Crece economía de Alemania en segundo trimestre

Foto: Reuters

El ministerio de economía del país indicó en su reporte mensual de junio, que el fortalecimiento fue gracias al incremento de los bienes producidos en las industrias y a su demanda, sin embargo la inversión sigue siendo débil.

 

Reuters

BERLIN – Alemania, la mayor economía de Europa, creció en el segundo trimestre a un ritmo más sólido que en los primeros tres meses del año gracias a que las fábricas produjeron más bienes y aumentó la demanda de productos industriales germanos, reportó el martes el Ministerio de Economía.

La mayor economía de Europa creció apenas un 0.1% en los primeros tres meses de este año, evitando por muy poco una recesión luego de que una desaceleración en el comercio exterior y la debilidad de la inversión llevaron a que se contrajera un 0.6% a fines del 2012.

“La recuperación económica que comenzó en el primer trimestre se ha fortalecido ligeramente en la primavera (boreal)”, dijo el ministerio en su reporte mensual de junio. “El invierno relativamente largo y duro atenuó el crecimiento a principios de año”, agregó.

El consumo privado fue el motor de la expansión económica en el primer trimestre, incrementándose  un 0.8% y el ministerio dijo que un mercado laboral estable, alzas salariales relativamente sólidas y una inflación moderada apuntan a que el gasto del consumidor respaldaría la demanda interna por el resto del año.

Sin embargo, la inversión sigue siendo débil, agregó.

Aunque se espera que el comercio exterior sea un lastre para el crecimiento durante este año, el ministerio dijo que la competitiva economía de exportación de Alemania está bien posicionada para beneficiarse de una incipiente recuperación de la economía global.

En el primer trimestre, los pedidos de la industria de la construcción estaban por encima de su nivel promedio del año pasado y las perspectivas de futuro del sector son favorables, dijo el ministerio.

“En general, el cuadro muestra que la recuperación se está dando de a poco”, agregó el ministerio.

La confianza empresarial y de los inversionistas ha mejorado en Alemania y el sector privado se ha expandido ligeramente, pero los datos retrospectivos han demostrado que la producción industrial, las exportaciones y las importaciones han aumentado, aunque las órdenes se desplomaron, las ventas minoristas han caído y el desempleo ha subido.