La Ciudad Alfa de Miguel Ángel Mancera

Foto: Lizeth Arauz.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México pretende convertirse en el líder del futuro y, para ello, alista una estrategia de innovación: las Zonas de Desarrollo Económico y Social (ZODES). 

 

 

Miguel Ángel Mancera quiere transformar a la capital del país en una Ciudad Alfa. El mejor estudiante de la generación 1985-1989 de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), circunstancia que lo llevó a obtener la Medalla Gabino Barreda, tiene un plan: convertir a la Ciudad de México en La Meca de los negocios, la innovación y de la buena vida.

Quienes conocen este término, sostienen que una Ciudad Alfa es aquella que es el epicentro para los negocios más prósperos, donde se toman las grandes decisiones (afortunadas o todo lo contrario) del acontecer político, pero también el corazón de las artes y la cultura.

Según el sucesor de Marcelo Ebrardn por una ciudad de vanguardia, con Internet de banda ancha, con aplicaciones en la nube que , los capitalinos vivirán en el futuro (los próximos seis años) y caminarán por una ciudad de vanguardia, con Internet de banda ancha. En otras palabras, se sentirán como si estuvieran en París, Londres, Tokio, Nueva York.

 

─ ¿Llenará los zapatos que dejó Marcelo Ebrard?

“No creo que se trate de llenar zapatos. Cada quien tiene los suyos y habrá que ver cómo caminan”, responde.

De esta forma, el nuevo Jefe de Gobierno de la Ciudad de México habla de las grandes acciones que ya cocina: de la entrada de capitales extranjeros –como el arribo de inversionistas chinos, suecos, alemanes–, de las inminentes conversaciones con el gobierno de Enrique Peña Nieto para un gran proyecto ferroviario, de su apuesta por la innovación.

 

─ ¿Cuáles son sus grandes cartas?

Queremos darle un gran impulso a la especialización de ciertas zonas de la ciudad. Lo estamos pensando, primero, con cambios de vocación. La Ciudad de México ha sufrido ya varias transformaciones, la última es donde pasó de ser una ciudad industrial a una ciudad de servicios. Así, queremos trabajar con cuatro motores: el gobierno, la sociedad, la academia y los empresarios. En conjunto, queremos crear zonas de desarrollo. Les hemos puesto el nombre de “ZODES” (Zonas de Desarrollo Económico y Social), y son un poco los ejercicios que se hicieron de concentración de empresas y de áreas productivas, pero queremos que se incluya la parte de poder vivir, poder trabajar y poder desarrollarse en el mismo espacio. Usos de suelo mixto y gestión oportuna de negocios.

 

─ ¿Cuál será el gran sector por explotar?

Queremos desarrollar con mucha fuerza la innovación. Vamos a tener instrumentos, ejercicios financieros nuevos, queremos plantear nuevas formas de participación de la iniciativa privada con el gobierno. Queremos que haya esquemas que otorguen beneficios tangibles a la ciudadanía. Ahora que anunciemos las convocatorias en el sector de la innovación, apostaremos a la formación de jóvenes. Por otro lado, Paseo de la Reforma se orienta como el gran corredor financiero con sus grandes edificios, otra zona con vocación de investigación biomédica, otra con investigación y desarrollo turístico. En éste último rubro, la Ciudad de México tendrá que evolucionar y pasar de ser una ciudad no solamente de turismo ocasional o de tránsito, sino de turismo consolidado.

 

─ ¿Qué relación tendrá con Carlos Slim? Lo pregunto porque muchos observadores decían que él es el “dueño” del Centro Histórico. ¿Habrá más participación del ingeniero? ¿Habrá espacio para otros empresarios?

Las convocatorias deben ser abiertas. En los proyectos se inscribirán todos los que quieran hacerlo. Sin duda, el grupo o los inversionistas que están cercanos al ingeniero Slim han sido un factor muy importante para toda esta transformación que se ha dado y algunos proyectos específicos de la ciudad. Pero ahora se hacen ejercicios importantes en donde convocas y no hay sólo un empresario. Hay grandes proyectos y ya veremos quiénes quieren apoyar a la ciudad.

 

─ ¿Cuál es el gran proyecto?

Las ZODES son las que abarcan de manera muy importante los proyectos. ZODES en la zona oriente, en el sur y en el poniente. Veremos desarrollos donde generaremos una ciudad compacta.

 

─ Se habla de grandes proyectos con China…

Con China hemos tenido algunas pláticas. (Los chinos) están interesados en invertir en esta parte de las ZODES. Les interesa mucho la parte turística. Concretamente, los inversionistas chinos nos hablaron de desarrollar un hotel temático de la cultura china. El interés está planteado.

 

─ ¿Hay otros inversionistas extranjeros?

Tenemos de varios países. Para algunos proyectos nos han visitado empresas de Estados Unidos, Japón; algunas empresas alemanas y holandesas. Ahora mismo tenemos inversiones que se están consolidando de empresas suecas. Sí, queremos captar más, pero sabemos que no es una vuelta a la ciudad industrial.

