Expertos encienden alertas para América Latina

Foto: Reuters

Pese a que la región mantiene una moderada estabilidad, los bancos centrales  y los sistemas financieros deben mantenerse alertas pues no están exentos de sufrir riesgos, aseguraron expertos.

 

EFE

 

MONTEVIDEO – Los “vientos de cola” que hasta ahora acompañaron el crecimiento de la economía de América Latina “pierden fuerza” y es necesario “encender las alertas” y tomar medidas de precaución, pues la región afrontará “sorpresas y desafíos”, coincidieron hoy varios expertos en Uruguay.

La región “está bien parada” porque “supo aprovechar su experiencia en el manejo de la macroeconomía” a pesar de la “crisis mundial”, afirmó el secretario general de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Enrique Iglesias.

Sin embargo, Iglesias advirtió que los bancos centrales “deben estar atentos” y todo el sistema financiero “vigilante” porque los próximos años serán “tiempos de mucha volatilidad e imprevisibilidad”.

“Se nos avecina un mundo de sorpresas y desafíos y creo que una de las palabras clave será la flexibilidad de los países en el manejo de su economía”, señaló Iglesias, quien fue secretario ejecutivo de la Cepal (1972-1985) y presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entre 1988 y 2005.

El secretario general de la Segib participó con un mensaje grabado en la inauguración del I Congreso de Banca y Economía de América Latina que se celebra en Montevideo, organizado por la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) y el Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU).

Iglesias destacó, además, la baja en la proyección de crecimiento de la economía de China para este año de 10 a 7%.

En los últimos años el mercado chino “ha pasado a ser un jugador muy importante para las economías sudamericanas” y esa baja en su crecimiento “seguramente repercutirá” en una “caída de la demanda” a los países de la región, señaló.

Como forma de “alerta” para los países de América Latina y el Caribe, Iglesias recomendó “cuidar” el déficit fiscal, “estar atentos” a la inflación, “diversificar la producción” y “seguir siendo atractivos” para la inversión extranjera.

Juan José Taccone, representante del BID en Uruguay, destacó que la baja en la demanda externa “ya se siente” en los sectores industriales de la región y recomendó a los gobiernos “tener un colchón” de dinero por si la situación “se complica más”.

Los vientos de cola que ayudaron al crecimiento de las economías latinoamericanas en los últimos años “pierden fuerza” y es necesario “mayor precaución” para enfrentar las “turbulencias mundiales”, agregó.

El experto del BID dijo que los países de la región deben hacer un “esfuerzo mayor” para darle “más valor agregado” a sus materias primas, principal fuente de ingreso por exportaciones.

El ministro uruguayo de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, destacó por su parte la “clara mejoría” que existe actualmente en relación a “veinte años atrás” en el “nexo y vínculo” de las políticas públicas en la región con la banca y las instituciones de intermediación financiera.

“No habrá un proceso de desarrollo real de nuestros países sin el apoyo y diría liderazgo de la banca”, afirmó Lorenzo frente a banqueros y delegados de casi una veintena de países que integran Felaban.

El ministro uruguayo dijo que la banca y las instituciones de intermediación financiera de la región actualmente ofrecen a sus clientes planes “poco diversificados” y los exhortó para que “se animen con “nuevos y atractivos” proyectos de ahorro tanto para “empresas como para familias”.

Los países de Latinoamérica “necesitan” que más gente acceda a los servicios bancarios y los bancos deben “liderar” el proceso de desarrollo “con activismo y creatividad”, afirmó Lorenzo.

El venezolano Rafael Muñoz, presidente del Comité Latinoamericano de Economistas (CLEC), dijo que el I Congreso de Banca y Economía de América Latina, que se extiende hasta mañana, es una “magnífica oportunidad” para el “intercambio de lecciones aprendidas” de cara al desarrollo regional.

“Asistimos a un espacio de análisis y debate muy rico y de gran importancia para el futuro de la banca latinoamericana”, afirmó.