La tecnología móvil como herramienta de apoyo al emprendimiento

Foto: Reuters.

La habilidad de organización del emprendedor depende, en gran medida, de sus recursos tecnológicos, los cuales, en la actualidad nos permiten organizar las actividades sin necesidad de estar amarrados a un escritorio.

 

Una de las características más importantes que debe desarrollar el Emprendedor es la organización.

A diferencia de un empleado común y corriente, el emprendedor no tiene horario fijo, ni cuenta con las herramientas e infraestructura que se dan por sentado en una oficina (teléfonos, computadoras, copiadoras…). Esto implica que el emprendedor tiene que arreglárselas para funcionar y producir con recursos de infraestructura propios y, muchas veces, escasos.

La habilidad de organización del emprendedor depende, en gran medida, de sus recursos tecnológicos. Se dice que el grado de competitividad de una persona es directamente proporcional a su capacidad de manejar su vida a distancia, y nunca más cierto que en el caso de los emprendedores.

La tecnología actual permite organizar las actividades emprendedoras sin necesidad de estar amarrado a un escritorio (algo que siempre ha sido muy atractivo para los emprendedores).

Un teléfono inteligente es un medio de comunicación efectiva en el que se reciben  correos electrónicos, se organiza la agenda, se guardan documentos, lo que lo convierte efectivamente en una oficina móvil, mientras que las tabletas y netbooks permiten conectividad y manejo de información prácticamente desde cualquier lugar.

En nuestro país, el uso de estos dispositivos se está incrementando. Según cifras oficiales, en el 2012 había 14.7 millones de usuarios de teléfonos inteligentes, y su penetración crece anualmente (para el 2015 se espera una penetración del 70%). Por lo que explotar el uso del teléfono inteligente para organizar la vida laboral del emprendedor es una atractiva opción de conectividad.

Adicionalmente, es imprescindible mencionar los desarrollos y aplicaciones para emprendedores que encontramos disponibles para diferentes sistemas operativos. Aplicaciones para validar ideas de negocio, generar e iterar modelos de negocio, crear prototipos y aplicaciones de productividad son herramientas prácticamente indispensables en el emprendedor del siglo XXI.

Si aún no lo ha hecho, lo invito a que dedique una tarde a pensar cómo puede sacarle mayor provecho a los dispositivos móviles con los que cuenta respondiendo a dos preguntas básicas: ¿Cómo me pueden hacer más productivo?  (nivel personal), y  ¿cómo puedo crear más valor a través de ellos? (nivel de negocio).

 

Contacto:

E-mail: [email protected]

Twitter: @CIEFTECCCM

Angélica Rodríguez González

    Cuenta con el grado de maestría. Es Profesora de Negocios Internacionales y Coordinadora del Departamento de Incubación, Aceleración y Emprendimiento Familiar del Tec de Monterrey Ciudad de México.