Del mercado al mercado

Foto: Reuters.

Mira qué cifras y qué métricas puedes obtener en tu negocio día a día para identificar tus fortalezas y las de tu producto. Eso te dará un punto arriba de tu competencia.

 

 

 

Diría mi jefa: Esto les va a servir, así trabajen aquí o vendiendo melones en el Mercado de San Juan. Traducir nuestros alcances en números siempre nos dará una fotografía de la realidad de nuestros consumidores y lograr predecir su comportamiento.

Tener una noción de cómo será la venta de nuestra marca nos dará la ventaja de anticiparnos a los momentos donde hay que esforzarse más. La recepción de dinero o su comparación contra gastos no son la única manera de poner cifras a nuestro desempeño laboral. Por esta razón, hablaré de otras mediciones para ampliar la visión de utilidades de nuestros productos.

Meta: ¿Cuánto necesitas vender este mes para ser productivo? Partamos de un calendario mensual para simplificar y comenzar a hacer un hábito. Fija una cantidad donde cubras tu cuota fija de venta y superes un extra que garantice tu productividad. La idea es que desarrolles un olfato para jugar con tus propias cifras. Por ejemplo, si vendes fruta y tienes que hacer 200 pesos, puedes vender 10 kilos de manzana (suponiendo un precio de 20 pesos), lo cuál te costará unos diez clientes, o bien vender 4 sandías de 5 kilos, lo cual puedes lograr con unos 4 clientes. Habrá temporadas cuando el flujo de clientes te permita confiar en lograr los diez y otros días donde, por la lluvia, sólo te visiten 3 personas y debas hacer esfuerzos para conseguir ventas que te acerquen más a tu meta.

Comportamiento mensual: Lleva un diario de tus logros mes a mes hasta que identifiques qué tan variables son. Pronto te vas a dar cuenta de que hay horas, o días de la semana, o estaciones, que te son más favorables. Por instinto, cálculo o facto podrás anticipar los momentos al año siguiente. Una vez que tengas este comparativo no sólo tendrás idea de lo que viene para ti, sino del mercado en general. Volviendo al ejemplo de la fruta: Supón que te das cuenta que diciembre es un excelente mes para vender uvas, el siguiente año puedes no sólo abastecerte más, sino jugar con los precios (siempre y cuando no estén fijos por el gobierno) y compararte contra tus competidores para lograr la estrategia que te haga generar más ingresos. Esta es la parte evidente. En lo menos obvio, puedes implementar una promoción para vender ciruelas (que presumimos se vende menos este mes) y no desgastarte en promover algo que por sí sólo se venderá. En fin, tú tendrás tu propio análisis y cartas para tomar una decisión basada en números.

Comportamiento contra el mercado: Y no siempre un número bajo es necesariamente algo negativo: depende de cómo se comporte nuestro mismo mercado, puede resultar que ese número sea una cifra líder, o una cifra alta en ventas puede no ser idónea si los competidores han hecho aún más. Compara números, investiga, sondea, observa. Traduce en dígitos lo que sabes de tus compañeros de mercado.

Adquiere una nueva meta: Ser líder.

¿Y después? Después tendrás un hábito y entenderás la relación del dinero con el tiempo, personas y trabajo. Entre más curioso seas, mejor lograrás analizar.

 

 

Contacto:

Facebook: /carlos.fajer

Twitter: @carlosfajer