¿Cómo hace Aguascalientes para crecer 4 veces más que el PIB?

Aguascalientes es la entidad de la República Mexicana que ocupa los primeros lugares en los indicadores de crecimiento económico. ¿Cuál ha sido la receta para lograr el crecimiento que otros estados del país anhelan?

Aguascalientes encabeza los primeros peldaños entre las regiones con mayores crecimientos económicos en el país (Foto: @Aguascalientes).
Aguascalientes encabeza los primeros peldaños entre las regiones con mayores crecimientos económicos en el país (Foto: @Aguascalientes).

Aguascalientes no sólo ocupa el primer sitio entre las entidades por su posición en el orden alfabético. Ese estado de la República Mexicana encabeza los primeros peldaños entre las regiones con mayores crecimientos económicos en el país.

Para muestra basta un botón: durante 2014, el Producto Interno Bruto (PIB) nacional creció 2.1%, lo que representó 13 billones 401,020 millones de pesos (mdp), mientras que el PIB de Aguascalientes registró un crecimiento de 11.2%, con una contribución de 163,666 mdp a la suma de los bienes y servicios producidos en el país.

“El dinamismo económico que ha tenido el estado ha ido de la mano de una política financiera sólida y una política gubernamental que busca impulsar la inversión para generar mayores fuentes de empleo”, explica Ileana Guajardo, analista de Fitch Ratings.

Aguascalientes forma parte de la llamada región del Bajío, que también comprende estados como San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro, la cual se ha beneficiado por la instalación de plantas armadoras de automóviles y proveedoras de autopartes, así como firmas de la industria aeroespacial.

Esta entidad del Bajío mexicano tiene una extensión de 5,616 kilómetros cuadrados y representa 0.3% de la superficie del país, menor al tamaño de Querétaro, que cuenta con 11,691 kilómetros cuadrados y cuyo PIB creció 7.8% en 2014.

“Ser un estado muy pequeño era una desventaja, y ahora lo convertimos en una ventaja, ya que es un estado muy controlado en cuanto a seguridad”, afirma Raúl Landeros Bruni, secretario de Desarrollo Económico de Aguascalientes.

Sin embargo, Aguascalientes aún tiene retos por vencer. El estado necesita una mayor creación de empleos, reducir el número de empleos que dependen del gobierno estatal. Incrementar el crecimiento económico forma parte de los pendientes que la entidad guarda, de acuerdo con los Semáforos Económicos Estatales que elabora la organización México ¿cómo vamos?

La llegada de nuevas inversiones provenientes de Europa y el impulso a nuevas industrias, como la del desarrollo de software e informática, son las rutas que Aguascalientes sigue para garantizar los crecimientos futuros del territorio hidrocálido.

A continuación te presentamos la receta que la entidad del centro del país ha seguido para cocinar su crecimiento actual.

 

1. Menos incentivos

El cambio más significativo de la economía y la industria de Aguascalientes ocurrió en 1982. Ese año se instaló la primera planta de producción de Nissan en el país e incentivó la llegada de empresas japonesas proveedoras a la entidad.

El año pasado, Daimler y Renault-Nissan iniciaron la construcción de una planta de producción para apoyar el suministro de las firmas relacionadas con el proyecto.

La llegada de nuevas empresas de proveeduría para la planta es una realidad, pero el gobierno de Aguascalientes, encabezado por Carlos Lozano de la Torre, se fijó una regla para la llegada de las nuevas compañías: no otorgar nuevos incentivos a los industriales.

“Aguascalientes no da mayores incentivos económicos. No da exenciones de impuestos, no regala terrenos, al menos no en la proveeduría”, asegura Raúl Landeros, quien fue nombrado secretario de Desarrollo Económico en mayo de 2015.

Los incentivos económicos del estado se convirtieron en mayores esfuerzos para garantizar la seguridad de la entidad a través del mando único policial certificado.

Aguascalientes se ubica en la posición 14 en los niveles de paz entre las 32 entidades México, de acuerdo con el Índice de Paz México 2015 que elabora el Instituto para la Economía y la Paz, lo cual pone de manifiesto que aún hay trabajo por realizar en este sentido.

La política de incentivos del estado no parece haber resultado contraproducente hasta el momento. Aguascalientes es el segundo estado con mayor facilidad para hacer negocios en México, detrás de Colima y seguida de Guanajuato, de acuerdo con el Doing Business en México 2014, que elabora el Banco Mundial tomando en cuenta indicadores subnacionales.

“El primer incentivo es tener a tu cliente a la vuelta de la esquina”, explica Landeros Bruni.

 

2. Inversión en salud y educación

Otro incentivo indirecto que ha beneficiado la inversión de las empresas en Aguascalientes es la cobertura de salud, así como la generación de técnicos altamente calificados y bilingües.

El estado cuenta con una cobertura de 90% de inglés en los niveles básicos y medios.

