¿Qué dice hoy el mundo de México?

Foto: Presidencia de la República.

La reforma energética —que abriría Pemex a la inversión privada— y la participación del presidente Enrique Peña Nieto en una misa pública en El Vaticano merecieron hoy un espacio en la prensa extranjera.

 

EPN impulsa reformas y acumula poder
The Washington Post

Con la aprobación de la reformas educativa y de telecomunicaciones, el presidente Enrique Peña Nieto allana el camino para la energética, la “más dramática y difícil”, que modernizaría a Pemex y lo abriría a la inversión privada.

Elba Esther Gordillo, la familia Azcárraga y la familia Slim, aliados del régimen priista en otros tiempos han visto sus intereses afectados por las reformas mencionadas anteriormente, el mismo Peña Nieto ha declarado que “no hay más vacas sagradas” en México, refiere el diario estadounidense.

El periódico destaca el lanzamiento del Pacto por México como una señal clara que respalda las declaraciones hechas por Peña Nieto: “No venimos a gobernar, venimos a transformar.”

Sin embargo, también señala las declaraciones del académico de la UNAM, John Ackerman, quien afirma que “es notable cómo mucha agente asume que México está en una nueva etapa de desarrollo político, institucional o económico”, y si bien “una mayor competencia es buena”, el problema central que impide el desarrollo del país es “la concentración del poder político y económico en las altas esferas, y con Peña Nieto vemos más de eso, de hecho vemos una consolidación de ello”.

 

El PRI va a misa

El País

Por su parte, el diario español El País le dedica una nota a la participación del presidente Enrique Peña Nieto en la inauguración del papado de Jorge Bergoglio, en el Vaticano.

La asistencia del Presidente a la misa del Papa Francisco cobra relevancia dado de que es el primer mandatario priista que asiste a una misa pública tras la ruptura de las relaciones entre el Estado mexicano y la Santa Sede, en 1867.

El rotativo destaca la reconciliación de México con El Vaticano durante las administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón, así como la cercanía de Peña Nieto con la alta jerarquía católica desde que era gobernador del Estado de México.