Lecciones de reingeniería del heredero de Gates

Foto: Fernando Luna

Chris Capossela tiene a su cargo la reinvención de Microsoft. El jefe de mercadotecnia de  la empresa que masificó las computadoras será el autor del nuevo rostro de la marca.

 

Por Hiroshi Takahashi

 

El nuevo rostro de Microsoft se construye en la mente de Chris Capossela, cuya principal carta de presentación es que le escribía los discursos a Bill Gates. Inició como asistente en Microsoft, pero ahora podría ser el segundo al mando en un imperio cuyo resurgimiento aún pende de un hilo.

Al hablar de su relación con el genio de la computación, lo primero que Campossela recuerda es que en Harvard, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Computación,  uno de sus compañeros llegó emocionado a platicarle que había estado trabajando durante el verano en Microsoft.

“No podía dejar de hablar de la compañía. Decía que Bill Gates era increíble, que era la empresa en la que tenía que trabajar. No tenía ni la más remota idea de quién era él. Entonces, aprendí por los chicos de la clase de cómputo acerca de Bill”, explica el nerd detrás de la reinvención de Microsoft.

Chris Capossela no sabía nada acerca de Microsoft en 1990. Hoy depende de él la salvación o el histórico fracaso de la empresa en la que comenzó a trabajar hace 21 años como asistente.

Antes, sonaba el nombre de Steve Sinofsky como el sucesor de Steve Ballmer en la dirección general de Microsoft. Pero el encargado del relanzamiento de Windows, veterano de 23 años en el corporativo, dejó la compañía dos semanas después de presentar el supuesto producto estrella que lo catapultaría.

Ahora es el turno de Capossela. Los ingenieros ya hicieron su mejor esfuerzo al crear un nuevo sistema operativo, Windows 8, que representa el cambio más radical de la empresa desde 1995.

Capossela es el Director en Jefe de Mercadotecnia de Microsoft Corporation y es el encargado de generar en las masas la necesidad de renovar el software en empresas y hogares. Algunos de sus empleados afirman que el 6 de abril de 2011 fue creada una vicepresidencia para él.

–¿Cómo te hiciste tan cercano de Bill Gates?

–Creo que he tenido mucha suerte en los trabajos que he tenido en Microsoft. Después de que enviamos Office 97, me llegó un e-mail de alguien de adentro de la compañía, quien sabía que Bill estaba buscando un nuevo asistente de discursos. Le envié un correo a Bill y fue lo suficientemente amable para ponerme en la lista de entrevistas para el trabajo. Así es como suceden muchas cosas en Microsoft, es una compañía orgánica, no es como un banco o una empresa de consultoría, que tienen los caminos jerárquicos muy marcados.

Un nuevo rostro, la clave: Autenticidad

Para reconfigurar el rostro de Microsoft utiliza todas sus experiencias en la compañía. Principalmente su cercanía con la persona que más admira en el mundo y su sucesor al frente del emporio herido.

“Una de las cosas que amo de Bill Gates y Steve Ballmer es que los dos son increíblemente auténticos. No existe algo así como una persona pública de Steve Ballmer y su persona privada. Es el mismo ser humano. Necesitamos ser auténticos sobre quiénes somos como empresa.”

Según Chris Capossela, los consumidores mexicanos pueden esperar en los próximos meses novedosas tecnologías que están desarrollando con sus socios, así como servicios de nube ligados al entretenimiento.

Confía en que el ecosistema que están creando es robusto pues a diferencia de Apple, dice, toman en cuenta a decenas de empresas que históricamente han sido sus aliadas de negocios, como Dell, Sony, HP y muchas más.

“Lo que creo que ha cambiado es la forma en que hablamos de nuestros productos, no la forma en que hacemos nuestros productos, sino cómo hablamos con el mundo. Es por eso que nos observas reimaginando la marca, reimaginando los logos de nuestros productos, incluyendo Microsoft, el logo de Windows como una ventana, en lugar de una bandera, el de Office…”

Y vienen muchos cambios más para renovar su imagen, como la anunciada desaparición de Hotmail y la del Messenger, que cede su lugar a los renovados servicios de una de sus más costosas adquisiciones, Skype.

Recuperar el trono

Foto: Fernando LunaDurante años se describía a Microsoft como la empresa de tecnología más importante del mundo por su valor de mercado. Un día Apple la rebasó, y luego Google le arrebató el segundo lugar.

–¿Qué tan importante es conocer a tu enemigo?

–Tenemos un principio en Microsoft: “Mantén un romance con las verdades de tu producto”, pero otro de los principios es “conoce y respeta a tu competencia”. Debe haber un balance, debes conocer y respetar a tu competencia. Tu conocimiento de la competencia debe ser informado, pero no debe convertirse en una obsesión, de otra forma, no harás un trabajo interesante por ti mismo.

–¿Cuál es el escenario de sus aplicaciones?

–Creo que para crear un fantástico ecosistema de aplicaciones necesitas, antes que nada, una enorme demanda de los consumidores. Nosotros tenemos la base de consumidores más grande en el mundo. IDC estima que se venderán 400 millones de computadoras con Windows en un año, eso no incluye los 1,000 millones de usuarios de Windows que ya tenemos. En poco tiempo tendremos una plataforma inmensa, atractiva para que los desarrolladores vendan sus aplicaciones.

¿El próximo CEO?

Sobre la posibilidad de sustituir a Steve Ballmer, el heredero no proclamado de Gates afirma que Microsoft tiene ahora al mejor líder.

“Tenemos al mejor CEO del mundo en este momento. Éste es de verdad el momento más emocionante de Microsoft. He estado en la compañía 21 años y la gente me pregunta cómo fue cuando lanzamos Windows 95. Mi respuesta es siempre la misma: ni de cerca tan emocionante como lo que estoy viviendo ahora. Éste es el mejor momento que hemos tenido.”

–¿No extrañas el carisma de Bill Gates?

–Creo que Kevin Turner (jefe de Operaciones), Steve Ballmer (director general), Don Mattrick (responsable del negocio del entretenimiento), Qi Lu (al frente de los servicios en línea), esta gente tiene un carisma increíble, a su manera. Son únicos. No habrá nunca otro Bill Gates, eso está bien, pero tenemos a un increíble equipo liderando a la compañía en este momento. Bill sigue alrededor de nosotros.

¿A quién admiras más en el mundo?

–Oh, a Bill Gates, seguro. Él tipo creó una industria que impulsó el crecimiento económico de Estados Unidos y del mundo entero.  Creó más trabajos con la creación de Microsoft que ningún otro líder de negocios en el mundo, y ahora se encamina a ser el más grande filántropo y el más importante que el mundo haya visto. Nadie será capaz de igualarlo con esa combinación de creación de empleos, innovación, la creación de una industria entera, y ahora mismo tratando de hallar una cura en contra de la malaria, la polio, el SIDA, y lo que nombres… No hay nadie como él.

–¿Qué piensas cuando escuchas el nombre de Steve Jobs?

–No lo conocí. Sólo sabía de él por sus discursos y entrevistas, eso no me da ninguna plataforma para hacer un juicio sobre él o decir algo positivo o negativo sobre él. Creo que Apple es una compañía maravillosa, claramente le debe gran parte de su éxito a Steve, pero no tuve el honor de conocerlo.