“El dinero no se va a incentivos directos a la industria, sino que se destina a nuevos parques industriales, pasos a desnivel”, dice el secretario de Desarrollo Económico de Aguascalientes.

Ferromex y Kansas City se cruzan en Aguascalientes, lo que ayuda en términos de infraestructura y permite sumar nuevas inversiones alrededor de esta ventaja.

Aguascalientes tiene 19 parques industriales, no todos del estado, ya que algunos son municipales, estatales y privados.

En la actualidad hay tres desarrolladores privados del estado en un esquema de joint venture en que el gobierno ofrece algún terreno y las empresas el desarrollo de la infraestructura.

El actual presupuesto para este año contempla 1,220 millones de pesos (mdp) que serán destinados por la presente administración para inversión pública, lo que implica 6.7% del total del presupuesto de egresos del estado para 2016.

Mientras, el presupuesto y gasto para educación es de 7,135 mdp y representa 33.5% del presupuesto total para 2016, y el ramo de salud es de 2,153 mdp, que representan 11.9% del presupuesto para 2016.

 

3. Reducir el endeudamiento

Una tendencia que fue evidente a partir de 2008 fue la de un endeudamiento excesivo de estados y municipios. El año pasado, Quintana Roo fue la entidad más endeudada de la República Mexicana, con una deuda de más de 22,442 mdp.

En 2010, la deuda de Aguascalientes fue de 2,603 mdp, mientras que en 2015 fue de 3,094 mdp, es decir, un incremento de 15.8%, lo que la convirtió en ese mismo año en una de las 10 entidades del país menos endeudas. Otro de los ingredientes en la receta del crecimiento de este estado.

“Los niveles de deuda son moderados, y ha sido un estado que ha presentado una política conservadora de endeudamiento en los últimos años”, dice Ileana Guajardo, analista de Fitch Ratings.

Por primera vez en sus últimos 20 años, Aguascalientes va a dejar una deuda menor que la recibida de la anterior administración.

“Vamos a dejar finanzas muy sanas”, asegura Raúl Landeros.

La calificación de Aguascalientes en la escala nacional de Fitch se encuentra en el nivel AA+, lo que representa una alta calidad crediticia, y el estado tiene una calificación en la escala internacional de BBB+.

“Ambas calificaciones cuentan con una perspectiva estable y la última revisión nosotros la hicimos en julio pasado”, dice Guajardo.

“El estado tiene una fortaleza financiera que se ve reflejada en generaciones de flujo de ahorro interno cercano al 20%, un flujo que es bastante alto, y este flujo es el que consideramos como libre para generar inversiones y cubrir sus servicios de endeudamiento”, explica la analista.

 

4. El ingrediente final

¿Cómo reflejar el crecimiento económico de Aguascalientes en el bolsillo de sus ciudadanos? Es una pregunta que de forma constante recibe el secretario de Desarrollo Económico de la entidad, y la respuesta es que aún faltan al menos cinco años para que la gente pueda observar los beneficios.

Durante casi 24 meses, la administración de Aguascalientes se enfocó en un proceso para limpiar la casa y poner en orden temas de seguridad e inversión, explica Landeros Bruni.

Y el trabajo continúa para hacer competitivo al estado frente a sus vecinos del Bajío. El Instituto de Gestión Empresarial y Mejora Regulatoria ha unificado los trámites para la apertura de empresas y baja recursos de la Secretaría de Economía, a través del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), para implementar el Sistema de Apertura Rápida de Empresas, lo que permitirá hacer eficiente la apertura de nuevas firmas en la entidad.

Entre 60 y 80% de las metas del Instituto de Gestión Empresarial y Mejora Regulatoria se han cumplido hasta el momento.

La construcción de la planta de Nissan-Daimler tiene avances de 50% y el gobierno de Aguascalientes negocia con empresas de Japón y Europa para atraer nuevas inversiones en el sector automotor.

“Habrá mucha inversión nueva”, adelanta el funcionario. Cerca de 60 empresas han demostrado interés en invertir en Aguascalientes.

El sector automotor ha tenido un comportamiento muy positivo en los últimos meses y se “espera que con la llegada de otras armadoras la inversión se mantenga”, dice la analista de Fitch.

Pero el estado no quiere depender del todo de la manufactura automotriz, por lo que busca atraer a empresas de informática y desarrollo de software.

Hoy, lo único cierto es que compartir las buenas prácticas de los estados puede hacer una diferencia. “Las entidades de mejor desempeño son las que más esfuerzos hacen para contactar a otras a fin de aprender de sus buenas prácticas y reformas”, dice el Doing Business en México 2014.

El secretario de Desarrollo Económico de Aguascalientes reconoce que aún falta llevar la riqueza a la gente, pero tiene confianza en que el futuro tiene una buena expectativa para la entidad. “Estamos sembrando… Le va a tocar a los próximos dos sexenios probar la miel de estos esfuerzos.”