¿Es Japón el nuevo Apple?

Foto: Reuters

Los inversionistas de fondos de riesgo han apostado muy alto en Japón durante los últimos años, pero la marcada baja en los mercados accionarios japoneses y el repunte del yen los han golpeado fuertemente.

 

Por Nathan Vardi

 

En los últimos años muchos grandes inversionistas en fondos de riesgo han pasado por muchas dificultades para mantenerse al día con el mercado de valores de Estados Unidos y otros parámetros financieros contra los que son evaluados. La fuerte caída del mercado de Japón probablemente hará las cosas aún más difíciles para algunos de ellos.

Prominentes inversionistas de fondos de riesgo han apostado en grande en Japón este año, a menudo invierten en acciones japonesas y en posiciones cortas sobre el yen, lo que se denomina Abe trade, llamado así por el primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien promueve políticas fiscales agresivas para revivir el largo estancamiento económico de Japón. Inversionistas multimillonarios como Louis Bacon y seleccionadores de acciones como el multimillonario Dan Loeb han hecho grandes inversiones en Japón y disfrutado de una fuerte rentabilidad cuando el mercado bursátil japonés se disparó y el yen cayó en 2013.

Pero el brusco cambio de dirección de la bolsa japonesa es un recordatorio de que los riesgos que siempre ha conllevado tratar de batear un jonrón en Japón. Durante muchos años, la posición corta de bonos japoneses era conocida como un refugio seguro. El índice de acciones japonesas, Nikkei, cayó 7.3% en un solo día de negociación y el yen repuntó. La razón inmediata parecía ser la decepción general sobre los recientes datos de manufactura china, pero algunos ya se preguntan si los jugadores del mercado financiero se están poniendo nerviosos sobre la decisión del Banco de Japón y su gobernador, Haruhiko Kuroda, con respecto al mantenimiento de las firmes medidas monetarias para aumentar la economía japonesa.

El Nikkei sigue estando un asombroso 39% en 2013, pero aún no ha sido suficiente para la mayoría de los inversionistas de los fondos de riesgo, incluso las grandes apuestas en Japón con vehículos de fondos no se dedican por completo a la inversión en Japón, para superar al índice S&P 500 en lo que va del año. El S&P 500 ha devuelto más de 17% este año.

Es posible que los fondos de cobertura hayan obtenido ganancias de sus operaciones japonesas, pero la última vez que los fondos de cobertura se casaron con una sola idea de inversión y ésta se derrumbó, muchos inevitablemente terminaron con sólo la bolsa en las manos. Las acciones de Apple fueron las más populares (y las únicas) entre muchos grandes inversionistas de fondos de riesgo desde hace años y muchos obtuvieron grandes ganancias cuando las acciones se dispararon más allá de la marca de los 700 dólares. Sin embargo, algunos grandes inversionistas vieron sus rendimientos globales en Apple golpeados durante los últimos meses, los títulos cayeron a su nivel actual de 444 dólares. Otros salieron de Apple antes del colapso, pero los grandes mercados guiados por la liquidez pueden ir en ambas direcciones.