Ganadores y perdedores de Cannes 2013

Amat Escalante. Foto: Reuters.

Una visita al festival de las playas francesas te coloca de manera inmediata en la jerarquía del mundo de la crítica. Ahora que las aguas se han calmado es momento de ver en qué posición quedaron los participantes.

 

Terminó la 66° edición del festival de cine más famoso del mundo: Cannes. El certamen de la Croisette es sin duda contradictorio, por una parte se festeja a lo más selecto del cine, en paralelo se organiza un mercado de títulos, en el que las distribuidoras aprovechan para llenar la estantería con lo que estrenarán en el año.

Asimismo, es el lugar ideal para que las estrellas de Hollywood se tomen unas vacaciones y luzcan sus mejores galas en las alfombras rojas u organicen bacanales en algún yate anclado en la bahía. O en el caso de Eva Longoria, enseñar hasta la sonrisa.

También es momento de que los críticos de cine de todo el mundo vean quién es quién, una visita a las playas francesas te coloca de manera inmediata en la jerarquía del mundo de la crítica. Además de que les da infinitas oportunidades para quejarse.

Como en todo festival de ese calibre, Cannes dejó una estela de ganadores y perdedores. A continuación, trataré de hacer una pequeña recapitulación de quiénes subieron sus bonos y quiénes vieron sus fichas esfumarse.

 

Ganador: Amat Escalante

Aunque la mayoría le deseó lo mejor, dudo que muchos pusieran al director mexicano en su quiniela de ganadores. Heli tuvo una recepción de regular a fría y la mayoría de las críticas contenían señalamientos sobre lo gráfico de algunas escenas, en especial una secuencia en que se tortura a un hombre quemándole los genitales. Los azotes de pecho no se hicieron esperar y algunas personas, sin haber visto la película, comenzaron a lanzar críticas a Escalante, olvidando que el cine es sólo eso y por más crudo que sea lo proyectado en pantalla nunca se igualará a la vida real. Con el premio a Mejor Dirección, México se confirma como uno de los países favoritos del festival francés. En los últimos diez años tres paisanos se han llevado ese reconocimiento: Alejandro González Iñarritú en 2006 por Babel, Carlos Reygadas en 2012 por Post Tenebras Lux y Amat Escalante por Heli.

 

Perdedor: Amat Escalante

Muchos ya deben de estar enterados, el América es campeón del futbol mexicano. Como sabemos, los logros deportivos siempre terminarán por empañar a los culturales. No es que Escalante vaya a ser ignorado, pero su espacio en primeras planas y medios en general se verá drásticamente reducido, por lo tanto también su impacto en el público.

 

Ganador: Steven Spielberg

Fue una sorpresa ver a Steven Spielberg ser nombrado como presidente del jurado de la Selección Oficial. Si Thierry Frémaux quería hacer polémica, lo logró. La mayoría de las críticas apuntaban a que Spielberg no tomaría riesgos y jugaría a lo seguro, el cine que se atreviera a salir del molde no recibiría ningún premio. Qué equivocados estaban. No sólo premió con la Palma de Oro a la gran favorita de la crítica La Vie d´Adele, a pesar de su contenido sexual, sino que terminó reconociendo al violento retrato de Amat Escalante. Claro que ahora los críticos de Spielberg argumentan que los premiados fueron más una elección de los jurados que acompañaron al director norteamericano, entre los que se encontraban: Nicole Kidman, Ang Lee, Christoph Walzt, Lynne Ramsay, Cristian Mungiu, la guapisima Vidya Balan, entre otros. Al final no hay forma de tener contentos a todos, o como dicen en Tumblr: haters gonna hate.

 

Perdedor: El cine mexicano

¿Cómo puede ganar y perder al mismo tiempo el cine mexicano? Aunque es motivo de júbilo que un joven director mexicano sea premiado en un festival con tanta prosapia como Cannes, además de que se obtuvo un reconocimiento en Un Certain Regard al reparto de La jaula de oro, un proyecto que busca hacer conciencia de la crisis migratoria en nuestro país.

Pareciera que la única opción que tienen los nóveles realizadores de nuestro país es hacer retratos de miseria urbana, explotación juvenil, o de narcotráfico para buscar buenos comentarios en el extranjero. No es que no deban hacerse, al contrario, el tema está ahí y no debemos evitarlo, pero nuestro cine parece estar atorado entre esos temas o producciones con aire de telenovela. ¿Para qué explorar otros derroteros sí así puedo hacerme de un nombre? Los temas se están restringiendo y a la larga eso sólo genera monotonía sin crecimiento.

