ICA va por infraestructura en México pese a deuda

Foto: ica.com.mx

Aun sin que sean licitados los proyectos considerados en el plan de infraestructura, la firma espera cerrar el 2013 con niveles de ventas por encima de los de 2012.

 

Reuters

Ingenieros Civiles Asociados (ICA), calcula que las inversiones en infraestructura de México en los próximos seis años podrían alcanzar hasta 70,000 millones de dólares (mdd) anuales, en las que confía en participar, pese a la preocupación por su pesada deuda, dijo su director general, Alonso Quintana.

Se espera que el Gobierno mexicano anuncie pronto un Plan Nacional de Infraestructura para los próximos años en el que los empresarios del sector esperan que se sienten las bases para abundantes negocios.

“Sin duda viene un plan, nosotros pensamos que debe de andar por lo menos entre 60,00 y 70,000 mdd al año que también incluye la parte energética”, dijo el directivo al referirse a una anunciada reforma energética que buscará dar nuevas herramientas de competitividad a la petrolera estatal Pemex.

ICA, que construye desde carreteras hasta plantas hidroeléctricas y también opera redes de terminales aéreas, tiene la vista puesta en negocios como un largamente esperado nuevo aeropuerto en Ciudad de México.

Y aunque está trabajando por reducir sus elevados niveles de deuda, que llevaron a Moody’s y a Standard & Poor’s a recortar sus calificaciones en mayo, el ejecutivo dijo que está convencido de que tendrá los recursos necesarios para hacerse de nuevos proyectos.

“Sin duda el hecho de que nos bajen la calificación ya si nos obliga a apurarnos un poco más. Buena parte de los recursos de ventas como la de una participación en un paquete de carreteras y la planeada venta de una parte de su operador de aeropuertos OMA, se destinarán a pagar deuda”, dijo.

El directivo dijo que esperarán mejores condiciones y que el plan podría reactivarse en agosto.

“Por más de que se nos juzgue o critique que el apalancamiento es alto, estamos muy seguros del valor de nuestros activos y preferimos esperar a malbaratar más un proyecto como OMA”, destacó.

ICA se ha financiado en el pasado con emisiones de deuda, emisiones secundarias y la venta de negocios maduros como su participación en la operadora de carreteras RCO en junio.

El ejecutivo no quiso descartar del todo la posibilidad de una emisión secundaria de capital para financiar proyectos, pero comentó que por el momento y con las condiciones actuales del mercado no es una opción cercana.

“A estos precios más bien somos compradores que vendedores” afirmó. “Ahorita no le vemos el beneficio para los accionistas actuales”.

En el primer trimestre, ICA reportó un derrumbe interanual del 80%  en su utilidad neta a 164 millones de pesos (mdp), sus ingresos declinaron en 27 % mientras que la empresa se vio afectada por retrasos en la puesta en marcha de algunos proyectos como carreteras.

En ese trimestre, la deuda neta de ICA aumentó un 10% respecto del cierre de 2012, a unos 45,082 mdp , provocando preocupaciones entre los inversionistas acerca de su potencial de crecimiento y su flexibilidad financiera.

Las acciones de ICA han caído un 20% en lo que va del año y cerraron el miércoles en 25.12 pesos, en la bolsa local.

“Está muy claro lo que se dice en el mercado y el tema del alto apalancamiento, pero también se da por un tema coyuntural, donde gran parte de nuestros proyectos siguen en esa etapa de ‘greenfield’ (desarrollo) y no han entrado en operación”, comentó Quintana.