¿Cómo convertir gamers en superhéroes?

Foto: Reuters

Una startup mexicana busca posicionar una plataforma móvil que combina publicidad, juegos en línea y filantropía.

 

Usuarios de América Latina han invertido más de 1,718 millones de horas en juegos de video ¿Qué pasaría si ese tiempo se utilizara para el apoyo de causas sociales?

Con esa premisa nació Plaiding. Una plataforma de videojuegos que convierte cada triunfo de los usuarios en donativos reales para fundaciones con causas de impacto social.

Miguel Ángel Velarde, CEO de la plataforma, explica que durante 10 años trabajó en el desarrollo de Software y aplicaciones para empresas y publicidad; en ese tiempo se dio cuenta que lo que quería hacer realmente era una empresa que combinara tecnología, entretenimiento e impacto social.

Así, la plataforma permite que marcas contraten campañas. Del total de la inversión, un 30% se convierte en donativo para una cartera de seis fundaciones, lo divertido radica en la modalidad en que se asignan los recursos.

Para concretar el donativo es necesario jugar. Para los usuarios el registro en Plaiding  será gratuito a través de la aplicación para smartphones  y podrán optar por alguno de los 30 juegos disponibles, cada vez que se complete un nivel, los jugadores recibirán una moneda patrocinada por diferentes marcas que podrán asignar a la causa que más les llame la atención.

El desarrollo de la primera Addnetwork inició en 2012 el equipo está comandado por Miguel Ángel Velarde, Omar Alfredo González y Manuel Emiliano Pérez, para concretar la idea de negocios fue necesario que se trasladaran a Silicon Valley para hacerse de inversión y asesoría.

Del 70% restante de la inversión para las campañas se destina al pago de los desarrolladores de videojuegos y de la campaña de publicidad.

“El costo es parecido a las campañas de recompensas para el público objetivo, la ventaja de Plaiding es la integración de la estrategia publicitaria con el factor de responsabilidad social. Esto genera un valor adicional”, explica Miguel Ángel Velarde, quien fundó su primera empresa, llamada Cualdebeser.com, a los 17 años.

Hoy el empresario es Cofundador de Appetens e InShell, empresas de software y aplicaciones a la medida. Plaiding es el proyecto más reciente y el éxito parece un factor orgánico pues en México existen 22 millones de smartphones activos y 35 de cada 40 Apps descargadas de la AppStore son juegos. Ante estas cifras, una plataforma que combine juegos con publicidad dirigida y apoyo social parece tener camino andado, sin embargo quedan retos.

Clemencia Pírez Carbó, directora general de Fundación Tarahumara, explica que es importante que los esquemas fiscales queden claros y transparentes, para que los jugadores, organizaciones y autoridades estén al tanto de cómo se asignan los recursos, además de que se vigile que los valores de las empresas donadoras empaten con los valores de las fundaciones.

El segundo reto es la confianza, los jugadores deberán estar motivados para jugar y asignar sus victorias a causas sociales, en ese sentido, los datos juegan a favor pues según la investigación de mercado de Plaiding el 46% ve publicidad y el 96% admitiría aún más pautas si hay recompensas.

La firma mexicana espera que la curva de rentabilidad se alcance en julio, cuando harán el lanzamiento abierto de la plataforma. Actualmente, Plaiding opera en una versión beta con 30 juegos y 500,000 usuarios.

En total, la empresa trabaja con seis fundaciones: Fundación Tarahumara, la Cruz Roja Mexicana, Fundación Cinépolis, Rebicam, Sumando Bidas y Reforestando México. Para el momento del lanzamiento, se prevé que cuenten con más de 10 marcas patrocinadoras.

“La mayor ventaja es la oportunidad de segmentación del público, Plaiding detectará intereses de los usuarios para asegurarse de que cada marca llegue al público que mejor responda”, añade Velarde.