Lo que Yahoo! debería aprender de un hacker

Nick Daloisio. (Foto: Reuters)

¿Hasta dónde Yahoo! fue ingenua al comprar una app que carece de un código genético claro (Summly) y contratar a un joven (Nick D’Aloisio) que no ha podido demostrar sus conocimientos en la materia?

 

Algo que ha caracterizado en recientes años a la industria desarrolladora de tecnología es la juventud de sus talentos o sus directivos. Lo que hace varios años representaba algo imposible, en este milenio es una realidad: que personas por debajo de los 30 años de edad ocupen puestos directivos de alto nivel.

Por lo mismo, las generaciones se han ido recorriendo y no sorprende ver casos como el del joven George Hotz, de 24 años, que pasó a la historia por ser uno de los hackers más jóvenes y astutos del mundo. Hotz tiene el mérito de haber hackeado el iPhone y el PlayStation 3, además de crear varias herramientas para que usuarios en general “tronaran” sus dispositivos.

La historia de Hotz termina con un giro inesperado: la empresa Facebook, del también joven Mark Zuckerberg, lo contrató para el desarrollo de aplicaciones de la red social para iPad. Pero la historia de George Hotz (que se hacía llamar GeoHot) está documentada y es un personaje un tanto público del cual es posible conocer parte de lo que ha hecho y dicho.

Hace pocas semanas, los medios especializados en tecnología y finanzas se llenaron de asombro al informar que un adolescente había hecho un gran negocio con Yahoo! La transacción consistió en que la puntocom adquirió la aplicación Summly, desarrollada por Nick D’Aloisio, de 17 años de edad.

Nick D’Aloisio se habría embolsado 30 millones de dólares con su invento, un agregador de noticias para iPhone, premiado, según la página web summly.com, como “lo mejor de la App Store del 2012”. De paso, Yahoo! no sólo compró la app, sino que contrató por 18 meses al joven.

Hoy hemos pasado del asombro y la sorpresa a la decepción. Según el seguimiento que hicieron varios medios estadounidenses al caso de Summly–Yahoo!, hay algunas pistas que apuntarían a que el famoso chico multimillonario, su aplicación y el revuelo mediático causado, es parte de una estrategia de marketing de Yahoo!

Es decir: Nick dijo que era un cerebrito informático con aires de empresario multimillonario. Se escudó en nombres de empresas y desarrolladoras del Valle del Silicón. Presentó al mundo su app. El mundo se maravilló. Los especialistas le hicieron preguntas de cómo funcionaba su juguetito. Y Nick erró una y otra vez porque nunca pudo explicar los detalles de la aplicación que lo hiciera famoso ¡y millonario!

¿Algo más? Claro que hay. El sitio Business Insider plantea varias preguntas o interrogantes de por qué desconfiar del joven  D’Aloisio.

Entre las dudas que deja ver el medio están las relativas a los pocos usuarios que realmente llegó a tener Summly y la corta edad de un joven que estudia en Londres, y lo poco o nada que en la práctica podría “enseñar” a los desarrolladores de Yahoo!

La historia toma tintes de conspiración internacional al saber que entre las involucradas está Somo, una empresa especializada en marketing móvil del Reino Unido. En la página web de la empresa (www.somoglobal.com) aparece Summly en su cartera de clientes, y explica cómo ayudaron a la app: “Somo proporcionó el desarrollo de la plataforma iOS, ayudándoles a crear una aplicación elegante e intuitiva para iPhone”.

Lo que es cierto es que Yahoo! se metió en nuestras mentes en los últimos días, cosa que desde hace varios meses no sucedía, en un mundo informativo que se canibalizan Apple y Samsung. Pero también queda la duda de hasta dónde Yahoo! fue ingenua al comprar una app que carece de un código genético claro y contratar a un joven que no ha podido demostrar sus conocimientos en la materia.

Y en este punto el hacker GeoHot lleva la ventaja: sus trabajos, sus aplicaciones y sus conocimientos están a la vista de todos. Tal vez esa sea una gran lección para Yahoo!.

 

Contacto:

Twitter: @miguelcolunga1

Email: [email protected]