Los ambiciosos planes de Facebook para 2016

Mark Zuckerberg se ha planteado la conectividad global como una de las prioridades de la plataforma en 2016. (Foto: Reuters)

Realidad virtual, satélites, inteligencia artificial… Los planes de Facebook implican cambios en la forma de comunicarnos y una serie de medidas de inclusión digital de segmentos de la población históricamente marginados.

 

Facebook es la red social más importante del planeta. Si no queda claro, sólo veamos algunos de sus números:

A nivel global tienen más de 1,500 millones de usuarios conectados mensualmente, de los cuales más de 1,000 millones regresan al menos una vez al día. Ello implica que más de 65% del total de usuarios se conecta a diario. Y de ellos, más de 90% entran a través de sus dispositivos móviles. Como dato adicional, casi 1,000 millones de usuarios utilizan el sistema operativo Android a fin de entrar a la plataforma.

Para México, los datos indican que hay 59 millones de usuarios conectados cada mes, de los cuales 54 millones se conectan diariamente y 35 millones lo hacen a través de su dispositivo móvil.

Pero Facebook es ambicioso: quiere conectar a todo el mundo a internet. Apenas el 6 de enero, Mark Zuckerberg anunciaba desde su cuenta oficial un plan sobre la construcción de un dron gigante llamado Aquila, que puede conectar a la web a poblaciones donde la conectividad no está disponible o la gente no puede pagar por ella.

Aquila tiene el tamaño de un Boeing 737, pero pesa menos que un automóvil promedio.

Y eso no es todo. La plataforma está construyendo un satélite que permitirá conectar a internet a África Subsahariana, a través de paneles solares y tecnología láser.

Esto suena muy bien. El problema es que la tecnología que se necesita para transmitir tal cantidad de datos aún no existe.

La NASA y Facebook desarrollan el satélite y planean lanzarlo a finales de año. Uno de los primeros lugares de prueba será un campo de refugiados en Kenia.

Zuckerberg se ha planteado la conectividad global como una de las prioridades de la plataforma en 2016. Tan así es que ahora se le ve en reuniones en la ONU y otros organismos internacionales tratando de convencer de su proyecto. No han sido pocos los que dudan del alcance, e incluso de sus intenciones.

Todo esto se encuentra en el sitio internet.org, donde se explica la manera en que páginas y plataformas pueden encontrar los lineamientos para unirse al programa.

“Además, tenemos grandes expectativas en la inteligencia artificial. Creemos que es una de las partes más importantes para hacer accesible nuestra plataforma para todo mundo. Por ejemplo, queremos que las computadoras puedan ver, entender y realizar una descripción inteligente de lo que ven en pantalla, para que quienes padecen ceguera puedan recibir una descripción. La parte del reconocimiento de rostros es la más tangible de la tecnología con que contamos, pero va a evolucionar”, comenta a Forbes México Gabriela Loyola, sales manager en Facebook.

La realidad aumentada y virtual es otra de las grandes apuestas de la red social. Con la adquisición de Oculus Vr en 2014, Facebook se colocó como uno de los principales desarrolladores de esta tecnología.

“Creemos que ésa es la siguiente etapa de la comunicación en el mundo y que cambiará en definitiva la manera en que nos conectamos y nos comunicamos en la web. Hasta el momento no hay ninguna experiencia mejor que la de Oculus”, afirma Loyola.

–Y para los usuarios y anunciantes de la marca ¿cuáles fueron los cambios principales?

–La posibilidad de tener dispositivos móviles y pantallas al alcance de nuestras manos hace que más gente esté al pendiente de éstas. Por ello complementamos las estrategias que tienen nuestros anunciantes, para tener una capacidad de comunicación mucho más completa y ad hoc a las necesidades de comunicación hoy en día. Nosotros tenemos la capacidad de llegar a un público de manera masiva, pero también con una segmentación muy exacta. Es lo que llamamos marketing a escala personalizable.

La parte clave para usuarios y anunciantes es la creatividad, dice Loyola. “Debemos estar reinventando la manera en que podemos utilizar nuestro canvas creativo, que es de por sí muy rico, donde cabe no sólo la imagen fija y el texto, sino que podemos utilizar videos de 360 grados, gifs, entre otros elementos.

“Ello representa una oportunidad bastante buena del cómo la creatividad tendría que ser la base de una buena comunicación y de buenos resultados.

“Pensando en esto, podemos ver capas creativas muy grandes dentro de Facebook a las que tenemos que adaptarnos para ser relevantes para los usuarios a los que queremos llegar.”

Los cambios y planes que presenta Facebook para 2016 suenan ambiciosos, sobre todo en un entorno global amenazado por la recesión económica. De lograrse, serían de los más importantes para la comunicación digital en los últimos años, ya que no sólo implican cambios en la plataforma y en la forma de comunicarnos, sino una serie de medidas de inclusión digital que repercutirán de forma positiva en segmentos de la población históricamente marginados.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @sincreatividad

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.