Geopolítica energética

Foto: Reuters

El juego político y económico dará un giro de una manera muy rápida, cambiando de petróleo a gas y a nuevas tecnologías. ¿Estará  México listo para cambiar y adaptarse?

 

 

 

El mundo cambia su configuración geopolítica por dos simples motivos y que, al mismo tiempo, son dependientes uno del otro: por el desarrollo económico y por la producción y venta de energía. En este último punto, hasta hace algunos años hablábamos solamente de petróleo, ahora el gran cambio de época viene acompañado de un nuevo elemento que ya está definiendo la composición geopolítica del mundo, el gas.

De algunos años a la fecha, Rusia ha retomado un lugar preponderante en el escenario mundial y esto es por el simple hecho que domina el suministro de gas para  los continentes europeo y asiático. Esto lo logra gracias a sus grandes reservas y a su infraestructura instalada, formada por ductos que abastecen una cuarta parte del gas natural que utiliza Europa. Adicionalmente, produce el 20% de todo el gas natural del mundo.

Estados Unidos y Canadá, desde hace más de cinco años, viene preparándose para convertirse de ser importador de hidrocarburos a exportador de energía, incluyendo el gas, lo que de alguna manera, le dará fortaleza e independencia, tanto de México como de Venezuela. Esto, técnicamente, cambia la geopolítica del mundo a mediano plazo. Los países árabes ya no tendrán un lugar preponderante en el juego de la energía, porque ya no es un asunto de petróleo solamente.

El juego político y económico dará un giro de una manera muy rápida, cambiando de petróleo a gas y a nuevas tecnologías. ¿Será por eso que abortó la reunión de Estados Unidos y Rusia y, más importante que eso, estaremos nuevamente entrando en una guerra fría como lo mencionó el Presidente Obama al avisar la cancelación de su gira con el Primer Ministro Putin?

En este cambio geopolítico, el mayor demandante de gas es, y seguirá siendo, China, lo que significa que, en breve, los balances económicos girarán en función del suministro y compra de gas. Es por eso que Estados Unidos y Canadá están a marchas forzadas trabajando en la preparación para la extracción masiva del gas shale y de la construcción de grandes ductos para poder llevar toda la producción desde el norte a una salida de exportación en el Golfo de México. Basta analizar el The World Energy Outlook 2012, para darnos cuenta de cómo el mundo seguirá girando a razón del suministro de energía. El reporte en resumen, dice:

 

  • La demanda mundial de energía se ha duplicado en los últimos 40 años.
  • La oferta también se ha duplicado. Por lo tanto, las variaciones de precios netos no expresan cambios significativos en la relación oferta / demanda.
  • El consumo de energía en todo el mundo ha aumentado a 88 millones de barriles diarios. Se prevé que crezca a casi 100 MBd en 2020. La distribución de los consumidores principales indica un cambio significativo en las acciones regionales, representadas por el aumento drástico en el uso energético de las economías de rápido crecimiento de Asia. China representó casi el 50% del aumento global del consumo de energía entre 1990 y 2008.
  • La mayor contribución al aumento de la oferta, así como de la demanda, se deriva, por mucho, de los cambios dramáticos en China. El segundo mayor incremento de la producción se ha generado en Estados Unidos. La producción de petróleo en Estados Unidos ha aumentado a casi 11 millones de barriles por día, colocando sólo segundo a Arabia Saudita. Se espera superar a Arabia Saudita en los próximos años. La producción de EU ha aumentado a un ritmo del 7% anual debido, principalmente, a la rápida explotación de petróleo shale. Por otra parte, una expansión espectacular de la extracción de gas shale ha hecho que la producción de energía en América del Norte esté creciendo más rápido que en otra región.
  • A nivel regional, los principales cambios son: una disminución del 19% en la participación de países de la OCDE, un 12% más de participación en China y un aumento del 6,5% en el resto de Asia.
  • En el sector petrolero, las acciones regionales se han mantenido relativamente constantes, siendo el único cambio notable un descenso del 5% en la cuota del Medio Oriente.
  • Estados Unidos importa el 45% del petróleo que consume. Eso es una caída de un máximo del 54% alcanzado en 2006. En 1973, importó 23%. En términos absolutos, las importaciones de Estados Unidos han disminuido en un 17% de 2006 a 2012. La AIE prevé que Estados Unidos se convertirá en un exportador neto de petróleo en 2030.
  • La capacidad de producción de petróleo ha aumentado a 93 millones de barriles diarios, de los cuales  78 millones son de petróleo crudo mientras que el  gas natural representa 15.
  • El aumento progresivo de la demanda sigue una trayectoria que se desvía notablemente sólo en los dos años posteriores a la gran crisis financiera. **
  • Las acciones de suministro de energía primaria total mundial por los principales combustibles (Mtep) desde 1971 no han sido constantes. La cuota de aceite cae un 12%, gas natural ve un aumento más o menos 5% al ​​igual que nuclear.
  • Las exportaciones a Estados Unidos provenientes de Canadá han aumentado considerablemente en términos absolutos y relativos (es decir, como una fracción de las importaciones de Estados Unidos).
  • Los combustibles fósiles seguirán siendo dominantes en el mix energético global entre hoy y 2035.
  • Irak hace la contribución más grande, con diferencia, de crecimiento de la oferta mundial de petróleo.
  • La disponibilidad de agua será el principal obstáculo para la viabilidad de proyectos de energías expandidas.

