El éxito del e-tailing (retail online)

Foto: Reuters

¿Hacer el super por Internet? Claro que es posible, pues es cómodo y rápido para los consumidores y una gran oportunidad de negocio para las empresas.

 

 

En México, muchas personas han sido testigos de los beneficios que ofrece Internet, en especial la conectividad que rompe la barrera del espacio y tiempo, lo que sin duda ha contribuido a que el sector empresarial pueda expandir su mercado y aumentar sus puntos de venta.

De hecho, las redes sociales se han convertido en una herramienta indispensable para los negocios, ya que a través de ellas las empresas tienen una relación más estrecha con los consumidores y pueden conocer su opinión sobre lo que quieren o esperan de una marca, productos y/o servicios.

Un estudio reciente realizado por Nielsen reveló que durante el 2012, las empresas aumentaron sus ventas más de 40%, reconociendo que del total de la facturación de la empresa, en promedio, el 61.7% corresponde a las ventas por Internet.

Es por ello que diversas empresas mexicanas han emigrado a la era digital y son más los recursos electrónicos que emplean, pero pocas saben potencializar el uso del comercio electrónico, capaz de darle un giro por completo a la empresa, posicionándola en los primeros lugares del mercado.

Las empresas especializadas en la comercialización masiva de productos, por ejemplo, no sólo encontrarán un canal adicional con las ventas en línea, sino que además podrán crear un proyecto a largo plazo en donde estas compañías reduzcan sus costos de operación, enfocándose por completo en la importación o en cualquier otra estrategia del negocio.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, en el país existen 37 cadenas de autoservicios (supermercados), un mercado que sin duda podría optimizar sus recursos por medio de Internet y con ello aumentar el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) que ofrecen a la economía mexicana.

Indudablemente, vender en línea ofrece grandes ventajas a los consumidores, como la comodidad que implica el poder comprar desde cualquier lugar, sin la necesidad de tener que ir físicamente a adquirir ciertos artículos, sobre todo cuando la mayoría de los mexicanos nos encontramos ocupados y difícilmente encontramos tiempo para hacer el súper, por ejemplo.

Esto lo podemos comprobar con casos como de Homeplus, una empresa de autoservicio posicionada como la segunda empresa en el mercado en Corea, que tenía el reto de convertirse en la número uno, sin tener que invertir e incrementar el número de puntos de venta offline.

Así que la empresa creó una estrategia e instaló stands virtuales que imitaban los aparadores del supermercado, esto con el objetivo de acercar los productos a los consumidores; y a través de los códigos QR y con una aplicación de la empresa instalada en sus smartphones, podían comprar los productos escaneando el código.

Posteriormente, la empresa se encargaba de llevar la compra directamente al hogar del cliente, haciendo más fácil su vida y aumentando en un 130% las ventas en línea, posicionando a la empresa como la compañía número uno en ventas por Internet.

Con esta estrategia podemos ver que los límites del comercio electrónico los determina cada empresa, y de ellas depende aprovechar las grandes ventajas que ofrece el comercio electrónico para impulsar su crecimiento y, por lo tanto, contribuir con el desarrollo de la economía mexicana.

 

 

 

Contacto:

*Francisco Ceballos es director general de MercadoLibre México y miembro del Interactive Advertising Bureau (IAB).

Twitter: @Mercadolibre