Fed debe reducir lentamente compra de bonos: OCDE

Foto: Reuters

El organismo advierte que un retiro repentino del estímulo monetario puede causar estragos a la economía de EU, afectando a negocios y familias.

 

Reuters

WASHINGTON.- Después de inundar los bancos estadounidenses con dinero para luchar contra una crisis económica, la Reserva Federal de Estados Unidos debe hallar ahora una forma de reducir lentamente el flujo de dinero sin dar un golpe doloroso a negocios y familias, dijo la OCDE en un informe el miércoles.

El informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, un grupo asesor clave del mundo desarrollado, resumió el problema enfrentado ahora por el banco central de Estados Unidos.

Las tasas de interés bajas han ayudado a la economía estadounidense, pero podrían inflar burbujas en el mercado financiero. Esto sugiere que la Fed podría tener que ralentizar su programa de compras de bonos “en el futuro cercano”, dijo la OCDE.

El riesgo es que los inversionistas respondan a esto impulsando un incremento más fuerte de las tasas de interés. Eso golpearía al mercado de acciones y a los precios de las casas, además de perjudicar a los exportadores al elevar el valor del dólar.

Citando sus propios modelos económicos, la OCDE dijo que, si las tasas para bonos del Gobierno a largo plazo subieran 2 puntos porcentuales en un año, como sucedió tras un cambio inesperado en la política de la Fed en 1994, la reducción del crédito sustraería al menos 1.5 puntos de la tasa de crecimiento económico del país.

“Con posibles descalabros para el sistema financiero (…) los efectos negativos podrían ser mayores”, dijo la OCDE.

La entidad dijo que era probable que la Fed maneje las expectativas con cautela para evitar que esto ocurra.

“Sin embargo, queda un riesgo de la repetición de lo ocurrido desde 1994”, dijo en el informe.

La Fed ha mantenido las tasas de interés cerca de cero desde fines del 2008 y ha triplicado su hoja de balance a alrededor de 3.3 billones de dólares con una serie de programas de compras de bonos. Actualmente, está comprando 85,000 millones de dólares (mdd) en bonos por mes.

En las últimas semanas, funcionarios del banco central estadounidense han realizado varios comentarios sobre cuándo podrían comenzar a desacelerar sus compras, y el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años han subido a su mayor nivel en más de un año.

La OCDE, con sede en París, entrega asesoría económica a gobiernos de buena parte del mundo desarrollado, que financian a la organización. Unos pocos países en desarrollo, como México y Chile, también son miembros de la entidad.

Además de aconsejar a la Fed que actúe con cautela, la OCDE criticó la decisión de Washington de aplicar amplios recortes presupuestarios en marzo.

El informe indicó que la austeridad del Gobierno limitará el crecimiento económico a un 1.9% ciento este año, justo por debajo de una proyección realizada en noviembre y menos que la expansión de un 2.2% del 2012.

 

Reuters

WASHINGTON.- Después de inundar los bancos estadounidenses con dinero para luchar contra una crisis económica, la Reserva Federal de Estados Unidos debe hallar ahora una forma de reducir lentamente el flujo de dinero sin dar un golpe doloroso a negocios y familias, dijo la OCDE en un informe el miércoles.

El informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, un grupo asesor clave del mundo desarrollado, resumió el problema enfrentado ahora por el banco central de Estados Unidos.

Las tasas de interés bajas han ayudado a la economía estadounidense, pero podrían inflar burbujas en el mercado financiero. Esto sugiere que la Fed podría tener que ralentizar su programa de compras de bonos “en el futuro cercano”, dijo la OCDE.

El riesgo es que los inversionistas respondan a esto impulsando un incremento más fuerte de las tasas de interés. Eso golpearía al mercado de acciones y a los precios de las casas, además de perjudicar a los exportadores al elevar el valor del dólar.

Citando sus propios modelos económicos, la OCDE dijo que, si las tasas para bonos del Gobierno a largo plazo subieran 2 puntos porcentuales en un año, como sucedió tras un cambio inesperado en la política de la Fed en 1994, la reducción del crédito sustraería al menos 1.5 puntos de la tasa de crecimiento económico del país.

“Con posibles descalabros para el sistema financiero (…) los efectos negativos podrían ser mayores”, dijo la OCDE.

La entidad dijo que era probable que la Fed maneje las expectativas con cautela para evitar que esto ocurra.

“Sin embargo, queda un riesgo de la repetición de lo ocurrido desde 1994”, dijo en el informe.

La Fed ha mantenido las tasas de interés cerca de cero desde fines del 2008 y ha triplicado su hoja de balance a alrededor de 3.3 billones de dólares con una serie de programas de compras de bonos. Actualmente, está comprando 85,000 millones de dólares (mdd) en bonos por mes.

En las últimas semanas, funcionarios del banco central estadounidense han realizado varios comentarios sobre cuándo podrían comenzar a desacelerar sus compras, y el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años han subido a su mayor nivel en más de un año.

La OCDE, con sede en París, entrega asesoría económica a gobiernos de buena parte del mundo desarrollado, que financian a la organización. Unos pocos países en desarrollo, como México y Chile, también son miembros de la entidad.

Además de aconsejar a la Fed que actúe con cautela, la OCDE criticó la decisión de Washington de aplicar amplios recortes presupuestarios en marzo.

El informe indicó que la austeridad del Gobierno limitará el crecimiento económico a un 1.9% ciento este año, justo por debajo de una proyección realizada en noviembre y menos que la expansión de un 2.2% del 2012.