 

Ante este simple y sencillo escenario geopolítico mundial, ¿qué papel quieren los políticos de nuestro país que juegue México en el futuro?, ¿Unirse al bloque de América del Norte, para ser parte del nodo de exportación mundial de gas e hidrocarburos del Golfo de México, o ser un simple y pobre espectador de este cambio mundial? Ahí quedan los datos para la discusión.

 

 

 

Contacto:

Mail:[email protected]

Blog- Rayoneando: http://www.elfinanciero.com.mx/blogs/rayoneando/

Twitter: [email protected]

  • Gonzalo Ballesteros

    John Saxe-Fernández, La Jornada, Jueves 3 de Octubre 2013.

    El asalto a los artículos 27 y 28 de la Constitución del programa energético del gobierno es parte de un diseño de flexibilización constitucional para privatizar y extranjerizar el complejo petroeléctrico del país, presente desde los años 80, analizado por Emilio Krieger en Violaciones presidenciales de la Constitución (Grijalbo 1996) y contenido en las Cartas de política por rama, del Banco Mundial, en las que se estipuló permitir la competencia interna e internacional frente a Pemex (JSF, La compraventa de México, Plaza & Janés, 2002, p. 203-376.) Es una regresión que vulnera a la nación, como lo planteó Gilberto López y Rivas (La Jornada 27/9/13) y un riesgo grave a la integridad federal en lo externo, por los cambios tectónicos de una riesgosa ecuación energética mundial en la que se agota el crudo barato y se agudiza la conflictividad internacional, por el enorme y creciente valor económico y estratégico del recurso.
    El declive de los campos gigantes de crudo convencional en países no-OPEP y el que sólo ese cartel cuente concapacidad ociosa (puede aumentar la producción –en menos de 30 días– y mantenerla 90 días o más) acentúa la importancia del gas y petróleo convencional y no-convencional en el resto del mundo, empezando por México y su jurisdicción territorial en el Golfo de México, Canadá y Venezuela, miembro de la OPEP, dueña de la mayor reserva petrolera mundial, sometida, junto a Cuba, Brasil, Argentina, Ecuador y Bolivia, a un inusitado acoso de Estados Unidos a nivel de espionaje y deoperativos de desestabilización. Evidenciando que la mano invisible no opera en vacíos de poder, menos en materia de petróleo y recursos naturales: el Estado, la política y la fuerza juegan un papel nodal.
    Aunque la narrativa neoliberal se hizo trizas por el manejo clasista de recursos públicos en Estados Unidos ante la gran crisis que estalló en 2007, en México lainiciativa energética paraconstitucionalizar el ingreso de lasmayores (ExxonMobil, Chevron/Texaco, BP-Amoco, Shell) asume que son entes de mercado, que el petróleo es una mercancía más, desatendiendo que la cúpula política y petrolera de Estados Unidos usa y abusa de la mano visible de su diplomacia a favor de lo que es una poderosa fuerza política. Las mayores son ante todo eso: entes políticos. Desde el pozo hasta la gasolinera, se manejan con instrumentos políticos. La corporacion petrolera moderna con recursos mayores a los de muchos países, dice Robert Engler, “funciona como un gobiernno privado en su planeación y control global… Las petroleras son apoyadas por la intervención del gobierno de Estados Unidos en todos los niveles de sus operaciones: las protege en materia de impuestos, tarifas, subsidios, leyes ambientales, acceso al dominio de lo público, coloca funcionarios a su servicio que las impulsan en todo lo que pidan, sea en operativos diplomáticos o militares”.
    El uso tramposo y propagandístico que hace la clase gobernante de Estados Unidos de la mano invisible del mercado lo reafirmó Obama ante la ONU al endosar el uso unilateral delpuño militar. Dijo que en Medio Oriente y África del Norte (Libia), donde está 60 por ciento de la reseva mundial de gas y petróleo convencional, Estados Unidos está preparado para usar todos los elementos de nuestro poder, incluida la fuerza militar, para asegurar nuestros intereses vitales. “Aseguraremos el libre flujo de energía de –esa– región al mundo”. Agregó que “…(A)unque Estados Unidos está reduciendo su dependencia de crudo importado, por la dependencia mundial en la energía de esa región… cualquier interrupción –del flujo– podría desestabilizar toda la economía global”, aludiendo así al aumento de 40 por ciento de la producción de gas shale–en lutitas– de Estados Unidos y a que la producción de petróleo shale llegó a 20 por ciento de su producción total, supuestamente revirtiendo años de descenso, dejando a un lado que la declinación del gas y petróleo shale es exponencial y que, como ya he indicado, el furor de las mayores por el crudo mexicano es porque los registros de producción diaria de 65 mil pozos shaleen Estados Unidos, muestran que ese gas llegó a una meseta de producción a finales de 2011 y que 80 por ciento viene de cinco cuencas en declinación”, según estudio de David Hughes (Postcarbon Institute 2013). Por la gran caída de gas y petróleo shale que se registró en 2012 se perforaron por 42 mil millones de dólares –mdd– más de 7 mil pozos de gas y por 35 mil mdd, más de 6 mil de petróleo shale, para mantener los mismos niveles de producción.
    Como Estados Unidos llegará al techo de los convencionales y no convencionales en 6 años, meter sus petroleras aqui es temeridad mayor: Una vez que sacas los leones de las jaulas, advirtió Luis Sauer, ex director de Petrobras, entran en el sistema y tienen fuerzas para actuar con mucha más potencia en (lo) político y económico, para dominar los medios de comunicación e infiltrarse en los partidos políticos a través de cabilderos que son los que están en los congresos y en los palacios.