El diminuto startup de noticias que se llevó el Pulitzer

Foto: Jeff Bercovici.

 ¿Cómo hizo un equipo de siete personas para ganar el premio de mayor prestigio en el mundo del periodismo?  

 

Por Jeff Bercovici

 

En el piso 12 de un edificio no muy moderno en el centro de Brooklyn se encuentran las oficinas de la firma de abogados Kornblau y Kornblau. Escondido profundamente en este laberinto de habitaciones oscuras se encuentra el centro de operaciones de InsideClimate News, el nuevo miembro de la fraternidad de élite de ganadores del Premio Pulitzer.

¿Qué tan pequeño es InsideClimateNews (ICN)? Bueno, cuando visité al editor y fundador David Sassoon, la tarde del martes, dupliqué el número de personas en la oficina. La organización sin fines de lucro, de sólo cinco años de edad, cuenta con siete empleados en total, pero los otros seis se encuentran dispersos en todo el hemisferio occidental, desde Tel Aviv hasta San Diego. “Si conseguimos tener a alguien en Hawaii o Australia o Japón, tendremos el mundo cubierto”, dice Sassoon.

Al ganar el Pulitzer en la categoría de Información Nacional por una serie sobre la mala regulación de los oleoductos, ICN venció a The Boston Globe y al Washington Post, dos diarios con alrededor de 900 periodistas, entre ambos —por no mencionar a todas las organizaciones de noticias que no llegaron al círculo de los finalistas—. ¿Cómo podría una tripulación de siete golpear a los gigantes que viven para el día del Pulitzer?

“Cuando tienes grandes operaciones, hay fuerzas que te jalan en muchas direcciones”, dice Sassoon. “Cubrimos una cosa a la vez. Hemos estado haciendo esto 24/7 durante cinco años.”

Un pequeño presupuesto es una desventaja sólo si tratas de atacar el problema de la misma manera que las organizaciones de noticias con grandes presupuestos, dice:

No sé por qué tiene que ser tan caro. Probablemente gastamos el 10% de lo que una gran sala de redacción, bien dotada, gastaría, y eso incluye salarios y todo. No viajamos mucho, no teníamos el dinero, así que no pensamos en ello. Sólo pensábamos en cómo hacer para escribir esa historia. Creo que es posible hacer mucho periodismo de bajo presupuesto sin necesidad de sentir que no puede hacerse el trabajo que se quiere hacer. Tal vez muchas de las salas de redacción pueden hacerlo de manera más eficiente de lo que creen que pueden. Hay muchas personas y salas de prensa pequeñas aquí y allá, que pueden hacer este tipo de trabajo.

Dicho esto, ICN quiere ser una organización de noticias un poquito más grande. “Creemos que para hacer nuestro trabajo a nuestras máximas capacidades, tenemos que ser entre 20 y 25 personas”, dijo Sassoon. “A medida que llevamos a cabo nuestro plan, quiero tener una sala de prensa en Nueva York. Necesitamos un hub.”

Unirse al club Pulitzer debe ayudar con eso, indirectamente. Mientras que los 10,000 dólares en premios se repartirá entre los periodistas que trabajaron en la serie ganadora, el premio puede valer muchas veces esa cantidad en términos de recaudación de fondos y patrocinios.

“Creo que nos cambiará la perspectiva. Creo que el Comité del Pulitzer probablemente lo sabía”, dice Sassson. “Hemos ganado el premio. El trabajo que hicimos es muy bueno. Pero creo que ellos entienden cómo su legitimación, el máximo honor en el periodismo, iba a hacer una gran diferencia para nosotros como una pequeña startup.”