¿Cómo ha cambiado el mundo desde la llegada de Facebook?

Mark Zuckerberg. (Foto: Reuters.)

En febrero de 2004, Google aún no había salido a bolsa, faltaban 3 años para que Steve Jobs presentara el iPhone, General Electric era la compañía más valiosa del mundo y Mark Zuckerberg tenía apenas 19 años. El mundo estaba por cambiar, por cambiar en grande.

 

Por Steve Schaefer

Facebook cumplió su doceavo aniversario ayer, apenas una semana después de reportar ganancias del cuarto trimestre que reforzaron su posición como una de las empresas más valiosas del mundo, una que forma parte de un grupo de compañías de tecnología que ha dominado la atención del mercado durante los últimos años. Sin embargo, las cosas eran muy diferentes hace 12 años.

En febrero de 2004, Google aún no había salido a bolsa, a Steve Jobs le tomarían tres años más para presentar el iPhone y la OPI de Facebook ni siquiera ocupaba un espacio en la cabeza de un estudiante de 19 años de la Universidad de Harvard llamado Mark Zuckerberg. General Electric era la compañía más grande en el S&P 500 por capitalización de mercado, con 334,000 millones de dólares (mdd), gracias en parte a su unidad financiera de rápido crecimiento. La capitalización de mercado actual de GE es de 290,000 mdd –ajustada a la inflación la caída es aún más aguda– y se ha deshecho de su negocio financiero a consecuencia de la crisis de 2008.

Al menos GE sigue siendo una de las 10 empresas más grandes de Estados Unidos por capitalización de mercado. Muchas otras han adelgazado tanto en los 12 años desde la fundación de Facebook que ya no clasifican ni de lejos entre el top 10.

Tomemos a Citigroup como ejemplo, que hoy vale menos de la mitad de lo que valía en 2004, o American International Group (AIG), cuyo valor no es ni de un tercio de lo que era hace 12 años y es probable que se haga aún más pequeña debido a las presiones del inversionista activista Carl Icahn.

De las 10 empresas más grandes, el 4 de febrero de 2004, según FactSet, Microsoft y Exxon Mobil se han mantenido en el top 5 (Exxon, con muchos problemas), mientras que GE ha salido para clasificar actualmente en octavo sitio. La afluencia de nuevas empresas ilustra cómo creció el sector tecnológico después del auge y colapso de las puntocom, asumiendo un nuevo papel de liderazgo después de que la crisis financiera derribara a la banca.

Cuatro de las cinco mayores empresas por capitalización en el mercado de hoy provienen del sector tecnológico, con Apple y Alphabet (antes Google) en una batalla por el primer lugar. Microsoft, que ha vuelto a descubrir su magia bajo el mando de Satya Nadella, ocupa el tercer lugar, mientras que Facebook le pisa los talones a Exxon en el cuarto lugar con 320,000 mdd.

Es importante señalar que la capitalización de mercado por sí sola no mide el valor total de una empresa. En métricas como ingresos y utilidades, muchas empresas fuera del sector tecnológico aún superan a los pesos pesados de la tecnología en el ranking de capitalización bursátil. Pero los inversionistas están dispuestos a asignar a estos pocos titanes de la tecnología el valor claro de crecimiento que ofrecen.

Alphabet, que sobrepasó brevemente a Apple esta semana para convertirse en la doceava empresa en reclamar el el mayor valor comercial en el S&P 500, tiene un valor de 514,000 mdd. Apple, que recuperó su ventaja, vale 534,000 millones.

Mientras que Microsoft (413 mdd) ha logrado mantenerse en el top 10 gracias a un motor de ingresos duradero que alivió las preocupaciones sobre el crecimiento, los otros negocios han visto su aumento en las filas de capitalización bursátil alimentado por lapsos de crecimiento gigantesco en los últimos 12 años derivados de nuevos productos, adquisiciones clave y ventajas competitivas que generan mayores ingresos y entregan múltiplos más ricos a los felices inversionistas.

La décima mayor empresa por capitalización en el mercado hoy en día, Amazon.com, ha pasado de valer insignificantes 18,000 mdd en 2004 a más de 250 mdd de dólares, ayudando a su fundador Jeff Bezos a unirse a las filas de los billionaires y ganarle terreno al minorista más grande del mundo, Wal-Mart Stores.

Tan impresionante como las ganancias de Bezos ha sido el rápido ascenso de Zuckerberg en la lista Forbes de personas más ricas del mundo. Debutó en la lista Forbes con un patrimonio de 1,500 mdd en 2008, cuatro años antes de que Facebook saliera a Bolsa. Hoy, su fortuna vale 48,300 mdd, sólo detrás del hombre más rico del mundo, Bill Gates, entre los multimillonarios de la tecnología.

Los elevados valores de mercado de las empresas de tecnología han provocado una serie de advertencias sobre el entorno actual como una burbuja tecnológica condenada a terminar de la misma manera que lo hizo la burbuja de finales de los años noventa. Pero a diferencia de los unicornios privados de hoy, o de los desastres del puntocom de antaño, empresas como Facebook y Alphabet generan beneficios reales lo suficientemente amplios como para financiar sus operaciones actuales y sus futuros esfuerzos de crecimiento. Eso no significa que sus acciones sean capaces de desafiar permanentemente la gravedad, sólo que los inversionistas tienen un cierto grado de confianza en que estarán en una posición privilegiada ante una eventual caída del mercado de valores.