 

─ Por lo visto se asoma el proyecto, fallido, de la ‘ciudad digital’, emprendido en su momento por Marcelo Ebrard…

Para aspirar a este concepto necesitas fibra óptica; además, que las áreas de gobierno tengan páginas de Internet, que haya intercomunicación entre éstas, simplificación administrativa y seguridad jurídica. Vamos hacia el e-government y a todo lo que apunte hacia esa ciudad digital. Uno de los compromisos que hicimos en campaña fue que buscaríamos que hubiera acceso universal a Internet, espacios públicos con banda ancha.

 

─ ¿Contempla un monto mínimo para captar inversiones?

Quisiera estar en los primeros lugares. Sabemos que nos ha dejado atrás Nuevo León, por razones obvias, por la frontera, pero sí queremos tener mucha mayor captación. Algo que me interesa mejorar es el índice de desarrollo humano. Si mejoramos en ello tendremos una mejor economía.

 

─ ¿Cuál es su gran obra de infraestructura? ¿Una extensión más del Metro? ¿Una autopista?

La gran obra de la ciudad será que toda esté en muy buenas condiciones. Nos va a llevar un gran tramo de inversión que la ciudad esté bien pavimentada, que tenga las banquetas bien trabajadas. Quiero cambiarle la imagen a la Ciudad de México. Dejar una ciudad bonita.

 

─ ¿Qué le hace falta a la ciudad?

Voy a trabajar en la recuperación del espacio público.

 

─ El gobierno federal ha anunciado la conexión entre grandes ciudades. ¿Trabajarán de la mano? ¿Veremos, por ejemplo, un gran proyecto ferroviario? 

El anuncio del Presidente del tren Toluca-México nos involucra de manera inmediata. Estoy seguro que tendremos varias reuniones para tratar de encontrar lo más conveniente en esa materia. Pero, de entrada, vamos a tener proyectos metropolitanos de agua, seguridad y transporte.

 

─ ¿Se privatizará el cobro del agua?

No necesariamente, no estamos hablando de privatizar el cobro del agua. Todos los esquemas se van analizar. De lo que estamos hablando es de una participación metropolitana donde si no cuentas con la Federación y con el esfuerzo metropolitano, difícilmente resolveremos el problema del agua.

 

─ Va por la conversión de la ciudad a estado…

Es parte de la reforma política y no es una conversión tal cual como estado. Tendría que reconocerse que es una ciudad capital y, cuando esto ocurra, tendríamos la sede de los poderes y una forma de recaudación de impuestos diferente. Tendría que haber los derechos y obligaciones de una ciudad capital.

 

─ Pero para la remoción de la ciudad requiere captar más recursos. Así, cambiar el estatus de la ciudad le permitiría obtenerlos; sería un tanque de oxígeno para sus fines…

Sí, actualmente la ciudad tiene participaciones federales, más o menos estamos en 40%, a diferencia de otros estados que tienen casi 80 ó 90%. Pero si se definiera como ciudad capital podríamos participar en la discusión constitucional, promover iniciativas constitucionales, tendríamos perfectamente definido el tema del endeudamiento y cómo operarlo. Se cambiaría la forma de participación política en las demarcaciones territoriales. Seguramente dejarían de ser delegaciones y pasarían a tener un representante de ese territorio en una especie de cabildo, en la designación del procurador y en la del secretario de seguridad pública.

 

─ En muchas ciudades de América Latina existen los ‘bancos de la ciudad’, y son muy importantes. ¿Un proyecto así está entre sus planes? ¿Un banco de la Ciudad de México?

Sí lo hemos pensando, pero para tener un banco acá se requiere de un permiso de la SHCP. No es sencillo. Quizá lo que debamos hacer es como una especie de reestructura de los fondos que hoy maneja la ciudad, una reingeniería financiera de esos fondos para optimizarlos; que básicamente apoyen a las Pymes, la innovación y a los emprendedores.

 

─ Existe la impresión entre los ciudadanos de que muchos contratos de construcción se otorgan por la filiación de amistad que pudiera existir entre las autoridades capitalinas y los empresarios. ¿Cómo se puede corregir esto?

Voy por los esquemas de licitación. Hace un tiempo, en la Procuraduría de Justicia implementamos algo que era la licitación transparente, en la que cualquiera pueda entrar en el momento mismo de la presentación de las bases. Nosotros vamos por un esquema de licitaciones. Actualmente, en las obras que hay no sólo participa una empresa, sino varias y son grupos de varios empresarios.

 

─ ¿Qué incentivos habrá para invertir en la ciudad?

La ciudad tendrá que fortalecer sus esquemas de seguridad. Yo, en concreto, me voy a ocupar de supervisar todo este manejo de las áreas de seguridad puras, como las áreas de reacción y de prevención. La ciudad tiene un gran plus: los sistemas de videovigilancia. Vamos por más.