Disputa por reapertura de ERT, profundiza crisis griega

Foto: Reuters.

Previamente, el primer ministro Antonis Samaras pareció estar cerca de un compromiso con sus socios de coalición sobre el repentino cierre del canal, hasta que las conversaciones de los tres partidos colapsaron nuevamente el jueves.

 

 

Reuters

 

ATENAS – Los líderes de la coalición gobernante de Grecia no consiguieron llegar a un acuerdo el jueves sobre una forma de reabrir la cadena pública ERT en su tercera reunión de esta semana, profundizando una crisis de nueve días que ha renovado los temores de inestabilidad política en el país heleno.

Previamente en la semana, el primer ministro Antonis Samaras pareció estar cerca de un compromiso con sus socios de coalición sobre el repentino cierre del canal, hasta que las conversaciones de los tres partidos colapsaron nuevamente el jueves.

El líder del partido más pequeño de la coalición, Fotis Kouvelis de la Izquierda Democrática, criticó a Samaras por no acatar una orden judicial que ordenó el restablecimiento del canal estatal y por rechazar su propuesta para abrir una cadena de televisión reformada.

“No se llegó a un consenso en la reunión de los líderes políticos respecto al tema del ERT“, sostuvo Kouvelis.

Funcionarios de la Izquierda Democrática tenían previsto reunirse el viernes por la mañana para discutir su postura sobre el asunto, señalaron miembros del partido.

El líder de otro partido menor en el Gobierno, Evangelos Venizelos, advirtió que la coalición del país estaba en dificultades y pidió a Kouvelis que se mantuviera en la alianza.

“La situación es especialmente grave para la economía, el país y sus ciudadanos”, dijo Venizelos, que encabeza el partido PASOK, el segundo más grande de la coalición en el poder.

“Queremos que el Gobierno siga formado por tres partidos y pedimos a la Izquierda Democrática que participe para restablecer la cooperación”, sostuvo.

Samaras, un político de centro-derecha, gobierna en una frágil coalición con dos partidos de la centro-izquierda desde que llegó al poder hace un año.

La más reciente crisis surgió cuando el primer ministro ordenó la abrupta salida del aire de ERT la semana pasada, desatando la condena y críticas de sus aliados, sindicatos y periodistas.

ERT sigue cerrada pese a que el lunes una corte ordenó que retomara sus transmisiones.

Samaras desea instalar un canal transitorio que contenga apenas una parte del personal inicial y que transmita programas pregrabados. Sus aliados políticos quieren que ERT vuelva a operar como antes hasta que pueda ser lanzada una versión más limitada de la cadena de televisión.