Internet, el nuevo escenario emprendedor

Foto: Reuters.


En México, el comercio electrónico generó cerca de 6,000 mdd  durante 2012, sin embargo, las Pymes aún no se han integrado a este ecosistema de negocios

 

La mesa parece estar puesta para que las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) del país logren consolidarse. Su importancia para la economía nacional ha quedado demostrada, pero hay un paso que muchas de estas compañías aún no han dado: la entrada al comercio electrónico.

El creciente número de usuarios en Internet, que actualmente alcanza los 45.1 millones de internautas en México, forman parte del mercado potencial que podría ser aprovechado por las Pymes.

“Consideramos que este incremento de internautas puede dar un empuje importante al crecimiento del comercio electrónico”, dice Víctor de la Barrera, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci).

Sumadas junto con las microempresas, las Pymes son equivalentes a cinco millones de compañías, es decir, el 99.8% del grueso de las empresas nacionales, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

La creación del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), así como los montos de inversión anunciados desde el gobierno federal para estas compañías, abren nuevos horizontes en su desarrollo y la posibilidad de aprovechar la oportunidad que ofrece el llamado ‘e-commerce’, que genera actualmente ingresos por 6,000 millones de dólares (mdd), según los últimos datos de la Amipci.

De la Barrera sabe que trasladar a las empresas de su espacio físico al Internet no será un asunto sencillo por el desconocimiento que prevalece alrededor del tema, pero desde la Amipci apuesta por una estrategia para lograr este cometido con miras a un ‘Buen Fin’.

 

Momento Pyme

Desde el inicio del actual gobierno, una de las apuestas que se han colocado sobre la mesa es el impulso al emprendedurismo y el crecimiento de las Pymes.

El pasado 24 de junio, el presidente Enrique Peña Nieto anunció la intención de invertir este año 9,000 millones de pesos en cerca de 300,000 de estas empresas.

Frente a este contexto, no sólo los emprendedores ven un panorama alentador para el desarrollo de sus empresas, sino también marcan el momento adecuado para proponer mercados alternos en Internet para las compañías y, al mismo tiempo, avanzar en el comercio electrónico.

Desde la Amipci observan esta posibilidad: “El reto es desarrollar al 80% de las empresas que sólo generan el 20% de las ventas en Internet”, dice Víctor de la Barrera, vicepresidente de comercio electrónico.

El incremento del 10% en el número de usuarios de Internet durante 2012, para alcanzar 45.1 millones en México, es otro de los elementos que se conjugan para mostrar el mercado al que pueden acceder las Pymes.

Cabe mencionar, que actualmente sólo el 35% de estos usuarios son compradores activos en Internet.

 

La red que no atrapa a los emprendedores

Las grandes empresas ya han observado el área de oportunidad que existe en el ‘e-commerce’ nacional. Compañías como Walmart ya han lanzado su servicio de ventas por Internet.

Y es que durante 2012, el comercio electrónico generó ingresos por más de 6,000 mdd, una cifra que rebasa los cerca de 500 mdd que se generaban en 2005.

Sin embargo, el comercio en la red no ha logrado atrapar a las Pymes para que se convenzan de comercializar sus productos y servicios, dice el vicepresidente de comercio electrónico.

“El reto es hacer que esa gran base la desarrollemos y la llevemos a otro nivel, porque si hacemos que avancen estas empresas, podrían desarrollar el 30 o 40% de todo el comercio electrónico”, comenta.

 

La búsqueda de un ‘Buen Fin’

Desconocimiento de las empresas para plantear una plataforma en línea, así como la ignorancia de acerca de los costos para implementarla, son elementos que en gran medida pueden explicar la baja incursión de las pequeñas empresas en Internet.

Así lo cree Víctor de la Barrera, quien al final sabe que la única solución es que las empresas prueben los beneficios del negocio virtual, por lo que desde hace un año definió una estrategia en la Amipci para seducir a los emprendedores.

Una de las líneas que se han definido en la asociación es lanzar en octubre la primera emisión de una Expo de Comercio Electrónico en donde cerca de 50 socios de sus socios puedan involucrar a los emprendimientos con las ventas en la red.

“El objetivo es llevar a los emprendedores, pequeñas y medianas empresas a que empiecen a desarrollar el canal de comercio electrónico”, comenta.

Aunque asegura que aún faltan mucho por hacer, espera que las compañías que se involucren puedan tener una experiencia positiva en la próxima emisión del ‘Buen Fin’ a finales de este año.

Víctor de la Barrera reconoce que los crecimientos del comercio electrónico no muestran límites en el corto plazo y que sólo es cuestión de tiempo para que las Pymes comprendan la realidad del entorno de negocios entre el mundo físico y del Internet: “Hoy una empresa que no esté en ambos canales, parece que está coja”.