Explosión en planta de Texas deja al menos 5 muertos

Los restos de la planta West Fertilizer tras la explosión (Reuters)

Se espera que la cifra aumente mientras los servicios de emergencias buscan entre los escombros de la planta West Fertilizer

 

Reuters

WEST, EEUU.- Una explosión mortal y un incendio arrasaron en la noche del miércoles una planta de fertilizantes en una pequeña localidad de Texas, dejando más de 100 heridos, destrozando decenas de casas y liberando humos tóxicos que obligaron a evacuar a la mitad de la localidad, dijeron las autoridades.

Las autoridades dijeron que hubo un número indeterminado de muertos, y se espera que la cifra aumente mientras los servicios de emergencias buscan entre los escombros de la planta West Fertilizer Co. y las viviendas próximas.

“Tenemos víctimas mortales confirmadas”, dijo el portavoz del Departamento de Seguridad Pública D. L. Wilson, en una rueda de prensa en la madrugada del jueves, unas cuatro horas después de la explosión.

“La cifra no es segura todavía. Podría subir con el paso de los minutos. Estamos peinando la zona ahora mismo y comprobando que es segura”, agregó.

Medios de comunicación estadounidenses indican que la cifra de muertos podría de ser de inco hasta 15, aunque aun no se tiene un reporte oficial.

Las autoridades dijeron que las llamas que continuaban dentro de la planta suponen dos amenazas: la posibilidad de desatar la explosión de un segundo tanque de fertilizantes y la emisión de humos peligrosos en el vecindario.

Wilson dijo que alrededor de la mitad del pueblo -un área que abarcaría entre ocho y 10 manzanas- fue evacuada y que “incluso podríamos tener que evacuar la otra mitad del pueblo” si el viento cambiaba de dirección, como se espera.

La explosión, precedida al parecer por un incendio en la planta, fue notificada a alrededor de las 20:00 horas locales en West, una localidad de unos 2,700 habitantes a unos 130 kilómetros al sur de Dallas y 32 kilómetros al norte de Waco.

El alcalde de West, Tommy Muska, dijo a Reuters que había cinco o seis bomberos voluntarios sin localizar que fueron de los primeros en acudir al lugar.

La cadena CNN reportó la muerte de al menos dos personas, pero la cifra no pudo ser confirmada de manera independiente.

“Hay mucha devastación. Nunca he visto algo como esto”, dijo el alguacil del condado de McLennan, Parnell McNamara. “Parece una zona de guerra con todos los escombros”, agregó.

 

Se desconoce la causa

Wilson dijo que entre 50 y 75 viviendas resultaron dañadas por la explosión y el incendio, y que un complejo de apartamentos de 50 unidades había quedado reducido a “un armazón”. Muska situó la cifra de hogares destruidos entre 60 y 80.

Wilson también dijo que 133 personas fueron evacuadas de una residencia de ancianos, pero no estaba claro cuántos resultaron heridos.

Calculó que en total más de 100 personas resultaron heridas en el desastre.

No hubo ninguna declaración sobre la posible causa del desastre. El congresista Billar Flores, cuyo distrito incluye West, dijo que no creía que hubiera una intervención externa.

“No esperaría un sabotaje en absoluto”, declaró a CNN.

La explosión desató un movimiento en el terreno equivalente a un terremoto de una magnitud de 2.1, dijo el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Un periodista de Reuters observó que una escuela secundaria cercana y varias casas estaban severamente quemadas. La estación de televisión de Dallas WFAA reportó desde helicópteros que aproximadamente un área de tres cuadras de West parecía haber sido destruida.