¿Cómo le va al modelo de Petrobras?

Foto: cortesía Petrobras.

México está buscando un modelo que le permita aprovechar mejor sus recursos petroleros, el caso de Brasil parece paradigmático, pero aún está lejos de la autosuficiencia.

 

Por Agustino Fontevecchia

 

El gigante energético de Brasil, Petrobras, sigue avanzando en su intento de convertirse en una de principales compañías del planeta, superando las previsiones de ganancias para el segundo trimestre a medida que la producción de los prometedores campos de presal alcanzó un nivel récord. Y a pesar de las preocupaciones sobre el estado de la economía brasileña, la administración de Petrobras señaló el aumento del consumo doméstico, una mayor demanda de las centrales eléctricas, y la ampliada flota de vehículos de Brasil que, junto con el hecho de que Petrobras parece estar tocando el techo de su capacidad de refinación, apuntan a mejora en la actividad económica brasileña.

Petrobras no ha tenido un buen desempeño para los accionistas en el 2013, los ADRs negociados en Estados Unidos han caído casi un 30% en lo que va del año. Petroleo Brasileiro, o Petrobras, no sólo ha quedado a la zaga del mercado brasileño, sino que se encuentra muy por debajo de sus principales pares globales, como Exxon Mobil, Chevron y BP, los cuales han tenido distintos destinos este año.

La utilidad neta pasó de una pérdida de 600 millones de dólares (mdd) de hace un año a 3,400 mdd en el segundo trimestre, informó la petrolera, mientras que las ganancias por acción superaron en 6% las estimaciones, con 48 centavos de real brasileño por título.

Los ingresos por ventas se elevaron un 8.2% a 32,720 mdd al tipo de cambio del lunes, mientras que la producción se mantuvo relativamente estable en 2.56 millones de barriles de petróleo equivalente por día, en parte debido a un mantenimiento planificado. Petrobras está apoyándose en sus campos de presal para ayudar a aumentar la producción y competir con Exxon Mobil en los próximos años. Lo que resulta alentador es que la producción promedio de los campos de presal alcanzó un récord de 310,000 barriles diarios en junio, alcanzando un máximo de 326,000, dijo la compañía. Los campos de presal son uno de los descubrimientos más alentadores de los últimos decenios en Brasil, con 16,000 millones de barriles probados y el potencial para duplicar esa cifra.

Siendo una empresa integrada, 56% propiedad del gobierno, los ingresos de las ventas internas de Petrobras están ligadas a los precios fijados junto a la administración de Dilma Rousseff. Los precios efectivos en Brasil, donde la compañía distribuye el 90% de su producción, aumentaron un 15% en el primer semestre del año a 205.50 reales, o 91.33 dólares por barril, mientras que el Brent promedió 107.50 dólares. A nivel internacional, los precios de venta del crudo cayeron un 5% a 92.08 dólares por barril.

La compañía dirigida por Maria das Graças Silva Foster también se las arregló para contener los costos de producción, con los costos de extracción en Brasil, incluyendo impuestos de producción y regalías al Estado en 32.05 dólares por barril. Los costos internacionales de extracción disminuyeron 1.2% a 8.75 por barril.

La economía de Brasil ha sufrido una desaceleración que ha amenazado la estabilidad social, miles salieron a las calles para protestar contra las políticas del gobierno antes de la Copa Mundial del próximo año. Después de crecer un 7.5% en 2010, el PIB de Brasil se desaceleró a 2.7% en 2011 y 0.9% en 2012. Los economistas ahora esperan que se expanda 2.24% este año y 2.6% el próximo. Brasil es actualmente la octava economía más grande del mundo, sin embargo, en un enfoque per cápita ocupa el lugar 106.

Sin embargo, Petrobras está viendo una increíble demanda de sus productos energéticos, y esto se demuestra en sus operaciones de refinación y distribución. Sus refinerías han sido usadas al 99% de su capacidad durante el segundo trimestre, mientras que el procesamiento de petróleo aumentó 10% a 2,092 millones de barriles por día. Los campos brasileños, señaló la empresa, fueron responsables de 81% del crudo procesado. A medida que la compañía ha aumentado la producción en la primera mitad del año, logró reducir las importaciones de productos del petróleo 19%, cerrando su déficit comercial con un déficit de 400,000 barriles por día, un aumento de 264% en los primeros seis meses de 2012.

La empresa está en un ambicioso plan de inversión de 237,000 mdd a cinco años para impulsar la producción y la capacidad de refinación. Petrobras gastó casi 20,000 mdd en el primer semestre, 54% de ellos en exploración y producción, y 33% para mejorar y ampliar las refinerías. Su deuda alcanzó 65,700 mdd, o 2.77 veces su EBITDA ajustado, mientras que el efectivo y sus equivalentes aumentaron 50% a 32,340 mdd.

Petrobras ha sido sin duda una decepción para los inversionistas este año y durante un largo periodo de tiempo. Con la desaceleración en la economía de Brasil, los inversionistas se muestran escépticos de un mayor crecimiento del país, sin embargo, los analistas parecen relativamente optimistas. VTB Capital califica las acciones como ‘compra’ y ubica el precio objetivo en 22 reales, mientras que Citi confía en la venta de activos para la recuperación de los títulos. Durante el último trimestre, Petrobras vendió activos en África por 1,500 mdd. El progreso continuo en los campos de presal, junto con las desinversiones y la expansión del área de refinería, tienen el potencial para impulsar a las acciones en el futuro.