Lagarde delinea el futuro de Chipre

Foto: Reuters

A cambio de la reducción del riesgo bancario y la consolidación fiscal, Chipre recibirá apoyo de la Troika.

A través de su directora gerente, Christine Lagarde, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció esta mañana que Chipre estará recibiendo un apoyo de 10 mil millones de euros de la Troika (FMI, Comisión Europea y Banco Central Europeo) para cubrir sus necesidades de fondeo, incluyendo el servicio de la deuda, mientras implementa políticas que rehabiliten su economía y le devuelvan el acceso al financiamiento de los mercados de capital.

A cambio, las autoridades de la isla se comprometen, en primer lugar, a seguir restaurando el sistema bancario a través de la recapitalización e introducir reformas en materia de supervisión y regulación bancaria.

En segundo lugar y además de la consolidación fiscal ya planeada de alrededor del 5% del PIB, Chipre se compromete a recaudar otro 2% elevando el impuesto a las utilidades corporativas (de 10 a 12.5%) y el impuesto a los intereses (de 15 a 30%), entre otras medidas; finalmente, otro 4.5% del PIB se ingresará en el mediano plazo para lograr un superávit primario de 4% del PIB en 2018.

“Las autoridades chipriotas han propuesto un ambicioso programa de reformas que abarcará varios años para abordar los retos económicos que enfrentan. Las principales metas son estabilizar el sistema financiero, lograr la sustentabilidad fiscal y brindar apoyo a la recuperación económica para preservar el bienestar de la población”, declaró Lagarde en el comunicado.

“Implementaremos (el memorando de entendimiento) por completo, sin menoscabo. Cumpliremos con todos los plazos y todos los objetivos”, aseguró el nuevo ministro de finanzas de Chipre, Harris Georgiades.

El ajuste de las finanzas públicas incluirá el diseño de una estructura presupuestal de mediano plazo, y de legislación en materia de responsabilidad fiscal. Además, se estarán privatizando algunas empresas estatales para aumentar la eficiencia de la economía y reducir la deuda pública.

Según el acuerdo técnico anunciado este martes, el plan de rescate contempla además medidas para proteger a grupos vulnerables.

“El sistema de asistencia social será revisado para eficientar los costos administrativos, minimizar empalmes y duplicidades en programas existentes, y mejorar la precisión del flujo de recursos para asegurar que estos lleguen a quienes los necesitan”.

Se prevé que el acuerdo sea discutido por la junta directiva del FMI a principios de mayo para su aprobación.

Con información de Reuters