Energía verde distribuida, el negocio del futuro

Fabricación de celdas solares. Foto: Reuters.

¿Sabías que América Móvil utiliza este modelo de energía sustentable para alimentar sus antenas de telefonía celular en áreas remotas del continente? Entérate de cómo funciona y cuál es su beneficio.

 

Por Mateo Chaskel*

 

La industria de la energía renovable distribuida** (DRE, por sus siglas en inglés) ha experimentado cambios significativos en los últimos cinco años, ya que la industria pasó de ser una industria casera a una de ingresos mundiales de 100,000 millones de dólares (mdd) y sigue aumentando. El mercado ha vuelto a poner pies en la tierra después de sus máximos de 2005 y 2009, cuando las apuestas de los inversionistas en las empresas y fabricantes de tecnología se destruyeron cuando la oferta superó a la demanda. A medida que esta última continuó creciendo, han surgido los modelos de negocio rentables, los líderes claros y las oportunidades. Las OPIs exitosas han contrarrestado un entorno mediocre de inversión de tecnología limpia, demostrando que el éxito es posible para las empresas con una fórmula ganadora.

SolarCity es un ejemplo estelar, tomaron una pieza bastante simple de tecnología, paneles solares para techos, y se convirtieron en el instalador de energía solar líder en Estados Unidos al revolucionar los instrumentos financieros que permiten a los clientes recibir un sistema sin un pago por adelantado, a un menor costo que su tarifa eléctrica actual y sin tener que pasar por todo el papeleo necesario para obtener beneficios económicos de los incentivos del gobierno.

El financiamiento proporcionado por SolarCity es mucho más que un acelerador del crecimiento de sus ingresos, es el núcleo de su modelo de negocio en sí. Al centrarse sólo en los estados que ofrecen incentivos gubernamentales adecuados, un mercado relativamente pequeño en comparación con el potencial global de la tecnología limpia, SolarCity ha visto un repunte en sus ventas y sus acciones. Las acciones de SolarCity han subido más de un 200% desde su salida a bolsa a finales de 2012. Ahondando un poco en sus reportes anuales, SolarCity superó los 1,000 mdd en sistemas de energía solar desplegados el año pasado.

En el extremo opuesto del espectro, vemos a las empresas con una sólida formación tecnológica que no lograron descubrir un modelo de negocio adecuado. Por ejemplo, Southwest Windpower, un fabricante de aerogeneradores distribuidos apoyado por GE, alguna vez presentado como el próximo gran paso en energía renovable. Mientras que su tecnología era insuperable, su enfoque en el suministro de aerogeneradores, en lugar de resolver los problemas de sus clientes, ha llevado a un crecimiento decepcionante.

Otro ejemplo es el fabricante solar SunTech, que incumplió recientemente sus obligaciones de deuda. La gerencia de Suntech se centró exclusivamente en su producto, presionando para reducir los costos y metiendo a la compañía en una batalla con los competidores que finalmente erosionó sus márgenes de utilidad. En todo el mundo de las energías renovables, varios fabricantes han cometido el error de sentarse a esperar a los clientes, una decisión fatal en una época de mercados sobresaturados.

Empresas como UGE, con sede en Nueva York, fusionan la tecnología con un modelo de negocio centrado en el cliente. Para alcanzar la economía de escala, UGE se enfoca en las oportunidades específicas del mercado mediante la búsqueda de retos tecnológicos y altas barreras de entrada. Un ejemplo concreto son las torres de telecomunicaciones en los países en desarrollo, donde los usuarios tienen la mayor necesidad de energía más barata y más segura.

Con frecuencia escuchamos sobre la tasa de penetración de telefonía móvil en los mercados emergentes, pero lo que no se oye hablar es el enorme reto que supone alimentar las torres que alimentan los teléfonos en los países donde la red no es confiable y, en muchos lugares, ni siquiera está disponible. En muchos casos, estas torres son accionadas por diesel a un costo muy alto. UGE ha tomado una posición de liderazgo en la alimentación de las torres con su tecnología, a través del uso de turbinas de viento fuera de la red y el almacenamiento de energía solar. Sus clientes incluyen a América Móvil de Carlos Slim, mientras que la mayoría de estos sitios se encuentran en países en vías de desarrollo, la compañía también trabaja con Verizon algunos de los sitios remotos de EU.

La tecnología de UGE va más allá de la instalación de fuentes de energía remotas para telecomunicaciones. La misma plataforma de tecnología híbrida que ofrece un ahorro de costos para las empresas de telecomunicaciones también está siendo utilizada por multinacionales como Hilton y BMW para reducir costos y ser más sustentables. Del mismo modo, con las firmas financieras como TD y Citibank compitiendo por el título de los bancos “más verdes”, se ha abierto el uso de turbinas eólicas y sistemas de almacenamiento de energía solar para proteger las sucursales bancarias contra los cortes de energía, con el beneficio adicional de ayudar a sus esfuerzos de sustentabilidad. UGE ha logrado, haciendo coincidir su tecnología con su modelo de negocio, diseñar productos como la estación de recarga para autos eléctricos Sanya Skypump, en conjunto con GE.

En general, las DRE ya no pueden ser vistas como una pequeña industria. Contar con mayores opciones energéticas es seguro para crear una tendencia que modificará la manera como las empresas operan. Con la energía descentralizada, las empresas pueden elegir de dónde proviene su energía, y con la incorporación de almacenamiento in situ, esas mismas empresas pueden elegir el momento de sacar esa energía. Ciertamente, algunas empresas de energía, tales como Total y NRG Energy, han aprovechado la oportunidad de expandir sus negocios y han invertido en la o las empresas que operan en el espacio adquirido. Aunque el polvo ha comenzado a asentarse y los ganadores del boom de tecnología limpia que sobrevivieron a la última década se están haciendo visibles, los efectos del aumento del uso de las energías renovables a escala distribuida jugarán un papel más importante en los años venideros.

* Vicepresidente de operaciones de Urban Green Energy (UGE).

**Ésta consiste en la generación de energía eléctrica a través de muchas pequeñas fuentes de energía, en vez de una sola centralizada.