¿Cómo es la mezcla de Slim para Cementos Fortaleza?

Foto: Cementos Fortaleza

La estrategia de Cementos Fortaleza  se centra en la venta de sus productos al segmento de la autoconstrucción, en donde observa la oportunidad de especializarse en las pequeñas constructoras para crecer.

 

La construcción ya ha iniciado. La apuesta de los empresarios Carlos Slim y Antonio Del Valle con Cementos Fortaleza se encuentra en marcha para competir por parte del mercado en el que las grandes cementeras consolidaron su participación mayoritaria a lo largo de los años.

Pero no será sencillo lograrlo. En los próximos 4 o 5 años la empresa que vio la luz durante 2012, podría alcanzar tan sólo una participación del 5% en un mercado en el que Cemex tiene cerca del 50% de la producción nacional, seguida de Holcim con el 20%, Cruz Azul con 17%, así como Moctezuma con el 10% y Cementos de Chihuahua con un porcentaje mínimo.

“A los demás competidores no les hace entrar en un pánico repentino, ya que la capacidad instalada de Fortaleza es de un millón de toneladas en un país en donde existe una oferta de 37 millones”, dice Carlos Hermosillo Bernal, analista de Banorte-Ixe.

Sin embargo, la entrada de la nueva cementera ya comienza a generar ruido en el mercado: la debilidad en el valor del precio del cemento en México coincide con el inicio de sus operaciones, comentó el Grupo Financiero Banamex a principios de este mes en un análisis de las perspectivas de Cemex en el país para 2013.

Por ahora, la estrategia de Cementos Fortaleza  se centra en la venta de sus productos al segmento de la autoconstrucción, en donde observa la oportunidad de especializarse en las pequeñas constructoras, mientras las perspectivas positivas en el mercado del cemento y su alianza con Lafarge podrían conformar los cimientos que le den las fortalezas a su negocio para crecer en el largo plazo.

 

Le echan los kilos

Después de 70 años sin la presencia de un nuevo participante en el mercado del cemento, la empresa Elementia, en la cual participan Carlos Slim y Antonio del Valle, anunció el 16 de octubre del año pasado el nacimiento de Cementos Fortaleza.

Elementia es un consorcio mexicano enfocado a las soluciones integrales en los segmentos de la industria y la construcción que reúne compañías en el ramo de fibrocemento, concreto, polietileno, cobre, latón y sus aleaciones, la cual cuenta con 23 plantas en Latinoamérica y se encuentra presente en 26 países

Con una inversión de 300 millones de dólares (mdd), la nueva cementera estableció su planta de producción en Santiago de Anaya, Hidalgo.

“Los socios de esta empresa quieren tener la mejor cementera del país”, dijo Antonio Taracena, director general de Cementos Fortaleza, a través del comunicado que anunciaba a la nueva compañía.

Así fue como el proyecto dividió la participación de los inversionistas en 46% para Carlos Slim, y el 54% restante para Antonio del Valle.

De este modo, arrancó la construcción de un negocio que inicia su competencia frente a empresas como Cemex, Holcim, Cruz Azul y Moctezuma, quienes se dividen la producción de cemento en México.

Pero su apuesta no se basa en conquistar a las grandes constructoras, sino en ir por el segmento de la autoconstrucción, en donde se encuentran los pequeños constructores.

“Nosotros nos inclinamos en la autoconstrucción, que es el segmento más importante en México, que tiene aproximadamente el 50 o 60% del consumo”, dice en un video institucional Rodolfo Galindo Favela, director comercial de Cementos Fortaleza.

Se solicitó entrevista al director de Cementos Fortaleza, pero la compañía se abstuvo de hacer comentarios.

En México, el consumo total de cemento utilizado en el 2005 para la autoconstrucción era de 1.4 millones de toneladas, de acuerdo con los últimos datos publicados por la Cámara Nacional del Cemento (Canacem).

“Ellos tal vez están tratando de especializarse en este tipo de cliente, no es que los demás no lo estén atendiendo, lo que pasa es que ellos (Cementos Fortaleza) quieren ser los especialistas”, opina Carlos Hermosillo de Banorte.

Tal vez esta decisión de Fortaleza no cause pánico en los demás jugadores en el negocio, opina el especialista, ya que la capacidad instalada de Fortaleza sólo prevé una producción de un millón de toneladas al año, pero las alianzas con otros participantes y las mejoras en las perspectivas de la industria cementera jugarán un papel importante para su crecimiento futuro.

 

Mezcla de factores

Después de la creación de Fortaleza, un anuncio más a principio de 2013 se agregaba a su estrategia: la asociación (conocida como joint venture) con la cementera francesa Lafarge, el mayor productor de cemento del mundo, que en México produce 800,000 toneladas, operación que habría sido aprobada por la Comisión Federal de Competencia (CFC) el pasado viernes.

Esta alianza le permitirá aumentar la producción a Fortaleza al doble de lo que había proyectado anualmente, es decir, alcanzaría una producción de dos millones toneladas al año.

“Estratégicamente la alianza con Lafarge no se ve exactamente como una necesidad”, dice Hermosillo Bernal, quien opina que la empresa mexicana cuenta con la suficiente experiencia operativa para alcanzar las metas que se ha propuesto.

Sin embargo, está alianza no es la única que podría empujar a Cementos Fortaleza, las perspectivas positivas del mercado podrían sumar a la estrategia.

“Vemos positivo el segmento del cemento y el de la construcción en general”, dice Ariel Fischman, representante en México de 414 Capital.

En una industria en donde hay una oportunidad para todos, como explica el especialista, las cementeras se pueden ver beneficiadas por el ejercicio del presupuesto federal en infraestructura, así como la construcción de vivienda que hagan crecer la demanda del mercado.

Y los números no parecen contradecir el tono positivo de su pronóstico: durante 2012, el consumo nacional de cemento alcanzó los 34.6 millones de toneladas, mientras que en 2011 era de 34.4 millones de toneladas, según la Canacem.

En este contexto, Hermosillo Bernal considera que Cementos Fortaleza podría cumplir sus metas y hacerse de una participación del 5% de la producción de cemento en el país.

Aunque el analista de Banorte coincide con Fischman en que la apuesta de Fortaleza aún se encuentra en el largo plazo: “hoy lo que están terminando de construir es su oferta comercial adecuadamente, mientras que en los próximos 4 o 5 años podría crecer”.