Cuatro puntos para una métrica adecuada de redes sociales

Foto: Reuters.

No, el éxito de una estrategia de redes no se mide sólo en el número le followers o likes, aquí hay 4 puntos básicos que deben ser medidos en cualquier estrategia de comunicación en social media.

 

Hace un par de años se dio el boom de las redes sociales y con ellas hicieron acto de aparición cientos de empresas de community management que ofrecen crear y gestionar estrategias de comunicación digital en redes sociales. Dichas soluciones, para que realmente puedan considerarse como tales, deben generar planes de acción con base en los objetivos de mercadotecnia y comunicación que la empresa haya generado previamente.

Pero no sólo eso, dichas empresas deben ofrecer una métrica de sus resultados que sea entendible y pertinente, pues como sucede con cualquier otro plan, si no se miden los resultados no hay posibilidad de entender las razones del éxito o del fracaso y, en todo caso, evitarlas o repetirlas.

Si la estrategia de comunicación digital sólo ofrece aumentar el número de followers o de likes, entonces es totalmente incorrecta. Recuerde usted que las redes sociales no deben ser consideradas como medios de comunicación y, por tanto, debe evitar su “spotización”: a nadie les gustan los comerciales, particularmente en los social media.

Una buena estrategia, debe considerar que las redes sociales son medios de interacción social, en los que entramos a crear, comentar y compartir contenido. Hay que pensar de qué manera vamos a construir nuestra marca, de qué manera vamos a interactuar con nuestro target, de qué manera vamos a responder y cómo leer los datos que obtenemos de ellos.

En este sentido podemos mencionar 4 puntos básicos que deben ser medidos en cualquier estrategia de comunicación en redes sociales:

1. Popularidad. Es simple, se trata de ver qué tan famosos somos en las redes sociales. Algunos parámetros como cantidad de seguidores, cantidad de interacciones, menciones, favs y likes pueden arrojar luz sobre este punto.  Si bien podemos pensar que la popularidad puede medirse sólo a través de estos factores numéricos, podemos hacer cruces de información para averiguar cuáles han sido las entradas más populares, en qué momentos, en qué regiones y con qué personas.

2. Influencia. Si posteamos una entrada en Facebook, compartimos una foto en Instagram o hacemos una entrada en Twitter, ¿qué hacen nuestros contactos con esa información? ¿La comparten, les alegra, la comentan, los molesta o simplemente la ignoran? Es muy importante saber de qué manera son compartidos nuestros contenidos en las redes, con qué rapidez y con qué alcance. Podemos medir la influencia de nuestros comentarios, saber si son importantes para nuestro target y generar una estrategia de marketing de contenidos adecuada.

3. Reputación. Lo que la gente piensa de nosotros en las redes es básico para construir una estrategia de comunicación correcta. Si ponemos un comentario en nuestras redes y es intensamente comentado o compartido no significa que estemos haciendo bien las cosas, debemos poner atención a la calidad de los comentarios, con qué conceptos nos asocian y a la reacción de nuestro target. Los comunicólogos lo conocemos en el aula como “análisis de contenido”, aunque recientemente a dicho estudio se le conoce como “análisis de sentimientos”.

4. Audiencia. Una vez que ya conocimos los números de nuestros seguidores, hay que empezar a analizar con más cuidado. Habrá que averiguar de qué región son, a qué hora interactúan más, qué nube de palabras está asociada a ellos, además de saber si son influyentes y si son personas, personajes, instituciones, empresas, etcétera.

 

La medición de cualquier estrategia en redes sociales debe arrojar datos cualitativos que permitan conocer el comportamiento de nuestro público y así tomar decisiones sobre el rumbo de nuestra presencia en los medios sociales.

Si bien cada empresa de comunicación trabaja con diferentes parámetros, en el mercado existen herramientas que pueden medir cada uno de los puntos mencionados o incluso todos a la vez, arrojando reportes automatizados. No obstante, siempre es recomendable medir con diferentes aplicaciones para tener una visión más amplia de nuestra labor.

He aquí una pequeña lista de herramientas con las que podríamos empezar a hacer nuestros análisis.

Klout. Su famoso número klout se ha convertido en un estándar en el mercado de las redes. Mide la influencia y la interacción de una determinada cuenta. Tiene una versión gratuita un tanto limitada, pero la versión de paga es muy completa y reveladora.

Tweetlevel. Es una herramienta de la prestigiada firma Edelman. Hace un análisis de la confianza, la interacción, la popularidad y ofrece, al igual que Klout, un numeral de referencia. Cuenta con una matriz que permite comparar cuentas en un plano de interacción.

SocialBro. La herramienta perfecta para medir a nuestra audiencia, arroja una nube de palabras e incluso nos sugiere las horas adecuadas para interactuar. Tiene una versión de prueba, pero los servicios empiezan desde $7.00 dólares al mes

Brandwatch. Quizá una de las herramientas más usadas en el plano profesional. Hace un análisis en tiempo real de nuestras actividades en redes sociales, con una minería de datos muy amplia. Sólo existe en versión de paga.

Sentiment Metrics. Nos permite hacer análisis de sentimientos, aunque también tiene una minería de datos muy acertada y concreta. Puedes solicitar un demo.

 

Contacto:

Twitter: @sincreatividad