Gasolineras, ¿vulnerables a la delincuencia?

Foto: Reuters.

La delincuencia organizada siempre está ingeniándoselas para disfrazar sus actividades ilícitas, por lo que hay que mantenerse siempre alertas.

 

 

Una noticia relevante durante la semana pasada en diferentes medios fue el  que “La Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América (OFAC)” designó e incluyó en su lista de narcotraficantes (Significant Designated Narcotics Traffickers- SDNT List) a cinco mexicanos, a quienes señaló como socios del líder del cártel de Sinaloa al manejar empresas como sus testaferros. En este sentido OFAC identificó 7 gasolineras a las que se les cambió el nombre después de que en 2012 fueron previamente designadas como frentes para conducir operaciones de lavado de dinero.

En anteriores colaboraciones, estimado lector, hemos analizado diferentes actividades que por su propia naturaleza son vulnerables al lavado de dinero toda vez que, entre otros supuestos, reciben pagos de sus clientes de manera frecuente con dinero en efectivo, como es el caso señalado en el párrafo anterior de las gasolineras. En la actualidad existe una tendencia mundial siguiendo las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) en el sentido de que también ciertas actividades diferentes al sector financiero implementen medidas para prevenir el lavado de dinero, mismas que seguramente de forma gradual se irán incorporando en las regulaciones de los países.

Tratándose de gasolineras en el portal de Petróleos Mexicanos (PEMEX), dentro de los requisitos a cubrir en la solicitud para constituir y operar nuevas estaciones de servicio se menciona que el interesado debe cumplir con requisitos e información que desde mi punto de vista pueden ser de mucha utilidad para identificar a dichas personas, situación que podría ayudar a mitigar el riesgo de que la delincuencia organizada se infiltre en el sector. Como ejemplo de lo anterior, entre algunos de los requisitos que solicita PEMEX encontramos los siguientes:

• “La persona que realice el trámite, deberá acreditarse con una identificación oficial vigente con fotografía (IFE, Pasaporte, Cartilla de servicio militar o Cédula Profesional) y entregar copia de la misma, ya sea de la persona física que realiza el trámite a cuenta propia o el representante de la persona moral, el que deberá presentar copia certificada de la  Escritura pública del poder para actos de administración, con el fin de realizar este tipo de actos.

• Presentar la solicitud de incorporación y los anexos a la misma… que consisten en cartas de manifestación requisitadas en original y una copia simple para cotejo anotando los datos que se piden en ellos, firmada por la Persona Física o el representante legal acreditado de la Persona Moral y la documentación soporte en original y una copia simple para cotejo…”

• El formato de la solicitud y las dos cartas de manifestación pueden solicitarse en los centros de trabajo de Pemex Refinación… Todo documento original puede presentarse en copia certificada por fedatario público”.

Asimismo, la solicitud para incorporarse a la Franquicia Pemex que firman el solicitante y/o representante legal también contiene un párrafo preventivo en el siguiente sentido: “Que el solicitante, los socios o el representante legal que realiza el presente trámite no han sido sentenciados por la autoridad competente por delitos contra la salud o patrimoniales o incumplido compromisos o incurrido en prácticas comerciales fraudulentas (vender combustible no suministrado por Pemex Refinación o por Distribuidor autorizado para suministrar a la Estación de Servicio o de Autoconsumo, robado o contaminado, no cubrir adeudos vencidos, entre otros) contra Petróleos Mexicanos o sus Organismos Subsidiarios…”

Como podemos advertir con lo aquí mencionado, la delincuencia organizada siempre está ingeniándoselas en la búsqueda de diferentes alternativas para disfrazar sus actividades ilícitas, entre ellas, el incursionar en negocios de uso frecuente por los ciudadanos y que permitan a sus clientes el pago con dinero en efectivo como son el caso de las gasolineras y muchos otros por lo que los controles tanto gubernamentales como del sector privado para conocer a las personas que pretendan participan en ellos, sus beneficiaros reales así como el debido seguimiento a su operación diaria son indispensables. René Descartes decía: “No basta tener buen ingenio; lo principal es aplicarlo bien”. Su opinión es la más importante, estimado lector.

Contacto:
www.garciagibson-consultores.com
rgarcia@garciagibson-consultores.com
@garciagibson