Fondos de capital privado: navegar en la incertidumbre

Foto: Reuters

En el ambiente actual de negocios, ferozmente competitivo y en un momento de incertidumbre económica, ¿qué pueden hacer las firmas de capital privado para mejorar su éxito?

 

 

 

Por Hugh MacArthur, Graham Elton, Antonio Martínez, Diego Santamaría y Pino del Sesto*

 

Las firmas de capital privado que tienen éxito generando retornos en el cuartil superior, negocio tras negocio, deben hacer mucho más que navegar las corrientes favorables del mercado. En el ambiente actual de negocios, ferozmente competitivo y en un momento de incertidumbre económica, ¿qué pueden hacer las firmas de capital privado para mejorar su tasa de éxito?

Para llegar a descifrar el misterio, Bain & Company hizo equipo con Oliver Gottschalg, profesor de la Escuela de Estudios Comerciales Superiores (École des Hautes Études Commerciales) en París, y con PERACS, un proveedor de análisis cuantitativo para la industria de capital privado, para investigar el desempeño de más de 8,000 negociaciones de adquisiciones que han ocurrido a través de fondos de capital privado que datan desde antes de 1995.

Como describimos en el Reporte Global de Capital Privado de 2013 de Bain & Company (Bain & Company’s Global Private Equity Report 2013,) nuestros resultados confirmaron que la mayoría de los fondos adquiridos —incluyendo aquellos con desempeño en el cuartil superior— generaron una mezcla de negociaciones que son grandes ganadoras y perdedoras de dinero. De hecho, en un examen detallado de 117 adquisiciones maduras de fondos internacionalmente encontramos que, en promedio, 17% de las negociaciones completadas retornaron por lo menos cinco veces su inversión original y 30% no recuperaron el dinero de sus inversionistas. Entre los fondos en el cuartil superior, la proporción de ganadores incrementó a 30% y el número de perdedores se redujo a sólo 23% (consulte la gráfica). Claramente, los fondos ganadores hacen un mejor trabajo para alejarse de inversiones que resulten en pérdidas o amortizaciones.

 

Gráfica blog

 

Para movilizar los recursos y procesos correctos, y asegurar que una mayor proporción de sus inversiones resulten ganadoras, algunas firmas líderes están sometiendo sus negociaciones pasadas a un examen forense detallado. Una investigación forense puede servir para una gran variedad de propósitos. Puede ayudar a establecer un cimiento fuerte para el lanzamiento de un fondo nuevo o establecer el curso correcto para invertir en un fondo inmaduro.

Dicha disección de casi 100 de sus negociaciones pasadas ayudó a una firma global de capital privado a definir su “punto ideal” de negocio y movilizar sus recursos y procesos alrededor de factores que hacen una negociación exitosa. Al examinar los resultados de variables que influenciaron cada negociación, la firma evaluó mediciones duras que influenciaron los retornos, tales como apalancamiento, crecimiento de utilidad y márgenes. El equipo forense también exploró otra variedad de factores, tales como el objetivo de crecimiento de mercado de la compañía, su posición de liderazgo contra los competidores, tendencias en su EBITDA y las características de su equipo de administración. El equipo forense también observó la experiencia de la firma en capital privado con negociaciones similares y el grado de influencia que tuvo sobre esas compañías, después de la adquisición.

El ejercicio descubrió 10 temas específicos de inversión que fueron comunes en las negociaciones exitosas de la firma, pero faltaban en las negociaciones con bajo desempeño. Al poner estos resultados a trabajar, la firma formalizó los lineamientos para las negociaciones que dirigiría y mejoró las operaciones para asegurar que se adhirieran a dichos lineamientos. Por ejemplo, la administración fortaleció sus procedimientos de due diligence y trabajó con equipos de negociación para cuantificar factores que romperían los acuerdos, así como para especificar escenarios en donde probablemente ocurrirían. También implementó lineamientos para un nuevo comité de inversiones para cerrar negociaciones.

Una autovaloración forense detallada también puede guiar a la firma de capital privado a trasladarse a nuevos sectores, regiones o tipos de negociación al explotar fórmulas exitosas que funcionaron en el pasado. El año pasado, una firma líder en los Estados Unidos, enfocada en un sector, utilizó el diagnóstico de negociaciones para afinar la definición de su centro de inversión y valorar oportunidades para crecer más allá de su sector. El equipo forense probó más de 35 características de negociaciones que influenciaron su trayectoria pasada, incluyendo cómo se consiguió la negociación, el tamaño de inversión, y el sector y región en el cual operó la compañía. También evaluó la influencia de factores más subjetivos, incluyendo la propia experiencia de la firma en el sector, la posición competitiva de la compañía en su industria y las fortalezas tanto del equipo de administración de la compañía como del equipo de negociación interno de la firma de capital privado.

La investigación descubrió tres combinaciones de factores que estaban presentes en las negociaciones que habían obtenido retornos sobresalientes – un mapa hacia dónde encontraría la firma su “punto ideal”, tanto en su mercado central como en posiciones adyacentes atractivas, en donde podría construir sus fortalezas. Con base en estos descubrimientos, el equipo se dedicó a mejorar cómo conseguiría sus negociaciones futuras.

Analizar las fortalezas y debilidades de una firma requiere de determinación y de valor. Las autovaloraciones tienden a ser proyectos altamente politizados, que frecuentemente involucran a personas que han contribuido en algo para las negociaciones con mejores –y peores desempeños en la firma. Para que el análisis forense de negociaciones funcione, no hay alternativa al ataque abierto y objetivo del proceso y hacer juicios realistas con base en las condiciones que prevalecen en el mercado, pero observando la industria futura y las dinámicas competitivas.

 

*Hugh MacArthur es miembro de la práctica de Capital Privado de Bain & Company en la oficina de Boston, Bill Halloran en la oficina de San Francisco & Antonio Martínez, Diego Santamaría y Pino del Sesto en la oficina de México

 

Contacto:

http://www.bain.com.mx

Facebook/Bain & Company

Linkedin/Bain & Company