultados de cada acción propuesta, esos son pasos para cambiar tu realidad no todo un sistema de implicaciones, repito, mucho más complejas de las que se debaten normalmente o que están a simple vista.

    Aunque no es tanto mi manera de ver las cosas, comparto con Jorge, la declaración de tomar control de nuestra vida, en lugar de pelear contra lo que no se puede, muchas veces, el poder sobrevive gracias a la oposición y la única forma de debilitarlo es mediante la “indiferencia”.

  • Dafne Bernal

    Me parece muy buen análisis, el quejómetro siempre a la alza. Y no es necesario nacer privilegiado, como algunos mencionan, conozco personas que de la nada y con esfuerzo han logrado una posición envidiable. Los que las diferencia del resto es precisamente su personalidad, las metas que se proyectan y la perseverancia. Desafortunadamente la gran mayoría del mexicano sigue esperando y esperanzado a que papá gobierno le resuelva cualquier situación.