Empresas ‘esconden’ más capital del fisco

Foto: Reuters

Compañías estadounidenses como Apple, Microsoft y Pfizer aumentaron en 2012 el efectivo en el exterior.

 

Estados Unidos tiene una de las cargas tributarias para empresas más grandes del mundo. Por lo que diversas transnacionales norteamericanas están aumentando el nivel de ganancias que mantienen en el exterior.

De acuerdo con un estudio de la organización Citizens for Tax Justice (CTJ, por sus siglas en inglés), grandes corporaciones de Estados Unidos como Apple, Microsoft y Pfizer aumentaron en 2012 el capital que tienen en el exterior, probablemente en un esfuerzo por huir de los impuestos del país norteamericano.

La investigación de CTJ examinó las declaraciones de 47 compañías que divulgaron si habían llevado fondos a Estados Unidos o no.

“Una sorprendente cantidad de las compañías admitió que había pagado poco o ningún impuesto sobre ganancias, lo que es un muy buen indicador de que estas utilidades tienen baja tributación o están asentadas en paraísos fiscales”, sostuvo Matthew Gardner, el autor del estudio de CTJ.

Las compañías tecnológicas y de medicamentos son ideales para trasladar las ganancias fuera del país porque sus activos de propiedad intelectual son fácilmente transportables. Como resultado, poseen una de las tasas impositivas efectivas más reducidas de Estados Unidos.

De acuerdo al análisis de CTJ sobre las declaraciones regulatorias, Apple reportó un alza de 28,000 MDD en dinero en el extranjero en el 2012, mientras que las reservas de Microsoft aumentaron en 16,000 MDD.

Completando la lista de las primeras cinco grandes corporaciones nombradas estaban Pfizer, Merck & Co Inc y Google Inc.

Estados Unidos tiene un régimen impositivo “global” para las corporaciones que grava la ganancia independientemente de dónde se haya generado. Pero, teóricamente, los beneficios no son gravados hasta que la compañía las lleva al país, por lo que muchas empresas los mantienen indefinidamente en el exterior.

Legisladores en ambos partidos están a favor de recortar la tasa impositiva oficial de las empresas estadounidenses. El presidente Barack Obama propuso reducirla a un 28%, en tanto muchos republicanos respaldan una tasa del 25%.

Pero las perspectivas de reducir el impuesto son dudosas, dado que los partidos siguen ferozmente divididos respecto a cómo simplificar el código tributario, que podría remover unas lucrativas exenciones para algunos sectores.

Reuters.