 

Perdedor: El Gran Gatsby

Originalmente, El Gran Gatsby de Baz Luhrmann iba a ser estrenada en noviembre del año pasado. Warner Bros. decidió que lo mejor ante la dura competencia camino al Oscar y buscar un camino más fácil a la estatuilla en el presente calendario. Siguiendo la tradición de los últimos años, Thierry Frémaux, presidente de Cannes, decidió que la ostentosa adaptación de Luhrmann al clásico de Fitzgerald era la adecuada para inaugurar. Las reacciones no tardaron en llegar, la mayoría de los la acusó de vulgar, suntuosa y vacia. Sí, la movida le funcionó al estudio para evitar una catástrofe financiera pero difícilmente podrán repetir el camino dorado que tuvo Moulin Rouge!, que después de Cannes cerró el calendario con 8 nominaciones al Oscar. Ojalá la Academia no me haga comerme mis palabras.

 

Ganador: Abdellatif Kechiche, Adele Exarchopoulos y Lea Seydoux

Podría sonar a lugar común, después de todo se llevó el premio gordo, pero el director de origen tunecino llevaba varios años labrándose un nombre en el mundo de la cinefilia y hoy recibe su recompensa. Como todo su cine, La Vie d´Adele (Blue is the Warmest Colour) es una historia provocadora sobre el despertar sexual de una adolescente y su enamoramiento de una compañera de escuela. Steven Spielberg explicó que esta Palma de Oro era compartida, para el realizador y sus actrices, quienes vivieron un tour de force por el explícito contenido sexual de la cinta. Es más, muchos dudaban que pudiera alzarse con la Palma por lo gráfico de las escenas, al final no fue así pero su distribución será difícil afuera de la esfera festivalera. Así que estén atentos.

 

Perdedor: Nicolas Winding Refn

Hace dos años, muchos críticos quemaron en leña verde a los programadores por incluir en la Selección Oficial una pequeña cinta neo noir y de violencia estilizada: Drive, de Nicolas Winding Refn. A la postre, el cineasta danés terminaría por llevarse a casa el premio a Mejor Director. Teniendo eso en cuenta, se esperaba mucho de su nueva colaboración con Ryan Gosling: Only God Forgives. El 80% de los comentarios apuntan a que es un ejercicio de estilo sin alma, donde la estilización de la violencia se lleva al extremo y termina por no tener sentido. Fue la primera película que recibió un sonoro abucheo este año y se fue en blanco en la premiación. El reconocido crítico Peter Bradshaw de The Guardian asegura que es una obra maestra, pero está en la minoría. Diamond Films traerá la cinta a nuestro país a principios de agosto y podremos comprobar si los comentarios son acertados.

 

Ganador: El cine de vampiros

Only Lovers Left Alive = vampiros + Jim Jarmusch + Tilda Swinton + sangre en paletas + harta referencia rockera. ¿Les hizo falta algo?

 

Perdedor: Roman Polanski

El cineasta de origen polaco presentó su nueva película en la Selección Oficial: Venus in Fur. Y se podría decir que fue uno de los largometrajes que menos ruido causó de los que competían. Ni para bien, ni para mal. Todo apunta a que es un gustito para en la carrera de Polanski, nada más.

 

Ganador: Alejandro Jodorowsky

Había pasado tanto tiempo que todos asumían que Alejandro Jodorowsky nunca volvería a ponerse detrás de la cámara. La danza de la realidad es su primer trabajo en 23 años y se presentó en la Quincena de Realizadores recibiendo comentarios mixtos, la mitad la amó y el bando contrario la odió, con unos pocos a la mitad del espectro. ¿Qué sería de un Jodorowsky sin polémica? Sólo se confirma que la cinta del director chileno es una de las obligadas este año. Aquí pueden ver el trailer.

 

Perdedor: James Franco

El actor/director llegaba a Cannes con grandes expectativas y un gran ambición: llevarse el premio principal de Un Certain Regard con una adaptación a William Faulkner, As I Lay Dying. Ni se llevó premios, ni causó una buena impresión entre la crítica. La consagración de Franco como director tendrá que esperar.

 

Ganador: El público

Sí, es otro lugar común. Lo sé. Sin embargo, como espectadores no podemos más que emocionarnos ante un festival que programó nuevas películas de los Coen, Claire Denis, Godard en 3D, Kechiche, Kore-Eda, James Gray, Alexander Payne, Jodorowsky, Polanski, Ari Folman, Asghar Farhadi, Johnnie To y muchas más. Hay suficiente material para hacer de las programaciones del próximo FICM, FICUNAM y el Foro de la Cineteca citas obligadas para los cinéfilos. Será un año divertido comprobando o desacreditando las reacciones que a distancia deja el festival más glamoroso del mundo.

 

EXTRA:

También hay que anotar en la lista de ganadores a Claire Denis, cuya película Bastards fue relegada de la Selección Oficial y se alzó con excelentes comentarios a pesar de eso. Bien ahí. Y en la de perdedores a Sofia Coppola que entusiasmó a pocos con su viñeta del vacío juvenil en The Bling Ring.

 

Contacto:
@pazespa
http://pazespa.tumblr.com/
http://butacaancha.com/