Goldman Sachs revela acciones para reparar su imagen

Foto: Reuters.

La modernización impone un sistema de revisiones para garantizar que el banco sea justo con sus clientes y evite conflictos, como estar en diferentes lados de una misma operación.

 

Reuters

El presidente ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, dijo el jueves que tras decenas de reuniones con reguladores, 100,000 horas de capacitación a empleados y una cantidad incalculable de malestar público, el banco había logrado recuperarse de los cuestionamientos posteriores a la crisis financiera.

En la reunión anual de accionistas de Goldman del jueves, Blankfein reveló los detalles de una revisión de tres años y una modernización de las prácticas del banco en su trato con sus clientes, luego de errores de alto perfil que mancharon su reputación.

La modernización impone un sistema de revisiones para garantizar que el banco sea justo con sus clientes y evite conflictos, como estar en diferentes lados de una misma operación.

Goldman enfrentó el enojo público después de la crisis financiera del 2008 por acusaciones de que había tratado a sus clientes de manera impropia.

La Comisión de Valores de Estados Unidos demandó al banco en abril del 2010, acusándolo de inducir a error a sus clientes en un acuerdo con derivados hipotecarios.

Si bien el banco alcanzó un acuerdo por 550 millones de dólares sin admitir nada más que el haber cometido un “error”, Blankfein y otros ejecutivos enfrentaron un intenso interrogatorio en el Capitolio.

Gente con conocimiento del tema dice que la demanda y las audiencias avergonzaron profundamente a Goldman y Blankfein.

Después de desempeñarse como presidente ejecutivo desde junio del 2006 y dirigir al banco durante la crisis financiera, Blankfein, de 58 años, no quiere dejar su cargo hasta que sienta que la reputación del banco y la de su legado hayan sido restauradas plenamente, dijeron las fuentes.

El mes posterior a la acusación de la Fed, Blankfein creó el Comité de Estándares de Negocios. Viajó por todo el mundo para sostener discusiones con socios y directores de Goldman.

En un video divulgado el jueves en el sitio en internet de Goldman, Blankfein dice a un grupo de empleados que no teman llamarlo si surge un problema, debido a que el riesgo de un daño a la reputación es más importante que el costo de perder parte de su tiempo.

“Todos deben tener los ojos abiertos, los oídos abiertos, saber qué ocurre en su entorno, y ser policías para la organización”, dijo en el video.

Blankfein declaró el jueves que el comité era parte de un “compromiso mucho mayor de estar abiertos al cambio y de aprender las lecciones correctas de las experiencias recientes”.

El recinto de la reunión anual, en Salt Lake City, donde Goldman es considerado como un salvador económico debido a su reciente expansión en la ciudad, brindó una atmósfera más amistosa que la de recientes encuentros de accionistas, donde manifestantes y activistas acallaron los comentarios de Blankfein sobre los avances del banco.

La compañía consiguió el respaldo de los accionistas a los 12 nominados a su directorio y a su postura en otras siete propuestas sometidas a votación. Goldman dijo que los directores habían sido aprobados por una abrumadora mayoría.