Francia se contrae en último trimestre 2012

Foto: Reuters

El crecimiento de la segunda economía de la zona euro ha estado en torno a cero desde mediados del 2011, y se prevé que nuevamente sea plano en 2013.

 

Reuters

PARÍS.- La caída de la inversión y el débil gasto de los hogares estuvieron en el corazón de la contracción de la economía francesa a finales del año pasado, ofreciendo pocas esperanzas de lograr la rápida recuperación que necesita la segunda economía de la zona euro para sanar sus problemas financieros.

El crecimiento de la economía de dos billones de euros ha estado en torno a cero desde mediados del 2011 y se prevé que nuevamente sea plano en el 2013, lo que socava los esfuerzos del gobierno por reducir el desempleo en espiral.

Los datos de la agencia nacional de estadísticas INSEE confirmaron el miércoles que la economía francesa se contrajo un 0.3% en el cuarto trimestre del 2012, y mostró que la segunda mayor economía de la zona euro se estancó en general el año pasado. El único crecimiento registrado fue una expansión revisada de un 0.25 en el tercer trimestre.

El poder adquisitivo de los hogares se redujo un 0.4% en el año, en su primera caída desde 1984. Los márgenes de ganancias corporativas, que están entre los más bajos de Europa, se situaron en un 27.9% en el 2012, el nivel más débil desde 1985.

“La caída en el poder adquisitivo tiene que ver con un aumento de las deducciones fiscales y sociales a fin de año. Deberíamos ver un respiro en ese frente en la primera mitad del 2013”, dijo el economista de Credit Agricole Axelle Lacan.

Lacan agregó que el banco vio evidencia de que los hogares estaban más dispuestos a recurrir a sus ahorros para financiar el gasto, lo que potencialmente impulsaría un poco la demanda interna este año.

El Gobierno francés, que admitió recientemente que no cumpliría con sus metas de crecimiento y déficit en el 2013, dijo el miércoles que recaudará 448.5 mde (583 millones de dólares) por la venta de una participación del 3.12% en el grupo aeroespacial Safran.

Los fondos se utilizarán para financiar inversiones que permitan impulsar la estancada economía, en momentos en que el presidente Francois Hollande lucha por cumplir una promesa electoral de restaurar un sector industrial que está en crisis.

La Comisión Europea ha pronosticado que la economía de Francia crecerá apenas un 0.1% en el 2013, en momentos en que un desempleo rampante pesa en el gasto familiar.

Los datos del miércoles aumentan las sombrías perspectivas económicas de Francia luego de que el martes se conociera que el número de personas sin empleo subió a cerca de un máximo histórico en febrero, lo que afecta cada vez más la confianza del consumidor.