El nuevo chico genio en el club de tecnología

Foto: Cortesía Duolingo

Luis von Ahn tiene 34 años, es guatemalteco y está listo para convertirse en el nuevo miembro de la élite de emprendimientos tecnológicos. Duolingo, es el nombre de su más nueva empresa, busca el equilibrio entre los negocios y el apoyo social.

 

Muchos nombres conforman el club de los emprendedores tecnológicos en Estados Unidos, entre los más conocidos están Mark Zuckerberg, creador de Facebook; Larry Page,  CEO de Google y Jack Dorsey, creador de Twitter. Sin embargo, existen otros personajes que han logrado grandes avances, entre ellos figura Luis von Ahn.

¿Alguna vez has tenido que completar un formulario de un par de palabras o series de números distorsionados para entrar a tu correo o hacer una compra en Internet? Ese sistema se llama Captcha, su objetivo es impedir que robots ingresen y roben datos de usuarios en plataformas en línea. Luis von Ahn ha sido uno de sus más activos desarrolladores y también generó el sistema reCaptcha, que vendió a Google.

Luis nació en Guatemala, donde estudió hasta el bachillerato, después continuó en la Duke University en Carolina del Norte y ahora es profesor asociado en el Departamento de Ciencias de la Computación en la Universidad Carnegie Mellon, en Pittsburgh, en Estados Unidos.

Como emprendedor, posee la cualidad de no quedarse quieto o conformarse, por eso nació reCaptcha. Luis explica que cada vez que se llena un formulario de palabras distorsionadas se invierte un promedio de tiempo de 10 segundos. Bajo este principio, descubrió que era posible ‘poner a trabajar’ esos 10 segundos.

Así, reCaptcha da a los usuarios un par de palabras, pero no cualquiera, se trata de las sílabas, palabras o números que los escáneres no detectaron al digitalizar los libros que Google vende online.

De esta manera, al tiempo que llenas el formulario, ayudas a Google a completar la digitalización de sus textos. Justo esta fórmula fue lo que ocasionó que Google se interesara por comprar reCaptcha en 2009, en una operación con acuerdos de confidencialidad que no permiten revelar montos o detalles.

“Al día se llenan 200 millones de estos formularios, es mucho tiempo invertido que se puede convertir en productivo”, explica el emprendedor.

El desarrollo de estos mecanismos se ha traducido en numerosos reconocimientos. En 2006 obtuvo el premio MacArthur, de la fundación MacArthur, concedido a personas creativas que ayudan a construir un más mundo más justo y pacífico; además, la revista Discover lo nombró uno de los 50 mejores cerebros de ciencia.

 

El nuevo capítulo

Tras navegar en las aguas de las negociaciones con grandes compañías, Luis decidió enfocar sus esfuerzos a los proyectos generados a través del  Crowdsourcing, que se define como la práctica de obtener los servicios, inversión un gran grupo de personas interesadasen lugar de empleados y proveedores comunes, es decir, buscar los recursos correctos con las personas correctas.

Bajo esta lógica consiguió capital por 15 millones de dólares para el desarrollo de su más nueva empresa, Duolingo.

Se trata de una plataforma que permite aprender idiomas en línea de manera gratuita por Internet.

“Esta empresa surgió porque así lo sugirieron las circunstancias, acababa de vender mi segunda compañía y me di cuenta que quería hacer un proyecto que implicara una aportación social. Aprender idiomas es difícil y costoso, tanto para los inmigrantes en Estados Unidos como para los latinos en sus países que encuentran en un segundo idioma una posibilidad de tener una vida mejor, así que decidí que era ahí donde quería hacer algo al respecto”, explica en entrevista con Forbes.com.mx.

Duolingo se convirtió en una posibilidad de tener esa oportunidad adicional, el modelo de enseñanza es eficaz al grado de que cuatro horas de práctica en la plataforma son equivalentes a un curso de un semestre de idiomas en la universidad.

Con seis idiomas disponibles para los hablantes hispanos y tres millones de usuarios, Duolingo se perfila como uno de los emprendimientos referentes para los próximos años.

 

¿Dónde está el negocio?

Una plataforma gratuita para los usuarios sin publicidad, no suena como el negocio más boyante, sin embargo, la ganancia también implica una idea sin precedentes. El modelo de enseñanza está basado en traducir, así que mientras tu aprendes un idioma, ayudas también en la traducción de textos, es ahí donde vienen las ganancias.

El 45% de los usuarios está en Estados Unidos, un 30% en América Latina, México ya tiene una comunidad de 400,000 alumnos de Duolingo y las cifras prometen seguir creciendo pues la plataforma ya tiene su propia aplicación para IOS y está por lanzar una versión para Android. Aunque Luis no planea quedarse en la firma para siempre.

“Creo que es importante permanecer en los negocios hasta que estos pueden tomar un rumbo por sí mismos, quiero seguir desarrollando cosas. La mayor lección que he aprendido es que en este camino todo mundo puede decirte cosas positivas cuando logras algo bueno, pero no debes quedarte ahí, siempre tienes que buscar algo más, y no lo digo en el aspecto monetario, hasta ahora, mi mayor satisfacción en Duolingo es una carta de un chico en Siria que agradeció tener este escape para tener una alternativa en un ambiente difícil. Creo que eso puede lograrse en muchos otros ámbitos”.

  • Jorge eduardo

    Es la tonteria mas grande que le a pasado a la tecnologia….
    y mas que una ganancia de tiempo es una perdida es increible
    como hiso dinero este personaje.